Moda Letizia

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...
Y NO NECESITARÁS UN PRÍNCIPE

ADPV

Amazon te vende....




Wednesday, September 22, 2010

Preparando la huelga tras la vuelta al cole


Los sindicatos me vuelven loca. ¿Quién les manda convocar una huelga el mes de la vuelta al cole? Toxo y Méndez vienen todos los días a Palacio. Quieren que el día 29 salga con una pancarta desde La Zarzuela hasta Génova 13.

-Ya hice un trozo de Camino de Santiago y no ando más, señores. Miren las ampollas de mis pies.
-Usted es de izquierdas, Alteza -me recuerda Toxo-. Necesitamos una princesa republicana para movilizar a las masas trabajadoras hacia la sede del PP.

Casi me convence. Empiezo a verme como la Libertad guiando al Pueblo y me gusto. Mi Felipín me saca de mis ensoñaciones.

-¿Mis Herederas están preparadas par air al colegio, Leta?
-Preparadísimas. Sofía lleva el uniforme viejo de Leonor y Leonor va con un uniforme que le compramos en eBay. Una ganga. Lo vendía una señora que cerraba una tienda de uniformes por jubilación anticipada.

Mi Felipín puso sus gritos en el cielo de La Zarzuela. Quería lo mejor para sus Herederas.

-No tenemos dinero, Felipe. Su Majestad ha gastado una pasta en el internado inglés de Froilán.
-Pues me pondré a trabajar para que a mis hijas no les falten unos buenos uniformes.

El sindicalista Toxo lo felicitó por ser un trabajador más.

-Aquí tiene el carné de CCOO, Alteza.
-No, gracias, prefiero el carné de identidad.
-Como quiera, Alteza. Yo les dejo unos cuantos carnés para que los repartan por ahí.

Los carnés eran preciosos. Le di uno a Isabel Sartorius.

-Toma, comadre -le dije-. Lo necesitas para ganar más dinero en Antena 3.

Lo aceptó encantada. Isabel es muy maja. Tiene que trabajar de tertuliana para pagar el colegio de su hija Mencía.

-Si no trabajara, mi niña tendría que ir a un colegio público lleno de inmigrantes -suspira-. No tendría futuro.
-¿Qué futuro tiene tu niña por ir a un colegio privado? -le pregunto.
-Tiene amigos de familias ricas y en España, si no tienes amigos, no eres nadie.

A mi doncella no le gusta Isabel Sartorius.

-Le va a quitar a su Príncipe, mi Princesa. Lo dice el tarot.
-Tonterías, Maripuri. Isabel es muy buena chica.

Doña Sofía opina lo mismo que Maripuri.

-Sigue enamorada de mi hijo.

Don Juan Carlos tiene otras preocupaciones. Por ejemplo, mi enemistad con sus hijas.

-Recuerda que son Infantas de España, nuera.
-Yo sólo recuerdo que soy la Princesa de Asturias y estoy muy liada con la vuelta a Los Rosales de mis hijas, Majestad.

La niñera Rafaela me recuerda que el 29 de septiembre no hay clases.

-En Los Rosales van todos los profesores a la huelga, ciudadana Leti.
-Pensé que eran de derechas.
-Son trabajadores.

Maripuri dijo que ella también iría a la huelga.

-Quiero jubilarme antes de los 67 años, mi Princesa.
-Podemos jubilarte ahora mismo con un despido.
-¡Ni hablar! Yo no vivo del aire, tengo que trabajar.

Mis Infantitas me preguntan si van a trabajar en Los Rosales.

-¿Estudiar y trabajar es lo mismo, mami?
-Parecido, Leonor, cariño.

Mi Leonor pone cara de trabajadora, agarra a Sofía y se van con su niñera Rafaela para el colegio.

Thursday, September 02, 2010

Resaca de una boda griega





La boda griega me decepcionó. Pensé que las novias millonarias se casaban con más lujos. Pues no. En Grecia las millonarias se casan en bodas sencillas. Yo iba disfrazada de sacerdotisa de la antigua Grecia. Un vestido precioso el mío. Seguí los consejos de mi doncella Maripuri y no me arrepiento.

-Gaste en su vestido, mi Princesa; no vaya con harapos. Que nadie pueda decir que España está en quiebra.

Así lo hice. Felipe Varela quedó con una sonrisa de oreja a oreja. Siempre me dice que soy su mejor clienta.

-Las otras clientas me vuelven loco con los regateos.
-¿Te regatean?
-Sí, Alteza. Su cuñada Elena siempre pide rebaja.

Marché escandalizada. Elena casa día más nerviosa me pone. En la boda vino a nuestra habitación a hacer las paces.

-Tenemos que dejarnos fotografiar juntas. Aquí te traigo a Cristina. ¿Está Felipe por ahí?

La eché de la habitación. A mí nadie me quita una foto con los rulos puestos. Mi Felipín ni se inmutó. él no se mete en discusiones de cuñadas. Doña Sofía, en cambio, siempre intenta hacer de mediadora.

-Piensa en España, Letizia, y haz las paces con las Infantas.
-¿Piensan sus hijas en España, señora?
-Nunca pensaron en otra cosa. Míralas. Elena se vistió de rebajas para la boda de Nicolás y Cristina va con un trapito de nada. Están representando a un país con casi cinco millones de parados.

¿A quién representaba yo? ¿A los ricos? Supuse que sí. La novia se me tiró al cuello.

-¡Ya soy princesa! -exclamó.
-Felicidades.
-Me siento como si fuera la Reina de Grecia.
-Suerte la tuya, hija. Tu suegra creo que se siente como la Reina Destronada de Grecia que es y tu cuñada Chantal sólo se siente madre de familia numerosa.

La griega dijo que no me entendía y marchó. Pobre mujer. ¡Tan rica y se alegraba de ser princesa de un país sin reino! Por lo menos yo principeo en un Reino de verdad.

Victoria de Suecia no soltaba a su marido. Me acerqué a ellos y les pregunté si iban a ir a la cárcel.

-No tenemos ninguna visita oficial prevista a los centros penitenciarios de nuestro país.
-Leí en los periódicos que estabais acusados de corrupción por ese viaje de novios financiado por un millonario.

Mi Felipín me arrastró hasta la otra esquina del salón de baile.

-¡Leta! ¿Has olvidado el protocolo?
-Nunca lo aprendí.
-¡Ay Leta, que nos hundes!
-Tranquilo, Felipe. Ya no hablo más. Que vengan los fotógrafos para inmortalizar mi amistad con tus hermanas.

Toda la prensa recogió la noticia. Las mujeres de La Zarzuela habíamos hecho las paces. Peñafiel fue el único periodista que no tragó la noticia. No me importa. Yo he cumplido mi deber.

Regresé de Grecia hecha polvo. Nada más entrar por la puerta, le grité a la cocinera Ángela que me prepara una tortilla con muchas patatas y con muchos huevos.

-Creo que estoy desnutrida.
-Come muy poco, mi Princesa -me riño Maripuri.
-En Grecia casi no nos dieron de comer. Las raciones en el banquete eran más pequeñas que las de El Bulli. Te morías de hambre.

Maripuri, la cocinera Ángela y mis Infantitas quedaron espantadas al verme devorar una tortilla entera.

-Debe ser cierto que Grecia es un país en quiebra -murmuró mi doncella.
-Muy cierto, Maripuri. No quiero pensar qué comerán los pobres allí si los ricos comen tan mal.

Mi doncella dijo que se alegraba por no haberme acompañado. En España hay mejores bodas y mejores banquetes, por ejemplo el de Julio Iglesias y Miranda. Dicen que comieron cigalas mezcladas con caviar.




Tarot gratis

AMAZON











My Blog List