Moda Letizia

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...
Y NO NECESITARÁS UN PRÍNCIPE

ADPV

Amazon te vende....




Monday, May 23, 2011

Resaca de elecciones

 

 Todavía estamos a esta hora de la mañana con resaca de elecciones municipales y autonómicas. En mi Palacio esta noche no se durmió. Zapatero llamaba continuamente a Su Majestad por el teléfono rojo, el de las emergencias, diciendo que no se iba hasta marzo del 2012. ¿Y a nosotros qué nos importaba? Don Juan Carlos seguirá siendo el Rey y mi Felipín su Heredero.


Yo estaba más preocupada por la suerte de mi doncella. Maripuri estuvo estos días acampando en Sol con los del Movimiento 15 M. ¿No iba a volver? Está muy bien que proteste contra los abusos de los banqueros, pero hay que trabajar para cobrar un sueldo, sobre todo si este sueldo suyo sale de los Presupuestos Generales del Estado.


Llamé a Esperanza Aguirre a ver si sabía por dónde andaba mi doncella.


-No lo sé, Alteza, pero si necesita servicio le envío mis criadas.
-No, gracias -le respondí- Aquí somos democráticos y no tenemos criadas.
-¿Quiere un concejal? Tenemos muchos.


Colgué. No hay manera de mantener una conversación razonable con un triunfador en unas elecciones en las que se hunde el PSOE.


En la televisión sacaban una y otra vez a Rajoy con los brazos en alto. Parecía que bailaba una sardana con Gallardón, Esperanza y otros políticos que no conocía. ¡Lo que es la felicidad! En la calle servían churros gratis. Ni una caña. Eso me lo contó Maripuri cuando decidió regresar de tanta fiesta que se dio esta última semana por los madriles.


-Le traigo unos churros, mi Princesa. Todavía están frescos
-No quiero, Maripuri.
-Coma, mi Princesa, que el PP no nos dará otra comida. Dicen que van a recortar gastos en todos los sitios que han ganado.


Mi Leonor cogio un par de churros.


-Están buenos, mami -me dijo-. ¿Por qué no comes?


Su hermana Sofía tampoco los quiso. No come otra cosa que no sean gusanitos de marca blanca.


En fin..., la vida sigue. Su Majestad va a recibir esta mañana a Zapatero. Quiere darle consejos sobre como ganarse la vida como ex presidente del Gobierno de España. A Felipe Gónzalez le aconsejó en su día dedicarse a la artesanía y le fue muy bien. Durante los primeros años de su nueva vida se ganó los garbanzos vendiendo pendientes a un millón de pesetas.


-José Luis puede escribir sus memorias -dice don Juan Carlos-. Seguro que tiene algo que contar.
-No lo imagino de escritor.
-¿Por qué no, nuera? En España cualquiera escribe un libro. Julián Contreras, el hijo pequeño de Carmina Ordoñez lleva media docena de libros publicados.


¡Suerte la de algunos! Yo todavía no publiqué ningún libro. Ni siquiera planté un árbol en este gran jardín que tengo delante de mí. Menos mal que hice dos hijas Infantas de España. De lo contrario, mi vida hubiera sido un desperdicio sin interés para mi Pueblo. ¿Dónde está Maripuri? Parece que se ha ido otra vez para la concentración de la Puerta del Sol. Mi doncella es muy de izquierdas en un país que se nos ha vuelto de derechas a causa del paro y de los recortes de Zapatero.



Monday, May 02, 2011

La boda

  
  Estoy indignada. ¿Cómo se atreven a decir que iba mal vestida en la boda del nuevo siglo? Gasté una pasta en dos Felipes Varelas. El de la noche me permitió lucir mi talla 36. Fliparon todos los invitados. El Felipe Varela que llevé a la iglesia era perfecto para asistir a una boda inglesa. Hasta le gustó a mi doncella Maripuri.
 
-Me recuerda a Carla Bruni, mi Princesa. Va usted muy correcta. Sonría mucho.
 
 Eso hice. Mi Felipín sonrió menos porque las bodas lo ponen nervioso.
 
 -¿Y si llueve, Leta? -me decía-. No trajimos paraguas.
 -Esta boda no será como la nuestra, Felipe. En Londres nunca llovió en las bodas reales.
 
 Mi doncella quitaba fotos. Tuve que dejarla entre el público porque en la abadía no habían reservado bancos para el servicio doméstico.
 
 -Las criadas fuera -dijo la Reina de Inglaterra.
 
 Había confundido a la mujer del Primer Ministro con una señora de la limpieza al no verle el sombrero.
 
 Lo mejor fueron los besos. No se podían comparar con el besazo de Iker a Sara Carbonero, pero no estuvieron mal.
 
 -¿Nos besamos, Felipe? -le pregunté a mi Felipín.
 -Ya lo hicimos, Leta. ¿No recuerdas nuestros besos castos en el balcón del Palacio Real?
 -Me dejaste con ganas.
 
 Y así quedé. Mi Felipín es muy tímido a la hora de besar en público. Catalina ha tenido más suerte que yo. El hijo de Diana no es tan tímido como mi Príncipe.
 
 Camila también andaba por allí. Mi doncella se atrevió a abrazarla.
 
 -Es como la madrastra de Cenicienta, mi Princesa. ¡Malísima!
 
 Yo sólo le dije hello. Creo que me entendió porque me contestó hola.
 
 Acabamos en fin de semana en el Vaticano. Empezaban a santificar a Juan Pablo II. ¡Lo que me aburrí! Fuimos con una delegación de diputados muy católicos. No se puede comparar una beatificación con una boda. Prefiero ser Princesa a ser santa. Que tome nota Benedicto XVI por si si se le ocurre beatificarme. Será en contra de mi voluntad.
 
-----------------
 
 

Tarot gratis

AMAZON











My Blog List