Moda Letizia

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...
Y NO NECESITARÁS UN PRÍNCIPE

ADPV

Amazon te vende....




Thursday, January 30, 2014

Mi Príncipe cumple 46 años

Hoy es el cumpleaños de mi Felipín. Cumple 46. Casi nada. Le suma 4 abriles y se pone en las cinco décadas. Pero no hay que ponerse filosóficos sino comer tarta y abrir los regalos. En eso estamos. Mi Felipín no acaba de abrir tanto paquete. Le ha enviado hasta un regalo el Presidente de Estados Unidos.
 
-Más caramelos, Leta -se lamenta mi Felipín-. Me los manda Obama.
-Voy a escribir un tarjetón dándole las gracias, cariño.
-En EEUU hay más crisis que en nuestra España, Leta. Unos caramelos no se le regalan a nadie.
-No seas desagradecido, amor.
 
Mi Felipín busca joyas, gemelos de oro y piedras preciosas, tablets y no encuentra nada de nada costoso. Noto que se deprime. Yo, en cambio, me levanto el ánimo comiendo tarta. Está deliciosa. La preparó mi doncella Maripuri con una crema de queso manchego que está más dulce que los caramelos de Obama.
 
Llega doña Sofía con más tarta. Dice que la compró de oferta en el supermercado Eroski.
 
-Hay que tirarla, Majestad. No huele a fresca.
-Tú no sabes lo que dices nuera. La proaron mis perros y no han muerto.
-Yo no la como.
-Eres muy fina, nuera. En este país hasta el ministro de Agricultura come yogures caducados. Estamos en crisis.
 
Doña Sofía se la ofrece a mis Infantas. Mis niñas no aceptan los trozos de tarta. Respiro aliviada. Sólo me faltaba que se me pusieran mis Infantitas mal del estómago el día que su padre cumple 46 años.
 
El Rey no viene a la fiesta. Lo llamamos y dice que no está para cumpleaños. Está cabreado porque los aviones se nos estropean.
 
-Esto no pasaba con Franco.
-¡Majestad!
-Franco tenía buenos aviones, nuera. Así ganó la guerra.
 
Miro a mi Felipín escandalizada. Mi Felipín me dice que calle. Empiezo a pensar que tiene razón cuando dice que su padre chochea. Lo malo es que no acaba de chochear y mi marido con 46 añazos sigue siendo sólo Príncipe de Asturias.  

Thursday, January 23, 2014

Felipe esquía con sus amigos

 Nunca me gustó esquiar. Me parece un deporte absurdo y ni por amor me tiro yo por las laderas de las montañas. Por eso mi Felipín esquía con sus amigos. Que nadie piense que no fui a esquiar porque estoy enfadada con mi marido. Nunca estuve más enamorada.
 
 Aproveché para hacer compras. Me encanta ir de compras porque una se olvida de los problemas familiares quemando la tarjeta de crédito en las tiendas de Madrid, tan faltas de clientes últimamente.
 
 No compré muchas cosas. Sólo unos cuantos pantalones y unas blusas de esas que no se arrugan. Mi doncella Maripuri está cansada de planchar. El día menos pensado se niega a plancharme las blusas y tengo que ir con la ropa arrugada como cuando vivía en mi piso de soltera.
 
 -Dígale a su cuñada Cristina que no mande ropa para planchar, mi Princesa. Yo sólo plancho la ropa de la familia Borbón-Ortiz.
 -Cristina no debe tener servicio en Suiza.
 -Pues que lo haga ella. Es más fácil limpiar una casa y planchar la ropa que ir a declarar delante de ese juez de Palma que quiere meterla en la cárcel.
 
 Tiemblo con sólo imaginar a mi cuñada haciendo el paseillo de los culpables delante de medios de comunicación de todo el mundo mundial. La marca España se nos va a hundir el 8 de febrero por mucho que Rajoy diga que Cristina va a salir más inocente que una niña recién parida.
 
 Mi Felipín regresa de esquiar acatarrado. Me aparto. Él también se aparta de mí porque teme que le riña pro haber ido a esquiar con sus amigos.
 
 -¿Cuánto gastaste? -le pregunto.
 -No lo sé, Leta.
 -¿Pagaste el hotel?
 -Lo pagaba la Casa Real.
 
 Respiro aliviada. Nosotros somos honrados. Ni nos paga los gastos el tal Bárcenas del PP ni nos los pagan las empresas de mi cuñado Urdangarín.
 
----------------------
http://quesosmanchegos.blogspot.com/

Friday, January 17, 2014

Iñaki Urdangarín cumple 46 años

 No fuimos al cumpleaños de Iñaki porque no estaría nada bien que nos vieran por Ginebra. Además creo que no hacían mucha fiesta. Mi cuñada me agradeció con una postal de acuse de recibo unos quesos manchegos que le mandé para la ocasión. Por lo menos, pensé, tendrían un buen queso para entrantes. La idea de mandarles el queso fue de mi doncella Maripuri.
 
 -Debe regalarle a su cuñado Iñaki algo de comer, mi princesa. Hay unos quesos manchegos buenísimos que serían de lo mejorcito para una merienda de cumpleaños en un piso de Suiza.
 -¿No sería mejor regalarle unos bombones, Maripuri?
 -¡Ni hablar! Nada de bombones ni caramelos. Son malos para la salud. Usted tiene que regalar un producto de calidad para que los vecinos de la Infanta Cristina empiecen a conocer lo mejorcito de la marca España.
 
 No creo que mi cuñada Cristina haya invitado a sus vecinos suizos a la fiesta de cumpleaños de su marido. Cristina siempre fue discreta. Habrá invitado a alguien de la realeza, algún jeque árabe de esos que hace buenos regalos. También invitó a Corinna, pero la amiga de Su Majestad no fue a la fiesta, según me contó doña Sofía.
 
 -Menos mal que no me encontré con la otra, nuera. No habría podido soportarlo. Esa mujer se está introduciendo en la Familia Real sin mi permiso.
 -Pues yo creo que debería introducirse más. Su Majestad debería enviarla a los actos públicos donde nos abuchean.
 -No sabes lo que dices nuera. ¿Qué tal van tus cosas con Felipe? Oí rumores de una nueva crisis.
 -Seguimos enamorados, Majestad, pero practicamos el amor libre. Algo así como lo que hacen ustedes.
 
 Doña Sofía sonríe. Ella sabe mucho de amor libre o, mejor dicho, de amor independiente. Un día te casas, crees que vivirás siempre en luna de miel y acabas en luna llena de discusiones. Sigues enamorada, pero no puedes tener cerca al hombre amado. Mi cuñada Cristina, en cambio, no ha llegado todavía al amor libre. Es una fiel esposa, atada al marido que la va a llevar a la cárcel. No creo que en las prisiones españolas sirvan tablas de quesos manchegos.

Monday, January 13, 2014

Cristina se defiende

 Mi cuñada ha decidido pasar de abogados y defenderse ella solita ante el juez. Quiere declarar lo antes posible para dejarle claro a la Justicia que ella siempre ha sido honrada. ¿Qué culpa tiene si Iñaki hacía mal su trabajo en sus empresas?
 
 -Alguna culpa tendrás, cuñada -le dijo-. Debiste haber mirado las declaraciones de la renta de tu marido al menos. Yo siempre miro las de mi Felipín porque a los hombres hay que vigilarlos para que no nos metan en líos con Hacienda.
 -Mis líos son con ese juez de Palma que está acabando con la Monarquía.
 -Pensé que no eras monárquica.
 -¿Tengo que recordarte que soy la segunda hija del Rey de España?
 
 Aprovecho para recordarle mis orígenes humildes. Me gusta presumir de familia modesta. Mis cuñadas se ponen de los nervios cuando les paso por las narices todos mis antepasados trabajadores.
 
 -No discutamos. Están a punto de llegar los catedraticos en abogacía de la Universidad Complutense y tengo que estar tranquila para poder asimilar sus consejos.
 -Le diré a mi doncella Maripuri que te prepare una tila, cuñada. ¿O prefieres un valium?
 
 Cristina acepta la tila y la medicina. Me da pena. Nunca la visto tan alterada. No es para menos porque por primera vez en la Historia una Infanta de España puede acabar en la cárcel con Bárcenas y otros chorizos de la política nacional.
 
 Mi doncella Maripuri no hace estos días otra cosa que preparar tilas para toda la familia. Hasta mis Infantitas tuvieron que tomar hoy unas tilas en el desayuno porque estaban histéricas.
 
 -Los niños del cole me dicen que tengo una tía ladrona, mami -me decía Leonor.
 -Pues no es cierto, hija. Tu tía Cristina sólo es presuntamente inocente.
 
 Mi infanta Sofía calla y escucha. Pasa mucho tiempo dibujando con doña Sofía. Al despacho de Su Majestad no se acercan ni ella ni su hermana porque de allí sólo salen gritos. Don Juan Carlos tiene mucho dolor por lo de las piernas. Encima este tema de su hija Cristina lo está haciendo sufrir un montón.

Tuesday, January 07, 2014

El Rey pensando en abdicar y Cristina imputada

Voy a ser Reina pronto. Su Majestad empieza a pensar en dejarnos la corona porque su salud no está para tanto trabajo. Merece una jubilación a sus 76 años recién cumplidos. Hasta doña Sofía está convencida de que pronto será la Reina madre de España.
 
-Os toca a vosotros -le dijo a mi Felipín-. Yo me iré para Londres y Juanito quedará por aquí con los nietos. Es muy español.
-Tú también, mamá.
-Yo soy más ciudadana del mundo, hijo. En Londres estaré mucho mejor. Los euros españoles dan para muchas más compras en la capital británica que en este Madrid que nunca me ha gustado.
 
 Espero que doña Sofía no acabe como mi cuñada Cristina. La pobre ahora está imputada de verdad en el proceso judicial que sabe Dios a dónde llevará a Iñaki. Dice el juez que Cristina hacía facturas falsas y blanqueaba el dinero negro que ganaba su marido. Un desastre.
 
 Hoy me llamó Cristina llorando. Quería hablar con su hermano. Le dije que mi Felipín no podía hablar con ella.
 
 -Compréndelo, cuñada. Tu hermano es el futuro Rey de España. No puede hablar con delincuentes.
 -¡Soy su hermana!
 -Eres una imputada.
 
 Cristina seguía llorando cuando le colgué el teléfono. Problema suyo. Yo no puedo hacer nada para evitarles la cárcel a ella y a su Iñaki. En España la ley es igual para todos. Ya hicimos bastante pagando un abogado que no pudo evitar la imputación de Cristina.
 
 Mi doncella Maripuri me dijo que había sido muy dura con mi cuñada. Maripuri no entiende que estoy defendiendo mi próximo trabajo de Reina.
 
-----------------
http://quesosmanchegos.blogspot.com/ 
 
 

Tarot gratis

AMAZON











My Blog List