Moda Letizia

ADPV

JUEGA AQUÍ CON VENTURA 24




El gordo 728x90.gif



Monday, March 02, 2015

Recibiendo a los colombianos

 Lo de trabajar los domingos no va conmigo, pero tuve que levantarme de la cama para recibir a los colombianos. El Presidente de Colombia llegó con su esposa para una visita de Estado a nuestro Reino de España. Mi Felipe VI estaba de los nervios. Se toma muy en serio su papel de Rey. Yo soy una Reina más de andar por casa. Por eso me puse mi vestido más sencillo: un vestido que parece un conjunto de falda y blusa, pero es una pieza entera.

 -¿A dónde va así vestida? -me gritó Maripuri.
 -A trabajar como una esclava -le contesté.
 -No parece la Reina de España.
 -Pues lo soy.

 Juan Manuel y Clemencia son muy simpáticos. Nos trajeron unos cuantos regalos sin importancia, entre ellos unos bombones que me encantaron. Los bombones que hacen en Colombia están tan ricos como los que promociona Isabel Preysler. Acabé con la caja mientras le enseñaba a Clemencia las habitaciones del Palacio de El Pardo. A Clemencia le gustó mucho mi vestido.

 -¿Quién te hizo la blusa? -me preguntó.
 -Es un trapo de un diseñador gallego que no me da un duro por hacerle promoción. Pero no es una blusa: es vestido completo con la parte de abajo.
 -No lo parece.
 -El abrigo es de Felipe Varela -le confesé.
 -Un diseñador muy caro. Yo no me puedo permitir tanto gasto en ropa. En Colombia hay crisis.
 -En España también. Estamos en eterna crisis económica, pero Hacienda sigue pagando mis vestidos. No tengo queja.

 Hoy tenemos cena de gala en el Palacio Real. Tengo a mi doncella Maripuri limpiando los candelabros. Quiero impresionar a nuestros invitados colombianos. Maripuri quería poner platos de Ikea por si se rompen. Le dije que ni hablar.

 -Saca los platos más caros, los vasos de cristal de Bohemia y esos tenedores de plata que fueron de los Reyes Católicos.
 -¿Y si algún invitado los roba, mi Reina?
 -En el Palacio Real no hay robos, Maripuri. Todos nuestros invitados son ricos de verdad.
 -Creo que viene Pablo Iglesias.
 -Pues yo creo que no. Ni siquiera va a venir el Pequeño Nicolás.


 

Thursday, February 26, 2015

Este domingo llega el Presidente de Colombia

 Este domingo toca trabajar. No me gusta nada trabajar los fines de semana porque son días que necesito para hacer vida familiar y ocuparme de mi dulce hogar. Hubiera preferido seguir renovando mis cortinas, pero hay que currar. El Presidente de Colombia llega con su esposa para una visita oficial. Por eso tendré que olvidarme de las cortinas que compré a precio de ganga y ocuparme de los vestidos largos. Tengo que ir guapa a las fiestas que le daremos  a nuestros huéspedes.

 Mi doncella Maripuri dice que no debo llevar el vestido de cuero color burdeos. Le parece horrible.
 -Sólo me costó 800 euros, Maripuri, y es de Hugo Boss.
 -Un vestido de cuero alemán.
 -El cuero creo que no es de Alemania, Maripuri.
 -Hugo Boss es alemán. Debería usted comprar ropa de diseñadores españoles, mi Reina. 

 Mi doncella Mariprui tiene razón. Llamo a Felipe Varela y le encargo media docena de vestidos ajustados a mi cuerpo. Me dice que me los cobrará baratos. Menos mal. No ando sobrada de dinero estos días. Entre las cortinas que he comprado, los quesos para los aperitivos, las flores que me envían a domicilio y unos libros que me cobraron a precio de millonaria estoy contando la calderilla para llegar a final de mes.  No me extraña que la tarotista diga que soy una derrochona. Mi Felipe VI opina lo mismo.

 -No gastes tanto, Leta -me dice cuando ve las nuevas cortinas colgadas en las ventanas de su despacho.
 -Las otras cortinas tenían rotos, Felipe.
 -Los pantalones vaqueros también tienen rotos.

 Intento explicarle que los vaqueros rotos son moda, pero las cortinas rotas son miseria. No lo entiende. Mi Felipe VI sólo piensa en ahorrar y ganar dinero con su duro trabajo.

 Yo estoy contenta con mis cortinas nuevas. El Presidente de Colombia y su esposa van a flipar cuandolas vean. No se van a creer que una cortina enorme de color ciruela sólo me haya costado 19,95 euros.

Monday, February 23, 2015

¿Me opero los brazos?

 Estoy barajando la posibilidad de operarme los brazos. Estoy cansada de que todos digan que soy anoréxica al ver mis brazos tan delgados. Creo que con un poco más de músculo estarían más bonitos. Mi doncella Maripuri dice que estoy loca. Cree que se me ha subido el cava a la cabeza.

 -Desde que brindó el otro día con el cava Freixanet no es usted la misma, mi Reina. Deje estar sus brazos como están. 
 -Los quiero más gorditos. ¿Sabes que estoy comiendo un montón de queso a ver si se me van las calorías para los brazos? Lo vende una amiga mía y yo le echo una mano.

 Soy una Reina compleja. No sólo me preocupo por mi belleza sino también por la economía de mi país. Le echo una mano a los vendedores de quesos. Una de mis amigas me ha liado para que le venda unos quesos en mi blog. Son estupendos y me los están quitando de las manos. El último pedido de cien quesos grandotes fue para Argentina. En Buenos Aires se deben estar poniendo de queso español hasta las cejas.

 -¿Para qué viene el médico, Letizia? -me pregunta mi Felipe VI.
 -Viene para ver mis brazos, Felipe. Los voy a inflar.
 -Me asustas, Leta.
 -¿Has comido el queso que te puse de aperitivo, amor? Ya sabes que estoy vendiendo queso dentro del Palacio y fuera del Palacio.
 -Lo comió el Presidente Rajoy.
 -¿Se lo cobraste?
  -Le dejó una propina a las niñas.

 El Presidente Rajoy es muy de la aldea. Ve una niña y tanto le da que sea la Princesa de Asturias o una Infanta de España o la hija del barrendero. Él abre la cartera y le da unos euros para chuches.

 Vuelvo a pensar en mis brazos. Me los veo muy delgados. Les voy a poner un poco de silicona o sí o también. Estoy tan convencencida de mi nueva operación de estética como de que venderé todos los quesos que me proponga para ayudar a los vendedores de quesos del país.

Friday, February 13, 2015

Brindamos por Cataluña disfrazados de burbujas Freixanet

 Este carnaval me he disfrazado de Burbuja Freixanet en la mismísima Cataluña. Dejé a cuadros a mis súbditos. Todos me gritaban guapa cuando me vieron salir del coche oficial. Una señora me preguntó a gritos si venía a brindar por el año nuevo. Un poco tarde para brindar por el año 2015. Yo venía a brindar por nuestra Cataluña, tierra de emprendedores y de empresarios con éxito.

 Me vestí de roo por indicación de mi doncella Maripuri. Me dijo que debía destacar entre tanto traje gris de caballero y le hice caso.

 -Usted de rojo, mi Reina, que es el color que mejor le queda. Todos la mirarán.
 -Pues iré de rojo. Te prometo que no pondré ni abrigo para que se me vea bien el vestido.

 Así lo hice. Menos mal que hacía buen día porque, de lo contrario, me hubiera pescado la gripe. Todos me admiraban. Me sentí más Reina de España que nunca.

 Mi Felipe VI también estaba feliz. Cogió unas copas llenas de cava y brindamos como dos enamorados tras más de diez años de matrimonio. Todos aplaudían al ver nuestra felicidad.

 -Estos quieren seguir siendo españoles, Leta -me susurró al oído mi Felipe VI.
 -Falta hace, Felipe. En España los necesitamos. Los catalanes son muy listos en los negocios. 

 Hoy soy portada en muchos medios de comunicación. Me dedican páginas y páginas. Doña Sofía no se vestía tan bien como servidora cuando ejercía de Reina reinante. Lo que no le gustó nada a mi doncella Maripuri fue el bolso de mano rosa que llevé. Dice que el rosa no pega con el rojo. Tiene razón, pero una no deja de ser una ama de casa por mucha Reina de España que sea y no tengo tiempo para pensar en tanto estilismo perfecto. Le eché la mano al primer bolso que encontré en mi armario de bolsos y salió el bolso rosa. Una no puede ser perfecta.

Wednesday, February 11, 2015

Hemos rebajado nuestros sueldos

 Aprovechando que estamos con las segundas rebajas en todos los comercios, a mi Felipe VI se le ocurrió rebajar nuestros sueldos. Yo prefería cobrar más, pero mi santo esposo dijo que teníamos que dar ejemplo.

 -Nosotros no somos como Juan Carlos Monedero, Leta.
 -¿Quieres decir que no cobramos de Venezuela?
 -Sólo cobramos de la Hacienda española y declaramos todos nuestros ingresos.

 Un gran consuelo. Con tanta rebaja tuve que pagar mi último tratamiento de botox a plazos. El pasado martes pagué el primer plazo. A final de año pagaré el último plazo. Espero no tener que hacer otro alisamiento a pinchazos antes del año que viene. Mi sueldo rebajado no daría para tanto.

 Tampoco me da el sueldo para muchos trapos. Estoy recurriendo al fondo de armario. Mi doncella Maripuri dice que me visto con ropa triste.

 -Tengo que ahorrar, Maripuri. Estamos poniendo ordenadores nuevos por todo el Palacio. Por eso nos hemos rebajado los sueldos de Reyes de España.
 -Puede comprar algo de ropa en los chinos. Tienen unos pantalones que causan sensación, mi Reina. ¿Quiere que le compre un conjunto de pantalón con chaqueta de invierno y una blusa blanca que es igualita a las de Carolina Herrera?
 -Mejor no me compres nada, Maripuri.

 Si le hago caso a mi doncella, daría mucho que hablar. Todos me criticarían por ir con ropa falsa. Prefiero sacar del fondo de armario conjuntos que he puesto hace algunos años y que no tienen nada de polilla. Huelen un poco a naftalina, pero no importa. Así ahorro en colonias. Los perfumes también están muy caros.

Monday, February 09, 2015

¿Tendremos un Presidente de Podemos?

 Las encuestas siguen siendo favorables a los chicos de Podemos. Yo no le hago mucho caso porque lo que importan son las urnas. No sé si muchos de los que dicen que votarán a Pablo Iglesias le darán sus papeletas. La gente miente mucho. Mi doncella es pesimista. Dice que volverá a ganar las generales Rajoy.

 -Habrá que seguir sufriendo, mi Reina. Ese hombre tiene la suerte de los ganadores. Los de Podemos perderán votos por el tema de Juan Carlos Monedero. Ese amigo de Carmen Lomana los hundirá en la nada.
 -¿El que no hizo bien la declaración de la Renta?
 -El mismo. Fue el que comió el roscón de Reyes en la casa de Carmen Lomana. Desde el día del roscón nada volvió a ser lo mismo. La gente empezó a saber que ellos también son casta. 

 Anoto en mi moleskine que no debo comer roscón en la casa de Carmen Lomana. Da mala serte. Últimamente me estoy obsesionando con la mala suerte. He dejado de vestir prendas de Zara porque noto que me tuercen el día. En cambio, cuando me pongo un Felipe Varela triunfo. Me siento de verdad la Reina de España.

 También tengo mucha ropa de Mango. Estoy pensando en hacer un mercadillo solidario. Mi Felipe VI dijo que nada de mercadillos.

 -No quiero corruptos en la Casa Real, Leta.
 -Vender mi ropa usada no es corrupción.
 -Lo que no quieras dáselo a las monjitas. Es lo que hace mi madre.
 -Doña Sofía le da su ropa usada a Cristina. Tu hermana no anda sobrada de euros.

 Mi Felipe VI no quiere saber nada de su hermana. Vuelve a leer sus periódicos del día. Lo dejo con la prensa escrita y voy a ver qué hacen mis hijas. Leonor está aprendiendo de memoria El Quijote y Sofía juega con una Barby negra.

 -No parecéis mis hijas -les dijo-. Yo a vuestras edades me interesaba por los compañeros de clase, no por los estudios ni por las muñecas negras.
 -El Quijote es la novela más importante de la literatura española. Me lo dijo la abuela Sofía, mami -me dice Leonor.
 -No creo que te dijera doña Sofía que memorizaras ese tocho aburrido.
 -Quiero impresionar a los ministros.

 Leonor se está preparando para ser Reina. Cruzo los dedos. No sé si este país tendrá Monarquía cuando ella me jubile. Los de Podemos pueden hacer como los de Grecia y no permitir que ninguna mujer esté en la Jefatura del Estado. En Grecia no hay ninguna mujer ministra.

Thursday, January 29, 2015

Soy una Reina feliz

 Me encanta promocionar la marca España. Estos días anduve por Fitur vendiendo hoteles. Estoy convencida de que los hoteles españoles son los mejores del mundo. Tenemos tres estrellas mejores que los cinco estrellas que hay en Alemania. La señora Merkel debería admirarnos.

 Ver tantos folletos de hoteles me ha dado unas ideas fantásticas para nuestras vacaciones privadas. Creo que en carnaval iremos con las niñas a una pensión de Castellón de la Plana que tiene habitaciones con muchas camas. En una habitación cabemos los cuatro y así ahorraremos un montón de dinero. Los escotas también podrían dormir juntos en una de esas habitaciones de literas que vi en las fotos.

 Hay que echarle imaginación a la vida para salir de la crisis económica. Es lo que dice mi doncella.

 -Debemos ser felices, mi Reina, aunque no lo seamos. Yo me pongo guapa y salgo a la calle como si fuera la marquesa de la Felicidad Andante. 
 -Haré lo mismo, Maripuri -le prometo.

 Así lo hice. Fui a Fitur con una sonrisa tan radiante que todos susurraban si estaría embarazada. En este país nuestro la gente es muy machista. Piensan que una mujer sólo puede ser feliz si se embaraza. No entra en mis planes ese tipo de felicidad y menos cuando el Papa Francisco dice que no hay que tener hijos como conejos. No pretendo ser la Reina Coneja.

 Todos se dieron cuenta de lo feliz que soy. Hasta mi cuñada Cristina. Me llamó desde Suiza echando pestes.

 -Mi vida es un asco -me dijo-. ¿Sabes que tengo vender mi palacio de Barcelona?
 -Una pena, cuñada. Trabaja, ahorra y conseguirás comprar otro.
 -Quería el de Pedralbes.
 -No puedo seguir escuchando tus penas. Me contagias tu tristeza.
 -Eres una egoísta.

 Corté la comunicación. Soy feliz y no puedo escuchar insultos. Tampoco puedo escuchar las noticias. Sólo hay muertes, accidentes de aviones y atentados. Yo seré feliz por encima de todas las cosas. Para ser feliz tengo que olvidarme de las penas y centrarme en las alegrías.

TRABAJA AQUÍ (PAGAMOS BUENAS COMISIONES)

My Blog List

Tarot gratis

ZYNC