Moda Letizia

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...
Y NO NECESITARÁS UN PRÍNCIPE

ADPV

Amazon te vende....




Wednesday, September 28, 2016

Estoy trabajando muy duro por este país



Esta España nuestra debería sentirse orgullosa de mí porque estoy trabajando muy duro por su futuro. Asisto a reuniones, voy a desfiles, inauguro todo lo que me piden y no me quejo. Tengo tanto trabajo que no pude ir a la comilona que se dio mi Felipe VI con sus amigos de promoción. Preferí asistir a un desfile de moda de Alcampo. Me iban a regalar unos pantaloncitos vaqueros para mis Herederas y no era cuestión de despreciarlos. La ropa para niñas menores de 14 años está por las nubes.


 Mi doncella Maripuri no quería que fuera a ver el desfile de moda otoño-invierno de Alcampo. Decía que no era un evento a la altura de la Monarquía de los Borbones.


 -Los tiempos han cambiado, Maripuri -le recordé-. Ahora la Reina de España se acerca al Pueblo y el Pueblo más humilde compra en Alcampo y en otros centros comerciales caracterizados por sus precios bajos.

 -María Antonieta sólo iba a las fiestas de la nobleza.

 -Yo no soy María Antonieta ni falta que hace. Espero tener un destino más feliz. No soportaría que me enterraran con la cabeza separada de mi cuerpo.

 -No diga eso, mi Reina, que me vienen ganas de llorar por toda la familia de Luis XVI de Francia.

 -También puedes llorar por el Zar de Rusia, Maripuri. Tuvo un final idéntico a de los monarcas franceses.


 Acabamos llorando las dos. A mí se me pasa la llorera cuando me acuerdo del precio de los pañuelos de papel. Estos días no están de oferta en el Mercadona. Le dijo a mi doncella Maripuri que hay que llorar poco. No estamos para gastos.


 -Llorar y sonarse poco, mi Reina. Yo ya me estoy limpiando los mocos con el papel higiénico que nos regalaron los del supermercado de El Corte Inglés.


 Mi doncella Maripuri es muy sensata. Si todos los españoles fueran como ella, España sería un país más rico que Alemania. Tendríamos un superávit envidiable por Estados Unidos. ¿Sabéis que se enfadó mucho cuando mi Felipe VI regresó de su cena con los amigos sin traer la comida sobrante en las fuentes?


 -Podríamos comer una semana con esos mariscos sobrantes, mi Reina -se lamentaba Maripuri.

 -¿Quieres que llame al restaurante y les pida al menos el pan que no comieron y pagaron?

 -No lo haga, mi Reina. La comida sobrante se lleva sin decir nada para quedar bien.


 Es lo que hago yo. El otro día metí en el bolso unas hamburguesas que no comieron las niñas en la cafetería de El Corte Inglés. Yo voy mucho por esos grandes almacenes. Dicen en su publicidad que soy "especialistas en ti". En mí deben ser especialistas porque es entrar y sentirme feliz como una pera.


 Me vuelvo al curro. Esta noche tengo una inauguración de una fiesta para la tercera edad. Iba a ir don Juan Carlos, pero no quiso. Creo que tenía una cena romántica. Mi suegra se negó porque no sabe bailar los bailes modernos. Pensé en Froilán, pero lo descarté porque no está muy bien visto por los periodistas. Al final, tendrá que ir esta Reina Servidora. Yo no le hago ascos a ningún trabajo. No os sorprendáis si un día me veis de jardinera o de algo así.


--------------------


http://artigoo.com/felicidad-pasa-putada


artigoo.com
'La Felicidad Es Lo Que Pasa Entre Putada Y Putada es una frase que decimos muchas veces y que La Prima, una joven escritora de Burgos, ha puesto de título a un' /


Wednesday, September 21, 2016

Trabajando en Nueva York



Estoy en Nueva York trabajando como una esclava. Resulta muy cansado madrugar, ducharse, vestirse, desayunar, leer la prensa, hablar con el marido, llamar a mis Herederas, ... Menos mal que me acompaña mi doncella Maripuri. No sé qué sería mi vida sin ella. Maripuri es la encargada de plancharme la ropa. Para este viaje he traído unos modelitos muy caros y no los puedo dejar en manos poco profesionales. 


 Mi Felipe VI no se concentra en América. Piensa en su España y sufre. Yo le digo que no sufra. Todo se arreglara en las terceras elecciones. 


 -Los españoles son muy sensatos, Felipe. Seguro que votan masivamente a Pablo Iglesias el día de Navidad y tendremos el Gobierno que nos merecemos.

 -Eso no, Leta, que nos echan.

 -A mí que me paguen el finiquito, amor. Una vez cobrada la liquidación y asegurado el subsidio de paro puedo vivir hasta en Nueva York como la Reina que soy.

 -Yo quiero seguir siendo el Rey de España.

 -Lo serás, cariño, pero en paro. Un Rey de España en sin trabajo. De hecho, ya lo eres. Hace más de un año que no firmas una ley.


 Mi Felipe VI sigue con la cabeza por las Españas. Yo me centro en mi trabajo en Nueva York. Cambio de vestido, de peinado, le pido a mi doncella un café de vez en cuando. Aquí, en Nueva York, hacen una café malísimo. Por eso tengo que traer a las inauguraciones el café en un termo.


 -¿Más café, mi Reina? -me pregunta mi doncella Maripuri.

 -No, Maripuri. Ahora quiero el móvil. Llama a mi Palacio a ver si las niñas están haciendo sus deberes.

 

 Me pasa la llamada. Leonor ya hizo las divisiones y Sofía está liada con las multiplicaciones.


 -No me sé la tabla del nueve, mami.

 -Pues apréndela, hija. 

 -Me duele la cabeza, mami. Ahora no puedo aprender más números.

 -Vas a ser analfabeta.

 -No, mami. Seré siempre Infanta de España.


 Las niñas me salen respondonas. Vuelvo a mi trabajo en la Gran Manzana. En una reunión se me acerca Carolina Herrera. Me pide que vista sus trapitos.


 -No se vende nada, Majestad. Si usted pone un vestido mío, se incrementarían mis ventas.

 -Yo visto lo que quiera, pero me tienes que dar los trapitos gratis. En España hay mucha crisis económica.


 Carolina Herrera me trae un vestido negro con encajes. Debe ser de su abuela porque huele a antipolilla. Me da igual. Lo visto y me sienta como un guante. Aprovecho para pedirle unos cuantos más. Carolina acepta regalarme todos sus trapos viejos. Es muy generosa;  como todos los capitalistas americanos.



http://artigoo.com/viajar-avion-bebe 

artigoo.com
'Viajar en avión nos pone nerviosos a muchos y más nerviosos y nerviosas nos ponemos si tenemos que viajar en avión con un bebé. ¿Qué hacer en este caso? P' /











Sunday, September 18, 2016

De vuelta al cole



Mis hijas han regresado al cole con libros prestados por un banco de libros de texto del Ayuntamiento de Madrid y con las mochilas del curso pasado. No estamos para derroches. Mi Felipe VI quería comprarles al menos los lápices nuevos. Le dije que ni hablar. Tendrán que aprovechar las ceras que no acabaron de gastar y los rotuladores que todavía pintan. Sólo les compré unos folios en un bazar chino. Estoy sin cash.


 Menos mal que todavía hace calorcito en Madrid. No me había comprado nada de ropa de invierno. Las niñas iban con unos uniformes que nos donaron las crías de los cursos superiores. Yo acabaré también con ropa prestada o regalada como no me suban el salario pronto. Voy muy justa de dinero.


 -Tiene que llamar a una modista para que le haga ropa, mi Reina -me dice mi doncella Maripuri. Puede hacerle unas blusas de manga larga con alguna cortina que tenemos por ahí en los armarios. 

 -Prefiero ir con las camisas baratitas del Cortefiel, Maripuri. Por lo menos están bien cosidas.

 -Las modistas de barrio cosen tan bien como las que cosen para el Cortefiel, mi Reina. Además, aceptan pagos a plazos. 


 Mi doncella no sabe lo que es la escasez económica cuando estás arriba. Cuando eres pobre, puedes ir hasta con los pantalones vaqueros rotos. No quiero ni pensar qué diría Jaime Peñafiel si mi Felipe VI sale de casa con los pantalones del uniforme con rotos. 


 Pero lo está pasando Cristina. Mi cuñada estuvo trabajando todo el verano. Fue con su hijo Pablo a los países más necesitados de Asia. Allí no la conocen y puede trabajar tranquila. Nadie le grita esas cosas que le gritan cuando va por las calles españolas.


 -Yo no quiero que Iñaki vaya a la cárcel -dice mi suegra por enésima vez.

 -Nadie lo quiere, suegra.

 -Mi hijo debería hacer algo.

 -Su hijo tiene que cumplir la ley -le recuerdo.

 -Espero que lo mande a la mejor cárcel del Reino. Sería un consuelo.

 -No creo que lo tenga, suegra. Ya sabe que a Felipe está muy enfadado con el cuñado Urdangarín.


 Nos abrazamos. Yo no le tengo simpatía a los Urdangarines, pero siento pena por doña Sofía. Las dos somos madres. Me volvería loca si una hija mía acaba como Cristina. Dejo de abrazar a mi suegra y corro a la cocina. Tengo que comer el último trozo de la tarta de mi 44 cumpleaños para quitarme tanta pena de encima. El dulce siempre me ha dado mucha alegría. Creo que si un día me meto a emprendedora de algo, pondré una pastelería. La tarta se acaba y yo todavía sigo pensando en ser una emprendedora low cost exitosa.


-------------------

http://artigoo.com/emprendedores-low-cost



artigoo.com
'No hace falta tener mucho dinero para lanzarte a la apasionante aventura del emprendimiento. Hay muchos emprendedores low cost que triunfan con sus negocios má' /


Tuesday, September 13, 2016

Cumplo 44 años en Nueva York



Estoy cumpliendo 44 años en Nueva York, una ciudad fantástica. E día que deje de ser Reina de España me vendré a vivir a la Gran Manzana. Me fascina salir por la calle sin que me reconozcan. El otro día le dije a una señora en un semáforo que soy la Reina de 

España. Me miró con cara de no entender nada. Arranqué de mi moleskine una hoja y le

firmé un autógrafo. La señora guardó el papel en su bolso. En Nueva York la gente es 

muy educada. No tira nada al suelo.


 Mis Herederas querían venir con nosotros. Les dije que lo suyo es trabajar en el colegio. Para trabajar haciendo inauguraciones y cosas así ya estamos su padre y servidora. Leonor se enfadó un poco. Es la única española menor de edad que desea llegar cuanto antes a la edad laboral. su hermana Sofía, en cambio, es feliz siendo niña. Creo que va a desarrollar el síndrome de Peter Pan. 


 En Nueva York encontramos a Hillary Clinton desmallada. Fue horrible. Me acerqué a darle aire con mi abanico. Los escoltas no sabían que hacer.


 -Hay que llamar una ambulancia  del Samur-dijo mi Felipe VI.

 -¡Ni hablar! -protesté-. Los madrileños no pagarán los achaques de la primera mujer candidata a la Presidencia de los Estados Unidos.

 -¿Hay ambulancias en Nueva York?

 -Felipe, por favor. No estamos en el Tercer Mundo.


 Hillary no quiso ninguna ambulancia. Nos dio las gracias por auxiliarla y se fue hacia el piso de su hija. Quería estar en familia. La comprendo. Los achaques en familia se te curan más rápido. Nosotros seguimos paseando. No estamos gastando mucho dinero porque no hay Presupuestos para el próximo año. Mientras estemos sin Gobierno no se puede derrochar. Ya le dije a mi Felipe VI que este año no aceptaré regalos caros por mi cumpleaños. Me conformo con unas bisuterías de Yanbal.

Sunday, September 04, 2016

Me venden como muñeca Barbie



Estoy muy ocupada terminando las vacaciones y acercándome a mi 44 cumpleaños en estos días de vuelta al cole de mis Herederas. Hay muchas cosas que hacer. Por ejemplo, ocuparse de los libros de las niñas y de los regalos que les hacen los libreros. Los de "El Corte Inglés" nos enviaron una Barbie Letizia con su Felipe VI de juguete. Deben pensar que mis Herederas van a jugar con los muñecos con las caras de los Reyes de España. Mis niñas son muy respetuosas con la Monarquía. Colocaron los muñecos en una estantería y les hacen reverencias.


 Supongo que tendrán muñecos de políticos. Pablo Iglesias quedaría muy bien de novio de la Nancy, ahora que la están modernizando tanto que no parece la Nancy que vendían las jugueterías de mi infancia. Todo cambia. El único que no cambia es Rajoy. Marianito sigue con la misma barba y con las mismas costumbres. El otro día vino a ver a mi Felipe VI con el "Marca" debajo del brazo. 


 -Firme aquí -le pidió a mi Rey Felipe VI.

 -¿Cómo voy a firmar un periódico?

 -Perdone usted, Majestad. Pensé que era la nueva Ley electoral. ¿Le dije que vamos a cambiar la Ley para que las terceras elecciones no caigan el día de navidad?

 -Pensé que no tenía apoyos suficientes en el Congreso de los Diputados.

 -Para poner las terceras elecciones el 18 de diciembre me sobran votos. Va a votar a favor hasta Pablo Iglesias.


 Es una gran noticia saber que el día de Navidad no iran a votar nuestros súbditos. Mi doncella Maripuri quería ir a votar con una botella de cava en una mano y una tableta de turrón de chocolate Suchard en la otra. ¿O era turrón de chocolate de marca blanca? No me acuerdo. A Maripuri le gusta mucho el turrón de chocolate con trufas que venden en el Gadis. El año pasado nos trajo una tableta. Estaba rico, pero una Reina de España no puede comer muchos dulces si quiere seguir siendo delgada, como es mi caso.


 En todo caso, en mi Palacio no estamos para muchas fiestas. Doña Sofía anda llorando sin parar porque le dijeron que su Juanito tiene una nueva novia.


 -Es rubia, casada y española.

 -Entonces es usted, suegra.

 -No, nuera. Yo soy griega.


 Le preparo una tila y la dejo llorar. Las penas se van llorando. Lloras un rato y matas la pena. Doña Sofía acabó de llorar a las doce de la noche. Yo ya dormía apoyada en su hombro.


 -Me acuesto, nuera, que mañana tengo que ir a ver a Elena. Casi se mata montando un caballo ahí fuera.


 Yo también me fui a dormir. Mi cuñada Elena no me quitó el sueño. Si cayó del caballo, fue por su culpa. Ya no tiene edad para andar dando saltos con los caballos de carrera. Dicen que cuando pasas de los cincuenta la tensión se te altera si no tomas alguna pastilla y creo que mi cuñada no toma ninguna medicina de esas que hay que tomar por edad anciana.


 Mi Felipe VI estaba mirando los muñecos. No le gusta su muñeco. Le dije que lo aceptara: un Rey de España no debe manifestar su descontento.


 -Estoy indignado, Leta, y no sólo por el novio de la Barbie Letizia sino por mi padre. ¿Sabes que anda con otra?

 -Sí, cariño. No se habla de otra cosa, pero no te preocupes. A esta no le compra joyas sino comida. Nos la podemos permitir.


 No sé si lo dejo tranquilo. Nos acostamos. Mi Felipe VI intenta llamar a su progenitor. No le coge el teléfono. Debe estar cenando con la rubia. Cuando despierto, mi Felipe VI sigue intentando ponerse en contacto con Juan Carlos I. Parece un niño tonto. Su padre ha cenado con la rubia y ahora estarán durmiendo juntos. No creo que hagan otras cosas porque mi suegro está muy mal de salud.


--------------------

http://artigoo.com/afeitar-cara-rapido


artigoo.com
'¿Cómo afeitar la cara rápido? Esta es la pregunta que se hacen muchos hombres por la mañana. La mejor manera de afeitarse rápido es comprando una buena afe' /



Wednesday, August 24, 2016

Mis hijas quieren adoptar un perro

No voy a hablar de las elecciones que Marianito quiere repetir el 25 de diciembre. Creo que el día de Navidad sólo irán a votar él y su señora. Los demás estaremos con la resaca de la cena de Nochebuena. Los ciudadanos de este país no irán a votar borrachos. Estoy segura. 


Como os decía, no quiero hablar de las elecciones del día de Navidad. Lo importante, como dice mi doncella Maripuri, es seguir viviendo. Mi vida sigue con esa idea loca que les ha metido entre ceja y ceja a mis Herederas: adoptar un perro. Estoy de los nervios con la feliz idea. ¿Qué haremos con el perro cuando salgamos a cenar? En el restaurante donde fui a cenar románticamente con mi Felipe VI el otro día no admitían perros?


-No, señora -me dijo el camarero.

-Es un perro pequeño y bonito.

-No nos importa la belleza del perro.

-Es educado.

-Tanto nos da. No aceptamos animales.

-Gracias por la información.


El camarero me hizo una reverencia. Él también era muy educado. Casi no pude probar bocado. Pensaba en el perrito que tienen mis hijas pedido a El Refugio, una protectora de animales que lleva veinte años rescatando a perros y gatos abandonados en las calles de Madrid, y sufría. El perro merecía probar aquellos callos madrileños que mi Felipe VI devoraba. Seguro que en El Refugio no le dan platos de gastronomía local.


-¿En qué piensas,Leta? -me preguntó mi Felipe VI-. ¿En la Patria?

-No,amor. Pienso en el perro que quieren adoptar las niñas. Ya sabes que les hace mucha ilusión.

-Mañana lo traen.

-¿Y quien lo cuidará?

-Tu doncella Maripuri se puede hacer cargo.

-Creo que no,amor. Los médicos le dijeron a Maripuri que no puede cuidar animales.Su padre tuvo que vender todas las vacas, gallinas,ovejas,...

-No sabía que el padre de tu doncella era ganadero.

-Yo tampoco. Me dijo Maripuri que su padre se dedica a la ganadería negra,es decir, a la que no paga impuestos.

-¡Dios! ¡Qué país!


El perro llegó de El Refugio oliendo a colonia de fresa. Flipamos. De momento, no da guerra. Está tan bien educado que no muerde a Marianito Rajoy cuando viene a llorar sobre el hombro derecho de mi Felipe VI. El Presidente en funciones nos trae sus lamentos por no contar con la abstención del PSOE. Pobre. Me da casi tanta pena como las mascotas abandonadas que cuidan en la protectora El Refugio.

Wednesday, August 17, 2016

Mi nueva estatua de cera

He regresado de las Malvinas con las niñas y estoy hasta arriba de trabajo. Hoy mismo vinieron los del Museo de Cera a tomarme las medidas para hacerme otra estatua de cera. Dicen que la que tienen no se parece mucho a mí porque he cambiado. Les di la dirección de mi cirujano plástico para que le hagan los arreglos necesarios y no gasten en hacer la estatua completa. Este país sigue en crisis económica. Hay que ahorrar.


Hablando de ahorrar estoy muy disgustada con los políticos. No ahorran nada. Mariano Rajoy estuvo por su Galicia gastando el asfalto de las carreteras con sus zapatos. Albert Rivera y Pedro Sánchez se nos fueron de sol y playa a unos hoteles mejores que mi Palacio. No saben dar ejemplo a sus votantes. El que menos está gastando estas vacaciones es Pablo Iglesias. Lo fui a ver y me dejó a cuadros con su vida de monje en una casita de aldea que creo que heredó de sus abuelos.


-Yo mismo me hago la comida, lavo la ropa, limpio la casa, cultivo un huerto ecológico, corto la leña...

-Eres el yerno que querría, querido Pablo.

-Nunca me casaría con una Infanta de España: soy republicano.

-También Urdangarín era republicano antes de casarse con Cristina.

-Yo soy honrado.


Es imposible razonar con el líder de Podemos. No me extraña que no consigan sumarlo a ningún Gobierno de esta España nuestra. El del PSOE no lo consiguió y de Rajoy mejor no hablo. Sencillamente no me lo imagino tomando un café con Pablo Iglesias.


Tampoco me imagino a mi Felipe VI con Pablo Iglesias de Presidente del Gobierno. Son incompatibles. La última vez que vino por nuestro Palacio se hablaron en idiomas distintos: Pablo hablaba en castellano y mi santo le contestaba en inglés. Era como oír hablar a mi suegros.


Pero lo importante ahora es mi estatua de cera. Mi doncella Maripuri anda buscando por los armarios un vestido que no me pongo mucho para levárselo a la estatua.


-Les llevaré uno de Zara.

-Ni se te ocurra. Llévales un vestido de Felipe Varela. Quiero que la estatua se vea tan delgada como yo. Ah... 

llévales también algo de maquillaje para tapar las 

arrugas. Creo que le han puesto a la dichosa estatua una patas de gallo horribles.


Mi doncella se va al Museo de cera con un neceser lleno de cremas y demás potingues. Seguro que hace maravillas. Maripuri se maquilla como una puerta desde su minoría de edad.

Sunday, August 07, 2016

Sin vacaciones lejanas con mi Felipe VI

 Es un desastre no tener Gobierno. Si hubiera un Presidente, podríamos ir de vacaciones lejanas como todos los veranos. Así no hay manera. Mi Felipe VI no quiere marchar lejos de Madrid. Dice que en cualquier momento se arreglan los políticos.

 -Rajoy conseguirá apoyos, Leta -insiste.
 -No lo creo, amor. A no ser que compré a media docena de diputados del PSOE para que se abstengan.
 -No hables de corrupción, Leta.
 -Sólo estoy diciendo lo que puede hacer Mariano y seguro que lo hace. Los del PP tienen mucho dinero. Te recuerdo que Bárcenas tenía un montón de millones de euros en Suiza. 

 Mi Felipe VI regresa a su despacho. Habla con sus políticos y sufre. Es muy duro ser Rey de España. En cambio, esta Reina de España no sufre nada. Sólo pienso en divertirme. Creo que le haré caso a mi doncella Maripuri. Es buena idea irnos las dos con las niñas a Las Malvinas aprovechando que no hay guerra por allí. Los ingleses están muy ocupados separándose de la Unión Europea y no bombardearán los alrededores de Argentina.

 -Será sólo una semana, mi Reina. En España no se van a enterar.
 -Eso espero, Maripuri.
 -Meto en el equipaje los flotadores, y unos sprays de esos que alejan los mosquitos. Me dijeron en El Corte Inglés que son ideales para alejar a los tiburones blancos.
 -¿Hay tiburones blancos? -me alarmo.
 -También los hay en el Mediterráneo, pero más pequeños. Yo los prefiero grandes, mi Reina. Me dan menos miedo.

 No sé si cambiar de destino. Al final sigo con los preparativos porque el viaje nos sale casi gratis. Es una oferta de Viajes El Corte Inglés. No me cobran por las niñas y me hacen un dos por uno por cada adulto. Un chollo.

 Mi Felipe VI está de acuerdo. No lo cuento que hay tiburones blancos en las costas de Las Malvinas. Sería capaz de mandar un barco de guerra para defendernos a mí y a las niñas de las fauces de esos peces raros. Tampoco le cuento a doña Sofía a donde vamos. Ella no piensa en los políticos; sólo tiene pensamientos para su hija Cristina y para sus nietos Urdangarines. Pobres niños. Estuvieron en Palma de Mallorca solos. Me dieron pena. Pero no estoy para pensar en penas. Me voy de vacaciones lejanas con mis Herederas y con mi doncella. Creo que seré feliz.

Tuesday, August 02, 2016

No fui al cumpleaños de la tía Pilar

 La gente se echa las manos a la cabeza porque no fui a la fiesta de cumpleaños de la tía Pilar. No me apetecía. Esa tía de mi marido tiene mucho dinero y nosotros debemos ser discretos. Además, temía que la tarta con las velitas hubiera sido comprada con el dinero de los Papeles de Panamá. Mi doncella Maripuri decía que tanto tenía, pero no, para mí no porque yo soy una Reina de España honrada.

 -Sólo como tartas que han pagado todos los impuestos a Hacienda, Maripuri.
 -La Infanta Pilar compró la tarta en El Corte Inglés de Palma y pagó el IVA, mi Reina. Los espías del Reino de España vieron el ticket de compra.
 -Te digo que no voy y no voy, Maripuri. Además, mi Felipe VI tampoco irá.
 -Su Majestad el Rey tiene que hablar con los políticos por lo del Gobierno.

 Me acordé de lo del Gobierno, como dice mi doncella Maripuri. Ayudaría a mi marido. Me fui a su despacho con mi moleskine en la mano y me senté a su lado.

 -¿Qué quieres, Leta?
 -Darte ideas para lo del Gobierno.
 -Pues suelta, cariño.
 -Propón como candidato a Mario Vaquerizo.
 -¿Quién es ese?
 -El marido de Alaska. ¿No te acuerdas de él? Es el chico de las melenas negras que vino el otro día a cantarnos con sus Nancys rubias. Te recuerdo que no quiso cobrar. Fue muy generoso.
 -No sabes lo que dices, Leta.
 -Mario Vaquerizo se lleva bien con la izquierda y con la derecha y es capitalista. Seguro que le gusta a la señora Merkel.
 -¿Tienes fiebre, Leta?
 -Podría sacar a España de la crisis. A su esposa la mantiene en la fama. 

 Mi Felipe VI dice que mis ideas no valen. Tampoco le valen las de su sobrino Froilán. El niño de Elena quería que nombrara candidato a su amigo el Pequeño Nicolás. 

 -Es mejor que vayas de vacaciones por ahí con las niñas, Leta. No quiero que intimen con su primo Froilán. Podrían volverse unas ninis.

 Le hago caso. Me voy de Mallorca con destino desconocido para la prensa. Mis Herederas tienen que seguir siendo unas buenas alumnas y unas niñas de catálogo. Sus primos no son buenas influencias para ellas.

---------------------

Friday, July 29, 2016

Sigo aquí...

 Maripuri nos dio un susto de hospital. Suele pasar cuando en vez de pensar en ti piensas en los demás. Te olvidas de vivir, y mi doncella Maripuri se había olvidado... Pero hoy no es día de hablar de hospitales, ni de sangres ajenas que haces propias, ni de oxígenos que beben tus pulmones, ni de la edad joven que se te atraganta en una tos que llega sin permiso. Hoy es día de decir que las calles son maravillosas, que los jardines me gustan más que los de Versalles y que tengo ganas de dar un salto hasta el tejado y gritar que seré feliz. Las Reinas siempre somos felices.

 En cuanto a los asuntos del Reino no hay novedad. Te vas unos días y regresas al mismo país sin Gobierno. Tampoco me importa. Mi Felipe VI puede seguir recibiendo a los políticos. Tenemos unas galletitas de nata muy apetecibles. A Pablo Iglesias le encantan nuestras galletas del Eroski y Albert Rivera está muy contento con el agua del grifo porque el cloro es muy sabroso para el paladar del joven político catalán defensor de la España unida.

 Tampoco hay novedad en esta Familia Real. Creo que Urdangarín no ha ingresado en ninguna prisión. No hay prisa. No sé si se trasladarían a Portugal. Mi doncella Maripuri cree que todavía siguen en Suiza.

 -Las mudanzas llevan su tiempo, mi Reina.
 -También cuestan, Maripuri. No te llevan los muebles gratis.

 Llegan mis Herederas. ¡Qué guapas son! ¡Y pensar que un día pensé que nunca iba a ser madre!

Monday, July 18, 2016

Me hubiera gustado ser actriz

 Hay mucho revuelo porque comenté el otro día que me hubiera gustado ser actriz. No recuerdo ni a quien se lo dije. Supongo que sería a la alcaldesa de Madrid, a la señora Carmena. Cada vez que me la encuentro le hago confidencias. Es una abuelita encantadora. Bueno, a quien se lo haya dicho es lo de menos. Lo de más es que ahora andan por los madriles diciendo los chismosos que Letizia quiere ser chica Almodóvar. Mi doncella Maripuri dice que no debo preocuparme por esos chismes.

 -Además, mi Reina, no es mala idea. Pedro Almodóvar paga muy bien el trabajo de sus actrices. Les paga con ese dinero que tiene escondido en Panamá y en otros paraísos fiscales.
 -Maripuri, por favor, le quitas el encanto a la vida con esos comentarios.
 -Estoy hablando de la realidad, mi Reina. Almodóvar está en los papeles de Panamá igual que su tía política la Infanta Pilar.
 -Yo estoy hablando de que podría ser actriz si la Monarquía dejara de existir.
 -Ya le dije que no era mala idea.

 Con el beneplácito de mi doncella Maripuri, me acerco al despacho de mi Felipe VI para comentarle lo de que quiero ser actriz. 

 -No una actriz cualquiera -le explico-. Quiero ser chica Almodóvar.
 -¡Leta!
 -Hay que tener un plan B, amor.
 -Yo sólo tengo un plan A: ser Reyes de España y que España tenga Gobierno.

 Mis hijas, en cambio, están encantadas con tener una madre actriz. Leonor me pregunta cuanto me pagarían por película. Es muy capitalista mi heredera grande.

 -Me pagarán como a Julia Roberts.
 -¿Y eso es mucho dinero, mami?
 -¡Ya lo creo! Podremos ir de vacaciones al Caribe.

 Mi Sofía me pregunta si ella podría ser también actriz porque de la Monarquía no podrá vivir de mayor.
 
 -La Heredera es mi hermana Leonor -se lamenta.
 -Tu trabajo será ayudar a tu hermana, hija, y ella te pagará un buen sueldo.

 Las dejo discutiendo sobre el futuro que las espera. Mis hijas son distintas a las demás niñas. Las crías de su edad sólo piensan en juguetes. Las mías, en cambio, piensan en ponerse a trabajar lo antes posible. Son conscientes de que no se vive del aire.

 Hablando de trabajar, este jueves tengo que entregar unos premios de la moda. No sé qué trapito pondré. Los diseñadores a los que no les compro nada siempre me critican. Creo que iré con un vestido de mercadillo. Mi doncella Maripuri tiene alguno en su armario y me lo podrá prestar aprovechando que tenemos la misma talla 36.

Monday, July 11, 2016

Estoy pensando en hacerme vegana

 Estoy pensando en hacerme vegana. Michelle Obama dice que la carne es malísima. Ella no come carne ni pescado; se alimenta con productos de su huerta de la Casa Blanca. Yo también podría alimentarme con nabos y esas cosas que crecen entre árboles y flores en mi jardín. Se lo comenté a mi Felipe VI y me dijo que hiciera lo que quisiera.

 -Yo ya tengo bastante con lo del nuevo Gobierno, Leta. Creo que habrá nuevas elecciones.
 -¿Las terceras?
 -Sí, Leta. Obama también lo cree. Me dijo que tuviera paciencia.
 -Entonces, debemos pensar en hacer un huerto ecológico, amor. Para el año no habrá presupuestos y con el huerto tendremos la comida gratis. Nos haremos veganos por necesidad.

 Mis hijas no están muy de acuerdo. A Leonor le encantan las hamburguesas. Dice que no renuncia a una hamburguesa con lechuga, tomate y mucho kétchup.

 -Es la mejor comida que hay, mami. Además las hamburguesas son baratas.
 -Más baratas nos saldrán las lechugas, cariño. Las cultivaremos nosotros.
 -No te imagino con una azada, mami.
 -No me desanimes, hija.

 Quien me anima es Pablo Iglesias. Cuando viene a mi Palacio para hablar con mi Felipe VI, me da sus parabienes al verme azada en mano.

 -Así me gusta, Letizia. Estás trabajando como una chica de Vallecas.
 -Échame una mano con los tomates, anda.

 Se niega. Él es un político, no un agricultor. Tampoco es vegano.

 -Siempre comí carne, pero de cerdo. La carne de ternera la comen los señoritos. Yo como cerdo y pollo por eso de que las carnes blancas son mejores que las carnes rojas.
 -Tendrías más votos si te hicieras vegano, querido Pablo.
 -Me sobran los votos. Rajoy no tiene votos suficientes para gobernar y yo podré gobernar sumando mis escaños a los escaños de toda la oposición al PP.

 Mi cabeza da vueltas. Ya no sé si hacerme vegana, hacerme política o hacerme chica ye ye. El mundo se ha vuelto raro y yo no me encuentro. Mi doncella Maripuri dice que es mejor no pensar. Hay que vivir el día a día sin hacerte preguntas filosóficas. Lo haré. Michelle Obama tiene las ideas más claras que servidora. Por eso se ha hecho vegana. Yo todavía estoy pensándolo.

Thursday, July 07, 2016

Soy una Reina de rebajas

 Nadie puede decir que no ahorro. Estos días fui de rebajas y me compré todos los vestidos floreados que había en Zara. Son preciosos. Dice mi doncella Maripuri que me favorecen tanto como favorecían a su bisabuela.

 -La moda se repite, Maripuri.
 -El mal gusto también, mi Reina.
 -¡Maripuri!
 -No quiero decir que usted tenga mal gusto, mi Reina. Quiero decir que los de Zara no han estado muy finos a la hora de copiar sus diseños para este verano.

 Casi me deprimo. Parece que no voy bien vestida. Me lo dice también Pablo Iglesias.

 -Pareces mi tía Obdulia, Letizia.
 -¡Un respeto!
 -Soy republicano.
 -¡Hazme la reverencia!

 Pablo Iglesias mira para mi Felipe VI asustado. Mi Felipe VI le dice que entre en su despacho.

 -No abuses, Leta -me susurra-. Este hombre puede ser el próximo Presidente del Gobierno de España.

 Casi me deprimo más. Pablo Iglesias nunca me causó alegría. Me vienen ganas de quitar mi vestido de flores rosas y ponerme de luto. Menos mal que viene mi suegra doña Sofía con unos bombones.

 -Toma uno, nuera. Me los acaba de regalar Juanito.
 -¿Han hecho las paces?
 -Creo que sí. Me ha invitado al cine esta noche. 
 -¿Y usted le perdona?
 -He perdonado siempre.

 Como media caja de bombones. No hay nada mejor que el chocolate para quitar la depresión. Me viene la alegría cuando doña Sofía empieza a protestar porque le como todos sus bombones.

 -¡Me voy de finde! -exclamo feliz.
 -¿Con el Presidente de los Estados Unidos? ¡Bien hecho, nuera!

 No le digo que nada de eso. Iré con mis niñas a descansar lejos de los Obama. Los sábados y los domingos nunca trabajo. Tanto me da que venga de visita el Presidente de los Estados Unidos o el Presidente de mi comunidad de vecinos. Yo sólo trabajo cinco días a la semana. El sábado volveré a las rebajas de Zara  y el domingo iremos al parque en la urbanización de una amiga mía.

Monday, June 27, 2016

No habrá un Presidente con coleta

 Estaba ilusionada con Pablo Iglesias porque ese chico, igual que yo, quiere modernizar la Patria. ¿Hay algo más moderno que un Presidente de España con coleta? Me lo imagino en una fotografía con Donal Trump y me vuelvo loca. Podrían pegarse. Los extremos unidos nunca dieron buenos resultados.

 Pablo Iglesias no nos sorprendió ni sorprendió a los del PSOE. Se quedó de tercero y gracias. En este país nuestro la gente es muy tradicional. Yo creo que hubiera ganado mucho votos si se hubiese cortado la coleta. Se lo dije antes de las elecciones y no me hizo caso.

 -Yo soy de pelos largos, Letizia.
 -Un pelito corto te dará muchos votos, querido Pablo.
 -La izquierda me vota tal como soy y la derecha no me interesa. 

 Creo que no lo votaron ni los de la izquierda. Según me contó mi doncella Maripuri, sólo lo votaron los perroflautas. Muchos hay. Sumados alcanzan los 71 escaños en el Congreso de los Diputados.

 Mi Felipe VI está de los nervios. Dice que tendrá que haber unas terceras elecciones porque no habrá pacto. 

 -España no aguanta otras elecciones, Leta.
 -¿No tenemos dinero para pagarlas?
 -No, Leta. Para estas elecciones tuvimos que endeudarnos con los alemanes.
 -Ah... entonces no pasa nada. Nos vamos de la Unión Europea y no pagamos esa deuda. Es lo que hicieron los ingleses.
 -Hablas como Pablo Iglesias, Leta.

 Mi santo habla como un Rey histérico. No se lo digo para no ponerlo más histérico. Lo escucho hablar con Pedro Sánchez y con Albert Rivera. Esos dos siguen sin querer acuerdos con el eterno Presidente en funciones. Los dejo con sus tontearías y me voy al cuarto de las nenas. 

 Leonor está enganchada a la televisión. Mira el telediario y hace cuentas.
 
 -¿Qué haces, cariño?
 -Practico sumas y restas con los resultados de las elecciones, mami -me dice muy seria.
 -Ellos también lo hacen, cielo. Deberías pasarle esas cuentas tuyas a ver si les dan ideas.

 Su hermana Sofía está haciendo caricaturas de Rajoy. No creo que le gusten al Presidente. Es un hombre serio, aburrido y las bromas como que no van con él. Se lo digo a mi Sofía.

 -Dibuajaré a Pablo Iglesias.
 -Mejor no dibujes a ningún político, cariño. 
 -Entonces, haré un dibujo de la tía Corinna
 -¡Ni se te ocurra!
 -El abuelo Juan Carlos la dibuja.
 -Me estás poniendo de los nervios, hija. Eres peor que los políticos de este país nuestro.

 Me acuesto. Cuando despierto son las ocho de la mañana. Mi Felipe VI ya está en su despacho trabajando. Lo oigo gritar. Seguro que habla con Rajoy. Suele gritarle para que lo oiga mejor. Lo que no sabe mi Felipe VI es que don Mariano no lo quiere oír.

Monday, June 20, 2016

No tengo esclavos

 Las elecciones se acercan y el verano también. Estoy deseando que metan las papeletas en las urnas para poder ir de vacaciones. Madrid me mata. Se lo dije a la alcaldesa Carmena y no me entendió.

 -A usted no le falta de nada, Majestad -refunfuñó.
 -Me falta aire acondicionado en las calles, alcaldesa.
 -Abaníquese, Majestad.

 Eso me dice mi suegra también, pero no puedo. El abanico no está hecho para mí. Nunca tuve fuerza en las manos.

 Ayer estuve ensayando unos paseos por el jardín de mi Palacio con un ventilador. Le até una cuerda y lo arrastraba.

 -¿Qué haces, Leta? -me gritó mi Felipe VI desde la ventana de su despacho.
 -Ventilarme.
 -Te estás levantando la falda como Marilyn Monroe.
 -Gracias por avisar, cariño. Esos escoltas de la Guardia Civil no me decían nada.

 Maripuri se ofreció a abanicarme. Acepté su propuesta. No era mala idea. Digo era porque no pudo seguir abacanicándome cuando Pablo Iglesias apareció en escena. Venía a decirle a mi Felipe VI que lo tendrá que proponer para Presidente de la Nación de Naciones.

 -¿Tienes una esclava, Letizia? -me preguntó.
 -Es mi doncella Maripuri.
 -Cuando sea Presidente del Gobierno de España prohibiré la esclavitud.
 -Aquí no hay esclavos -insistí.
 -Aboliré la Monarquía.
 -Ten piedad, por favor.
 -Pagaréis impuestos.
 -¡Dios mío!
 -Prohibiré las religiones.
 -No me cuentes más.
 -Meteré en la cárcel a ladrones como Urdangarín y a su esposa Infanta de España.

 Tapé las orejas para que mis oídos no oyeran más disparates. Pablo Iglesias es como el oráculo de los romanos: te dice lo que no quieres oír.


Monday, June 13, 2016

Me pongo abrigo en verano

 Me están criticando porque me pongo abrigos en verano. La gente es muy antigua. Si tengo frío, tengo que abrigarme, y no me importa que estemos en junio o en un agosto que Dios sabrá como vendrá. ¿Qué pasa si llueve? ¿No puedo sacar el paraguas de casa porque es verano? En este país estamos un poco atrasados.

 Hoy tengo un día de locos. Encima de trabajar haciendo inauguraciones y esas cosas, tendré que ver el debate de los políticos. Mi Felipe VI quiere verlo en familia. No sé si las niñas aguantarán tanta política sin dormirse. Mi Leonor tiene mucha paciencia, pero su hermana Sofía no es tan paciente. Enseguida le entra el sueño. Menos mal que no ronca. 

 Maripuri está en mi Palacio organizando todo. Me dijo que nos iba a poner un mantel de hule en la mesa de la sala por si con los nervios tiramos los vasos de Coca Cola. Se preocupa mucho por los manteles bordados a mano. También nos hará unos pinchos de tortilla. Últimamente compra esas tortillas congeladas que te venden en todos los supermercados. Va a lo fácil. La comprendo. Como le pagamos poco salario, también trabaja poco.

 Mis suegros no vendrán a casa para ver el debate. Doña Sofía me dijo que prefiere ir al ópera. 

 -Los cantantes de ópera gritan como los políticos, pero, como no entiendo lo que dicen, me dejan más tranquila.
 -¿Va con don Juan Carlos? -le preguntó.
 -No, querida. Tu suegro todavía anda con esa.
 -¿Se refiere a Corinna?
 -No la nombres, nuera, por favor.

 Me empieza a hablar de mi cuñada Cristina. Doña Sofía está contenta porque no irá a la cárcel.

 -Sólo irá Iñaki.
 -¿No le da pena?
 -Pues no mucha. Iñaki es un hombre valiente. Tendrá que trabajar en la cárcel.
 -¿Como Mario Conde?
 -No, nuera, como los presos honrados.

 Mi cabeza da vueltas. No entiendo nada. El frío regresa a mi cuerpo. Vuelvo a poner el abrigo. Mi suegra me mira espantada, pero no dice nada. Pongo también una bufanda. Las bajas temperaturas de este verano loco van a terminar acatarrándome. Empiezo a pensar que será mejor que pase del debate de esta noche. Para ver como Pablo Iglesias le grita a Rajoy y a los otros dos no merece la pena. Prefiero dormir.


Wednesday, June 08, 2016

Estaré en el club Bilderberg

 Estaré en el club Bilderberg sustituyendo a mi suegra. Doña Sofía se ha cansado de codearse con los ricos y me deja su silla. Estoy ilusionada. Dicen que huelen a dinero. Mi suegra cuando iba a las reuniones del club Bilderberg nunca se echaba colonia porque se le pegaba a la ropa el olor a dólares que había por allí.

 Yo creo que iré con una colonia de verano, una Puig, o mejor me perfumo con la colonia Nenuco de mis hijas. No quiero que el perfume interfiera en el olor a dinero de todos los que asisten a las reuniones. Sería un pecado. Además, yo soy respetuosa con el capitalismo. Reconozco que triunfa. Los comunistas no tenemos nada que hacer.

 Mi doncella Maripuri no quiere que vaya al club Bilderberg. Dice que no es digno de una Reina Roja.
 -Sus súbditos dejarán de amarla, mi Reina.
 -Alguno me querrá menos, pero no me importa. Tengo que llevarme bien con los ricos. Una debe pensar en una vida sin ser Reina de España. Podría venir la República y sería un desastre. ¿De qué íbamos a vivir?
 -Seguro que los contratarían en Sálvame. Contrataron a Belén Esteban, a Rosa de Benito y a alguna más que estaba en paro sin cobrar subsidio de desempleo.
 -¡Maripuri, por favor!

 Mi doncella calla. Comprende lo importante que es para mí el dinero. Una se ha acostumbrado a vestidos de diseñador, comidas en Lucio y vacaciones en lugares desconocidos para la prensa del corazón. Eso cuesta euros.

 Estoy preparando los atuendos para ir a las reuniones. Doña Sofía dice que los ricos no se fijan mucho en la ropa que llevas, pero yo quiero ir bien vestida. Acabo de llamar a Agatha Ruiz de la Prada. Será una de las diseñadoras que me haga mis trapitos para ir a codearme con los ricos del mundo mundial.

Sunday, May 29, 2016

Entre libros estoy en mi salsa

 El otro día fui a la Feria del Libro de Madrid. Estuve en mi salsa. Todos los libreros me regalaban libros, yo decía gracias y se los asaba a mis ayudantes. Mi doncella Mariuri no podía con tanto libro.

 -No acepte más, mi Reina -me suplicaba.
 -Coge y calla, Maripuri. No se le dice no a un regalo. 

 Me vinieron bien para rellenar un mueble que tenía en el salón con unos cacharros que me regaló doña Sofía. A mí no me gustan las artesanías indias.  Prefiero rellenar todos los muebles con libros. Te dan un toque muy chic. Las visitas entran en tu casa, miran tus libros y te llaman intelectual. 

 Casi todos los libros que me regalaron versaban sobre El Quijote. Está muy de actualidad la principal obra de Cervantes. Me lo regalaron en párrafos, en verso, en dibujos, es decir, en cómic. Mi Leonor quería leerlo en cómic. Le dije que no perdiera el tiempo.

 -Hija, en este país nadie lee El Quijote. Lees un resumen, haces el examen y apruebas. Todos mis compañeros de clase que leyeron ese dichoso libro suspendieron Literatura española. A los profesores les gusta que le cuentes el resumen.
 -Yo quiero leerlo -insistía mi Princesa de Asturias. 
 -No conseguirás acabarlo, cariño. Nadie lo consigue. Te entra el sueño cuando llegas a los molinos de viento y no te quedan ganas de más libro.

 Mi Sofía, en cambio, no estaba interesada en lecturas serias. Sólo lee el horóscopo. Es una niña preocupada por su futuro y por el de nuestros súbditos. Me preguntó si había visto en la Feria del Libro a Pablo Iglesias.

 -Su horóscopo de hoy no es bueno. Le da un mal día.
 -Creo que se equivocan los astros, amor. Al señor Iglesias le va muy bien desde que se juntó con los de Izquierda Unida. Las encuestas dicen que dará un sorpaso tan grande que ganará las elecciones. Como nos descuidemos sale de las urnas del 26 de junio convertido en Rey de las Españas.
 -¿Destronará a papá?
 -No nos pongamos trágicas, amor.

 Las niñas son muy profundas. No tienen edad para pensar en sus futuros, pero lo hacen. A Leonor le preocupa mucho no ser Reina de España cuando le toque.

 -¿Qué haré si no soy Reina? -me pregunta.
 -Trabajar, hija.
 -Puede ser la nueva Reina del Corazón, mi Reina -sugiere mi doncella Maripuri-.  Isabel Preysler todavía no tiene heredera en las revistas de evasión.
 -No hablemos del futuro, Maripuri -le pido-. Hoy tenemos que colocar los libros que me regalaron. ¿Crees que llegarán para cubrir todos los huecos de las estanterías?
 -Déjelo en mis manos, mi Reina. Usted piense que mañana es el Día de las Fuerzas Armadas y debe ponerse guapa. Los militares deben estar orgullosos de su Reina.

 Así lo hice. Me puse a pensar en soldados, generales, misiles y cañones. Acabé con una pesadilla horrible. Mi Felipe VI despertó con mis gritos.

 -¿Qué te pasa, Leta?
 -Estaba soñando con la guerra, cariño. 
 -Es el Día de las Fuerzas Armadas, Leta, no el día de la guerra. Debiste estar leyendo antes de acostarte algún libro de terror.

  El único libro de terror que había pasado por mis manos había sido El Quijote. No se lo dije para no discutir. Me fui a desayunar. Un buen desayuno te hace olvidar los miedos. Me puse de magdalenas hasta las cejas. Estaban ricas. Después seguí con las patatas fritas de paquete. También estaban sabrosas. Tiene razón mi doncella Maripuri cuando dice que los alimentos listos para comer de los supermercados son adictivos. Seguro que el nuevo Gobierno, si es de izquierdas, acaba prohibiendo sus adictivos.

 

Tarot gratis

AMAZON











My Blog List

  • Comidas que no matan - *¿Es malo comer tres hamburguesas al día?* En absoluto. Puedes comer tres y más hamburguesas sin miedo a morir por un exceso de proteínas. Te animo a ha...
    21 hours ago
  • En octubre regresa Velvet - Dentro de un mes escaso regresa Velvet y penas a la tele que entretiene a marujas con sustento. Vuelve Albertito Márquez en señor y en heredero, ...
    2 weeks ago