Moda Letizia

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...
Y NO NECESITARÁS UN PRÍNCIPE

ADPV

Amazon te vende....




Wednesday, December 07, 2016

Preparando la Navidad



Estos días de diciembre estoy preparando la Navidad con la ayuda de mi doncella Maripuri. Sin mi doncella, en este palacio mío no pondríamos el árbol, el belén y todas esas cosas que hacen tanta ilusión a mis Herederas. Maripuri es muy ordenada. Guarda las figuras del belén de un año para otro y lo mismo hace con el resto de adornos navideños.


 -Hay que ahorrar, mi Reina -me dice cuando me ve tirar alguna bola del árbol que se nos ha roto.

 -No quiero bolas rotas, Maripuri.

 -Se pegan con pegamento.

 -El pegamento es tóxico.

 -Más tóxico es no tener dinero.


 La dejo arreglar las bolas rotas y colocar en su sitio la cabeza de un Papá Noel que se ha doblado de vieja y antigua y pienso que en Portugal viven mejor que nosotros. Lo pude comprobar durante la semana que pasamos en Lisboa con los Presidentes del país vecino. Allí todo era nuevo. Creo que la Unión Europea les da mucho dinero para mantener tanto palacio y pagarles a los soldados que tienen disfrazados de soldados de la Revolución Francesa. Eran igualitos a los soldados que seguían a Napoleón Bonaparte en sus invasiones y guerras.


 Mi Felipe VI no quiere saber nada de la Navidad. Nos deja colocar los abetos, pero no participa. Sólo se deja quitar la foto de la postal. 


 -Si no ha salido bien, no la repito, Leta.

 -Cada día te pareces más a tu padre.

 -Te recuerdo que soy un Grecia.

 -Y yo te recuerdo que tu padre le ha hecho un gesto navideño a tu madre.

 -¿Vuelven a vivir juntos?

 -No, amor. Van juntos a las exposiciones del Palacio Real. Creo que son unas exposiciones muy románticas.


 No dice nada. Comprendo que esté preocupado por un posible divorcio de los Reyes antiguos. Sería un escándalo. Además, Hacienda no tiene dinero para pagarle una indemnización a doña Sofía cumpliendo a rajatabla el Estatuto de los Trabajadores.


 Hablando de doña Sofía he de decir que la encuentro muy feliz. Me comentó que la Navidad la ilusiona.


 -No gasté mucho dinero en regalos, suegra -le aconsejo.

 -Compraré sólo juguetes.

 -Sus nietos ya no quieren muñecos.

 -Te equivocas, nuera. A Froilán le encantan los patinetes y su hermana siempre pide una Barbie por Reyes.

 -¿Qué le han pedido los Urdangarines? -le pregunto.

 -Dinero.

 -¿Y se lo va a dar?

 -Una abuela nunca dice que no. Les daré esa calderilla que tengo encima de mi mesilla de noche. 


 No le pregunto qué le regalará a mis Herederas. Ya he visto en el árbol de Navidad de La Zarzuela vieja dos Nancys que parece que fueron de mis cuñadas. Doña Sofía ahorra más que mi doncella Maripuri cuando se trata de hacer regalos a mis dos preciosas niñas.


-------------------

http://artigoo.com/trabajos-comision


artigoo.com
¿Trabajarías a comisión? Mucha gente hace trabajos a comisión y se forra cobrando suculentas comisiones que les reportan mucho más que un salario mileuri



Sunday, November 27, 2016

Maripuri está viva



 Hace tiempo que no escribo y tenía unas ganas locas de coger mis bolígrafos y reírme un poco con tantos o tan pocos, no lo sé y tampoco me importa el número de los que ríen conmigo y con mi doncella Maripuri. Lo importante no es la cantidad sino las personas, una a una, sobre todo las más humildes porque yo escribo para poner sonrisas en los semblantes de los pobres. Los ricos nunca me interesaron. Servidora siempre ha estado y estará siempre con los más humildes.


 Ya estoy aquí después de hospital, operaciones, unos hijos que soñé y quedaron en sueños porque los sueños sueños son. Maripuri, amigos míos, está viva para volverse a reír, para soñar con palacios, para reñirle a esta Letizia que nos hace soñar a todos con la fantasía en azul y rosa.


 He regresado y resulta que estaba recibiendo abrazos del Pueblo cuando yo pensaba que me seguía agarrando el brazo el aparato de la tensión. Sigo siendo la Reina, pensé cuando me vi ante un puesto de pescado.


 Yo no soy muy de pescados. El único pescado que me gusta es el rape. Eso de quitar espinas no va conmigo. Prefiero un buen chuletón y unas patatas fritas. Fui a ver a los vendedores del pescado porque mi doncella Maripuri me pidió que fuera.


 -Están vendiendo poca merluza, mi Reina -me dijo-, y usted conseguiría aumentar las ventas.

 -Recomendaré comprar pescado español -le prometí.


 Así lo hice. Fui a una plaza de abastos de esta España nuestra y me puse el delantal. La gente me quitaba de las manos las sardinas, jureles, gallos y demás pescados. Marisco vendí poco, pero pescado de espina vendí un montón. También me vendía a mí misma unas sardinas del Cantábrico porque el pescado azul es muy sano desde que dejó de ser poco recomendable gracias a unos nuevos científicos.


 Seguiré posteando más cuando mi doncella Maripuri tenga más fuerzas. La cesárea duele, sobre todo cuando no hay hijos que acunar, pero los habrá un día. Os lo prometo.


 

Saturday, November 05, 2016

Yo no apoyo a Rajoy



 Peñafiel está de los nervios porque no apoyo a Rajoy y no lo comprendo. Soy coherente. Nunca me gustaron las ideas del señor Rajoy y no tengo porque ir a esa jura que hizo delante de mi Felipe VI con estilo rancio. Según mi doncella Maripuri, recordaba a Franco. Sólo le faltaba un uniforme militar para meter más miedo del que metía.


 Tampoco mi suegra está contenta. Me llamó ayer diciéndome que fuera por lo menos a la jura de los cargos de los ministros del nuevo Gobierno. 


 -Son muchos y no tengo tiempo para escucharlos a todos -me excusé.

 -Recuerda que eres la Reina de España, nuera.

 -Eso es: soy la Reina de España, no la Reina de los ministros de Rajoy.

 -Son ministros españoles -insistió doña Sofía.


 Mi suegra es muy sufridora. Yo, en cambio, soy más de vivir la vida sin sufrir. Cuando no quiero ir a un evento, no voy y listo. Ya estaba mi Felipe VI representando a toda la familia en esas juras de los del PP.


 Yo aproveché para comprar turrones en los supermercados de Madrid. En Mercadona no estaban nada baratos. Una piensa que Mercadona es un supermercado para pobres y resulta tan caro como los supermercados para ricos. No sé si estarán subiendo el IVA antes de que lo decrete Rajoy.


 Después me fui a ver a mi diseñador favorito. Felipe Varela me está haciendo los vestidos largos que voy a lucir en Nochebuena y Navidad. Va algo lento. Dice que me los cose a mano y eso lleva tiempo.


 -Los de Zara cosen más rápido -le comentó.

 -No cosen ellos. Les cosen los pobres del Tercer Mundo y no pagan tantos impuestos como pago yo.


 Tomo nota. Le tendré que decir a Rajoy que baje los impuestos a mi diseñador. En el moleskine veo que también he anotado bajar los impuestos a los productos de primera necesidad. Mejor será decirle que quite los impuestos. Podemos vivir del aire todos.


 Estoy deprimida. Entro en una tienda de barrio y les pido unas tabletas de chocolate. Me las regalan.


 -A la Reina de España no le cobramos -me dice el sirio que lleva la tienda.

 -¿Es usted feliz en España?

 -Muy feliz, Majestad. Hemos abierto tres supermercados, una tienda de ropa y un locutorio. 

 -Son ustedes ricos.

 -Todavía no. Estamos intentando hacernos millonarios.


 Antes de regresar a mi Palacio intento comprar la prensa. No hay un solo kiosko a mi paso. Un vecino muy amable me dice que el kioskero de la esquina ha cerrado. Ahora venden los periódicos los chinos en ese bazar tan grande que hay en la calle paralela a esta.


 Voy para mi Palacio sin periódicos. Mi cabeza da vueltas. Aquí poco futuro hay. Los extranjeros triunfan y los españoles nos hundimos en la miseria. Me estoy contagiando del pesimismo de mi doncella Maripuri. Se lo digo cuando llego.


 -Yo no soy pesimista, mi Reina, y mucho menos ahora que me voy a casar con un árabe musulmán de Qatar. Me querrá mucho y yo lo haré feliz.


 Esta sí que es una gran noticia, pero no me la creo. Mi doncella Maripuri es muy enamoradiza. Aún recuerdo cuando me dijo que se había enamorado de un abogado del PP que se parecía un poco a Rajoy. Aquello no llegó a boda. Lo del jeque tampoco acabará en un viaje a Cancún.


---------------

http://artigoo.com/venta-pisos-inquilinos


artigoo.com
'¿Tienes un piso alquilado y quieres venderlo? Puedes hacerlo. Sólo tienes que informar a tu inquilino de que el piso está en venta por si le interesa comprar' /


Sunday, October 30, 2016

Ya tenemos Gobierno facha



 Dice mi doncella Maripuri que ya tenemos un Gobierno facha y yo no entiendo muy bien ese término porque me quedan lejos las clases de diccionario y una no tiene tiempo para actualizar sus estudios de EGB. Mi Felipe VI, en cambio, no habla de Gobierno facha sino de Nuevo Gobierno. Es más correcto que mi doncella.


 -Brindemos, Leta -me pide.

 -Mejor no, Felipe.

 -Yo brindo por el Nuevo Gobierno.


 Tiro la copa al suelo. Antes muerta. No brindo por don Mariano ni borracha de sidra. Mi Felipe VI cree que me estoy mareando y me abraza. 


 -¿Estás embarazada, Leta? ¿Viene el varón? -me pregunta ilusionado.

 -Viene el cabrón, Majestad -nos interrumpe mi doncella Maripuri.

 -¡Maripuri!

 -Me refería a ese que consiguió mi voto de izquierdas.


 Intento explicarle a mi doncella que eso es la Democracia: se juntan los de izquierdas y los de derechas y te gobiernan la Comunidad de Propietarios o lo que gobiernen. Meripuri dice que España no es una Comunidad de Propietarios.


 -Es un país, mi Reina, ¡un país!, y los del PSOE le dieron mi voto a los del PP. ¡No es justo!


 No tengo la cabeza para tanta política. Le doy un beso a mi Rey Felipe y nos vamos a tomar un café con las niñas. Mis Herederas todavía no toman café, pero beben leche, mucha leche asturiana para que crezcan. Últimamente, no las veo muy altas y me preocupa. Por eso les estoy dando vitaminas. Mis hijas se toman la leche con las vitaminas y me dicen que han visto la votación de don Mariano.


 -Yo prefería a Pablo Iglesias -dice la pequeña Sofía -Es más joven.

 -Mejor un Presidente viejo -le contesta Leonor-. Así no estará cuarenta años en el cargo.


 Casi pienso que mi Leonor tiene razón. No creo que Mariano Rajoy consiga gobernar España cuando tenga 120 años. 

Saturday, October 22, 2016

Reinando en Asturias



 Como dice mi doncella Maripuri, siempre nos quedará Asturias para reinar. En mi patria asturiana nos reciben con el Asturias patria querida y con unas sidrinas que quitan el hipo. Yo no bebo más de una o dos, pero soy otra con una buena sidra en mi cuerpo delgado. Me siento feliz.


 De los premiados en los Premios Princesa de Asturias ni os hablo. No sé ni quienes eran. Yo di manos y besos y sonreí mucho. Tanto sonreí que se me ha acabado marcando una pata de gallo del lado derecho. Se lo dije a mi Felipe VI y me dijo que no era ningún problema tener líneas de expresión en la cara.


 -No lo será para ti, listo, pero para mí sí lo es. Ya estás pagándome un estiramiento de la piel.

 -¡Leta!

 -Lo dicho, amor, y sin discutir.


 Creo que pensó mi querido marido que estaba enfadada porque me regaló un anillo de doña Sofía antes de acostarnos en la cama del hotel. No le dije que no. Una joya siempre es una joya, aunque provenga del joyero de tu suegra.


 Los premios estuvieron bien. Fue una pena no poder llevar todavía a las niñas. Yo creo que nuestra Leonor debería ponerse a trabajar lo antes posible porque a mí ya me va tocando pensar en una semijubilación. Mi Felipe VI no está de acuerdo. Siempre me dice que los niños no deben trabajar.


 -Mis hijas recogerán la mesa y tendrán limpias sus habitaciones, Felipe, y no me importa lo que digan los Derechos del menor.

 -Nos pueden denunciar, Leta.

 -¡Pues que nos denuncien!

 -Sería un escándalo, Leta. Los niños no pueden trabajar hasta los 16 años.

 -Para el año va a venir Leonor a dar los Premios quieras o no quieras.


 Siempre discutimos. Nos queremos, pero discutimos. Mi doncella Maripuri se alarma cuando encuentra a mi Felipe VI durmiendo en el sofá de la entrada. Me dice que no lo puedo echar de casa. Es una exagerada. No pasa nada porque pongas al marido a dormir en el sofá de vez en cuando. Así acaba más enamorado de ti. Y mi Felipe VI está muy enamorado de mí. Sólo hay que ver como me mira cuando voy a su lado desfilando como la mujer más guapa de España.


http://artigoo.com/madura-dios-ayuda-marta-barroso


artigoo.com
A la madura Dios no la ayuda de Marta Barroso es un libro novelado en el que la autora nos pone ante la decisión de una ama de casa bien de abandonar a su familia ...


Thursday, October 13, 2016

De fiesta en fiesta





Paso la vida de fiesta en fiesta. Estos días estuvimos con la Hispanidad. Fue todo un éxito. España estaba preciosa con lluvias por todas partes y Madrid mucho más. Mis hijas disfrutaron mucho el otoño lluvioso. Las pobres no se acordaban de la lluvia.


 -Los aviones están tirando agua, mami -decía mi pequeña Sofía.

 -¡Está lloviendo! -la corrigió su hermana Leonor.


 La Princesa de Asturias le dio una clase de meteorología a la Infanta Sofía allí 

mismo, entre militares y cañones. Los legionarios le daban a la cabeza y el Presidente del Gobierno aún en funciones dijo algo del Real Madrid.


 -Habla menos culto, hija -le pedí.

 -¿No saben lo que son las nubes?

 -No, cariño. Estos señores se ocupan de la guerra y del dinero.

 -Entonces son muy aburridos, mami.

 -Son divertidos a su manera.


 Busqué a pablo Iglesias con la mirada y no lo vi. Mi doncella Maripuri me susurró al oído que no había venido.


 -El coletas está celebrando el Día de la Hispanidad en twitter.

 -¡Qué moderno! -exclamé asombrada.

 -Sí, mi Reina. Pablo Iglesias es muy virtual.


 Mi Felipe VI me indica que salude a la cabra de la Legión. Le hago una inclinación de cabeza y me doy cuenta de que es un cabrito. Una decepción. Le pregunto a un general por la cabra hembra.


 -Está embarazada. Por eso no pudimos traerla.

 -Gracias por cuidar tan bien a la cabra, mi general.

 -Cuidamos de España.


 Mi cabeza da vueltas. No sé si España y la cabra de la Legión son lo mismo. Será la cabra el símbolo de España, supongo, pero no pregunto más. Estoy cansada. Creo que esta noche voy a soñar con los tiros de los cañones y con esas metralletas que llevan los soldados. Esta vida mía de fiesta en fiesta es muy cansada para una Reina preocupada por el futuro económico de este país. Creo que necesito unas vacaciones. Tal vez le proponga a mi Felipe VI unos días en una casita rural con nuestras dos preciosas Herederas.


http://artigoo.com/turismo-rural-adapta-ti


artigoo.com
'¿Te gusta el turismo rural? Supongo que no mucho. A mí me pasa lo mismo. Por eso siempre que decidimos irnos de aldeas, como dice mi marido, busco un turismo ' /


Monday, October 10, 2016

¿Estoy muy delgada?



Estoy harta hartísima de oír decir que estoy muy delgada. Yo me veo gorda. Me miro los brazos y los veo más gruesos que los de la muñeca Barbie. Mis piernas casi revientan esos pantalones que te venden para hacer running. De mi trasero no hablo porque es mala educación y yo siempre he sido muy educada. Antes de casarme con mi Felipe VI decía muchas veces gracias y muchas más veces por favor. Es lo que te enseñan en los colegios públicos: a pedir las cosas por favor y a dar gracias.


 Mi Felipe VI me dice que no haga caso. Lo importante no es que yo tenga anemia o 

esté próxima a la obesidad sino que nuestra Patria tenga un gobierno del PP de Mariano Rajoy. Creo que estamos cerca de la buena noticia. Cualquier día salen Rajoy y ese nuevo del PSOE que no conozco dándose un beso en la televisión. Mi doncella Maripuri va a romper el televisor ese día. Pobre. Le pasa como a muchos que votaron al PSOE sin saber que estaban votando al PP.


 -Tendré que votar a Pablo Iglesias -me dice-. Es el único que no apoyará nunca al PP.

 -No te fíes, Maripuri -le aconsejo-. Es mejor que votes por el pato Donald.

 -Yo soy una ciudadana seria.

 -Vota por los pitufos. Creo que eran comunistas como tú.

 -La pitufina era consumista, mi Reina. se parecía mucho a su cuñada la Infanta Cristina.


 ¡Cristina! Otra que nos trae de los nervios. Doña Sofía no para de tomar tila tras tila. El otro día la encontré hablando sola.


 -¿Qué hace, suegra? -le pregunté.

 -Estoy hablando con mi hija Cristina, nuera, y no estoy loca. Ya sé que anda por Suiza, pero la hablo como si estuviera en la cárcel y no pudiera cogerme el teléfono. Estoy ensayando.


 Escapo horrorizada. No le cuento a mi Felipe VI lo que hace su madre para no preocuparlo. Mi señor marido está muy ocupado preparando el discurso con el que dará sus parabienes al abrazo de hermanos que se van a dar los del PP y los del PSOE un día de estos. Tropiezo con mis hijas en el pasillo de las habitaciones.


 -Estás engordando, mami -,me dice mi Leonor.

 -¿No estoy delgada, hija?

 -No, mamá. Pareces una de las Venus de Rubens. ¿Verdad, Sofía?


 Mi segunda hija corrobora la opinión de su hermana. Me deprimo. Tendré que seguir adelgazando. Lo último que quiero es que mis hijas me vean gorda. Siempre he sido una mujer delgada y quiero seguir siéndolo. Tendré que hacer la dieta de las zanahorias hervidas.


----------------

http://artigoo.com/turismo-rural-adapta-ti

artigoo.com
'¿Te gusta el turismo rural? Supongo que no mucho. A mí me pasa lo mismo. Por eso siempre que decidimos irnos de aldeas, como dice mi marido, busco un turismo ' /


Sunday, October 02, 2016

Nuestro Pedro Sánchez se rinde

 

 Mi doncella Maripuri está desolada porque Pedro Sánchez se ha rendido. Lo creía más valiente. Maripuri se lo imaginaba atrincherado en la sede del PSOE con los que no quieren que los socialistas apoyen al PP con su abstención. Se equivocó. Los hombres valientes no abundan en este país nuestro. Pedro se fue para su casa sin luchar. Yo creo que le tenía miedo a los GEOS que don Mariano había mandado a la calle Ferraz.


 Mi Felipe VI, en cambio, está muy contento porque se acerca la fecha de la toma de juramento al nuevo Gobierno derechón. Está pensando en ir al sastre para hacer otro traje. Yo creo que no es necesario. Puede ponerse el albornoz azul que le compré en El Corte Inglés. Combina muy bien con su pantalón azul viejo.


 -Piensa en hacer un vestido nuevo, Leta -me sugiere-. Tenemos que ir guapos para la toma de juramento de los nuevos ministros del Reino de España.

 -Iré guapísima, amor. Creo que me pondré el vestido de Cleopatra que llevé en la fiesta de Carnaval que hicimos este año en los salones de El Pardo. 

 -¡Leta!

 -¿Prefieres que ponga el salto de cama azul?

 -¡Leta, por favor!

 -Muy bien. Entonces me vestiré de monja. Con el hábito de las Clarisas iré de cine de terror.


 Mi Felipe VI se mete en su despacho dando un portazo. Cualquier día tira el Palacio abajo con sus portazos. Menos mal que Hacienda todavía tiene dinero para construirnos otro casoplón en este monte que nos han regalado los españoles currantes.


 Voy a ver a mi suegra. Doña Sofía todavía no sabe que nuestro Pedro Sánchez ha dimito.


 -Estoy preocupada por mi hija Cristina -se disculpa.

 -Debería preocuparse también por España.

 -Por España se ocupa mi hijo Felipe VI.


 La dejo con sus preocupaciones y enciendo un pitillo. Me han venido unas ganas de fumar locas. Últimamente les he pillado el gusto a los Ducados con sabor a menta. Puedes fumar la cajetilla entera sin que te dejen olor a tabaco en la boca. Fumo y me olvido de España. Por olvidarme hasta me olvido de mis herederas. Fumar es un placer. Tenía razón Sara Montiel. Creo que le mandaré una caja de Ducados con sabor a menta a Pedro Sánchez. Pobre. A lo mejor no tiene dinero para tabaco. No creo que el PSOE le pague el finiquito.


-----------------

http://artigoo.com/buena-suerte-alex-rovira

artigoo.com
'¿Existe la buena suerte? Alex Rovira cree que sí. Así nos lo cuenta en su libro titulado precisamente La buena suerte, uno de esos libros de autoayuda que ' /



Wednesday, September 28, 2016

Estoy trabajando muy duro por este país



Esta España nuestra debería sentirse orgullosa de mí porque estoy trabajando muy duro por su futuro. Asisto a reuniones, voy a desfiles, inauguro todo lo que me piden y no me quejo. Tengo tanto trabajo que no pude ir a la comilona que se dio mi Felipe VI con sus amigos de promoción. Preferí asistir a un desfile de moda de Alcampo. Me iban a regalar unos pantaloncitos vaqueros para mis Herederas y no era cuestión de despreciarlos. La ropa para niñas menores de 14 años está por las nubes.


 Mi doncella Maripuri no quería que fuera a ver el desfile de moda otoño-invierno de Alcampo. Decía que no era un evento a la altura de la Monarquía de los Borbones.


 -Los tiempos han cambiado, Maripuri -le recordé-. Ahora la Reina de España se acerca al Pueblo y el Pueblo más humilde compra en Alcampo y en otros centros comerciales caracterizados por sus precios bajos.

 -María Antonieta sólo iba a las fiestas de la nobleza.

 -Yo no soy María Antonieta ni falta que hace. Espero tener un destino más feliz. No soportaría que me enterraran con la cabeza separada de mi cuerpo.

 -No diga eso, mi Reina, que me vienen ganas de llorar por toda la familia de Luis XVI de Francia.

 -También puedes llorar por el Zar de Rusia, Maripuri. Tuvo un final idéntico a de los monarcas franceses.


 Acabamos llorando las dos. A mí se me pasa la llorera cuando me acuerdo del precio de los pañuelos de papel. Estos días no están de oferta en el Mercadona. Le dijo a mi doncella Maripuri que hay que llorar poco. No estamos para gastos.


 -Llorar y sonarse poco, mi Reina. Yo ya me estoy limpiando los mocos con el papel higiénico que nos regalaron los del supermercado de El Corte Inglés.


 Mi doncella Maripuri es muy sensata. Si todos los españoles fueran como ella, España sería un país más rico que Alemania. Tendríamos un superávit envidiable por Estados Unidos. ¿Sabéis que se enfadó mucho cuando mi Felipe VI regresó de su cena con los amigos sin traer la comida sobrante en las fuentes?


 -Podríamos comer una semana con esos mariscos sobrantes, mi Reina -se lamentaba Maripuri.

 -¿Quieres que llame al restaurante y les pida al menos el pan que no comieron y pagaron?

 -No lo haga, mi Reina. La comida sobrante se lleva sin decir nada para quedar bien.


 Es lo que hago yo. El otro día metí en el bolso unas hamburguesas que no comieron las niñas en la cafetería de El Corte Inglés. Yo voy mucho por esos grandes almacenes. Dicen en su publicidad que soy "especialistas en ti". En mí deben ser especialistas porque es entrar y sentirme feliz como una pera.


 Me vuelvo al curro. Esta noche tengo una inauguración de una fiesta para la tercera edad. Iba a ir don Juan Carlos, pero no quiso. Creo que tenía una cena romántica. Mi suegra se negó porque no sabe bailar los bailes modernos. Pensé en Froilán, pero lo descarté porque no está muy bien visto por los periodistas. Al final, tendrá que ir esta Reina Servidora. Yo no le hago ascos a ningún trabajo. No os sorprendáis si un día me veis de jardinera o de algo así.


--------------------


http://artigoo.com/felicidad-pasa-putada


artigoo.com
'La Felicidad Es Lo Que Pasa Entre Putada Y Putada es una frase que decimos muchas veces y que La Prima, una joven escritora de Burgos, ha puesto de título a un' /


Wednesday, September 21, 2016

Trabajando en Nueva York



Estoy en Nueva York trabajando como una esclava. Resulta muy cansado madrugar, ducharse, vestirse, desayunar, leer la prensa, hablar con el marido, llamar a mis Herederas, ... Menos mal que me acompaña mi doncella Maripuri. No sé qué sería mi vida sin ella. Maripuri es la encargada de plancharme la ropa. Para este viaje he traído unos modelitos muy caros y no los puedo dejar en manos poco profesionales. 


 Mi Felipe VI no se concentra en América. Piensa en su España y sufre. Yo le digo que no sufra. Todo se arreglara en las terceras elecciones. 


 -Los españoles son muy sensatos, Felipe. Seguro que votan masivamente a Pablo Iglesias el día de Navidad y tendremos el Gobierno que nos merecemos.

 -Eso no, Leta, que nos echan.

 -A mí que me paguen el finiquito, amor. Una vez cobrada la liquidación y asegurado el subsidio de paro puedo vivir hasta en Nueva York como la Reina que soy.

 -Yo quiero seguir siendo el Rey de España.

 -Lo serás, cariño, pero en paro. Un Rey de España en sin trabajo. De hecho, ya lo eres. Hace más de un año que no firmas una ley.


 Mi Felipe VI sigue con la cabeza por las Españas. Yo me centro en mi trabajo en Nueva York. Cambio de vestido, de peinado, le pido a mi doncella un café de vez en cuando. Aquí, en Nueva York, hacen una café malísimo. Por eso tengo que traer a las inauguraciones el café en un termo.


 -¿Más café, mi Reina? -me pregunta mi doncella Maripuri.

 -No, Maripuri. Ahora quiero el móvil. Llama a mi Palacio a ver si las niñas están haciendo sus deberes.

 

 Me pasa la llamada. Leonor ya hizo las divisiones y Sofía está liada con las multiplicaciones.


 -No me sé la tabla del nueve, mami.

 -Pues apréndela, hija. 

 -Me duele la cabeza, mami. Ahora no puedo aprender más números.

 -Vas a ser analfabeta.

 -No, mami. Seré siempre Infanta de España.


 Las niñas me salen respondonas. Vuelvo a mi trabajo en la Gran Manzana. En una reunión se me acerca Carolina Herrera. Me pide que vista sus trapitos.


 -No se vende nada, Majestad. Si usted pone un vestido mío, se incrementarían mis ventas.

 -Yo visto lo que quiera, pero me tienes que dar los trapitos gratis. En España hay mucha crisis económica.


 Carolina Herrera me trae un vestido negro con encajes. Debe ser de su abuela porque huele a antipolilla. Me da igual. Lo visto y me sienta como un guante. Aprovecho para pedirle unos cuantos más. Carolina acepta regalarme todos sus trapos viejos. Es muy generosa;  como todos los capitalistas americanos.



http://artigoo.com/viajar-avion-bebe 

artigoo.com
'Viajar en avión nos pone nerviosos a muchos y más nerviosos y nerviosas nos ponemos si tenemos que viajar en avión con un bebé. ¿Qué hacer en este caso? P' /











Sunday, September 18, 2016

De vuelta al cole



Mis hijas han regresado al cole con libros prestados por un banco de libros de texto del Ayuntamiento de Madrid y con las mochilas del curso pasado. No estamos para derroches. Mi Felipe VI quería comprarles al menos los lápices nuevos. Le dije que ni hablar. Tendrán que aprovechar las ceras que no acabaron de gastar y los rotuladores que todavía pintan. Sólo les compré unos folios en un bazar chino. Estoy sin cash.


 Menos mal que todavía hace calorcito en Madrid. No me había comprado nada de ropa de invierno. Las niñas iban con unos uniformes que nos donaron las crías de los cursos superiores. Yo acabaré también con ropa prestada o regalada como no me suban el salario pronto. Voy muy justa de dinero.


 -Tiene que llamar a una modista para que le haga ropa, mi Reina -me dice mi doncella Maripuri. Puede hacerle unas blusas de manga larga con alguna cortina que tenemos por ahí en los armarios. 

 -Prefiero ir con las camisas baratitas del Cortefiel, Maripuri. Por lo menos están bien cosidas.

 -Las modistas de barrio cosen tan bien como las que cosen para el Cortefiel, mi Reina. Además, aceptan pagos a plazos. 


 Mi doncella no sabe lo que es la escasez económica cuando estás arriba. Cuando eres pobre, puedes ir hasta con los pantalones vaqueros rotos. No quiero ni pensar qué diría Jaime Peñafiel si mi Felipe VI sale de casa con los pantalones del uniforme con rotos. 


 Pero lo está pasando Cristina. Mi cuñada estuvo trabajando todo el verano. Fue con su hijo Pablo a los países más necesitados de Asia. Allí no la conocen y puede trabajar tranquila. Nadie le grita esas cosas que le gritan cuando va por las calles españolas.


 -Yo no quiero que Iñaki vaya a la cárcel -dice mi suegra por enésima vez.

 -Nadie lo quiere, suegra.

 -Mi hijo debería hacer algo.

 -Su hijo tiene que cumplir la ley -le recuerdo.

 -Espero que lo mande a la mejor cárcel del Reino. Sería un consuelo.

 -No creo que lo tenga, suegra. Ya sabe que a Felipe está muy enfadado con el cuñado Urdangarín.


 Nos abrazamos. Yo no le tengo simpatía a los Urdangarines, pero siento pena por doña Sofía. Las dos somos madres. Me volvería loca si una hija mía acaba como Cristina. Dejo de abrazar a mi suegra y corro a la cocina. Tengo que comer el último trozo de la tarta de mi 44 cumpleaños para quitarme tanta pena de encima. El dulce siempre me ha dado mucha alegría. Creo que si un día me meto a emprendedora de algo, pondré una pastelería. La tarta se acaba y yo todavía sigo pensando en ser una emprendedora low cost exitosa.


-------------------

http://artigoo.com/emprendedores-low-cost



artigoo.com
'No hace falta tener mucho dinero para lanzarte a la apasionante aventura del emprendimiento. Hay muchos emprendedores low cost que triunfan con sus negocios má' /


Tuesday, September 13, 2016

Cumplo 44 años en Nueva York



Estoy cumpliendo 44 años en Nueva York, una ciudad fantástica. E día que deje de ser Reina de España me vendré a vivir a la Gran Manzana. Me fascina salir por la calle sin que me reconozcan. El otro día le dije a una señora en un semáforo que soy la Reina de 

España. Me miró con cara de no entender nada. Arranqué de mi moleskine una hoja y le

firmé un autógrafo. La señora guardó el papel en su bolso. En Nueva York la gente es 

muy educada. No tira nada al suelo.


 Mis Herederas querían venir con nosotros. Les dije que lo suyo es trabajar en el colegio. Para trabajar haciendo inauguraciones y cosas así ya estamos su padre y servidora. Leonor se enfadó un poco. Es la única española menor de edad que desea llegar cuanto antes a la edad laboral. su hermana Sofía, en cambio, es feliz siendo niña. Creo que va a desarrollar el síndrome de Peter Pan. 


 En Nueva York encontramos a Hillary Clinton desmallada. Fue horrible. Me acerqué a darle aire con mi abanico. Los escoltas no sabían que hacer.


 -Hay que llamar una ambulancia  del Samur-dijo mi Felipe VI.

 -¡Ni hablar! -protesté-. Los madrileños no pagarán los achaques de la primera mujer candidata a la Presidencia de los Estados Unidos.

 -¿Hay ambulancias en Nueva York?

 -Felipe, por favor. No estamos en el Tercer Mundo.


 Hillary no quiso ninguna ambulancia. Nos dio las gracias por auxiliarla y se fue hacia el piso de su hija. Quería estar en familia. La comprendo. Los achaques en familia se te curan más rápido. Nosotros seguimos paseando. No estamos gastando mucho dinero porque no hay Presupuestos para el próximo año. Mientras estemos sin Gobierno no se puede derrochar. Ya le dije a mi Felipe VI que este año no aceptaré regalos caros por mi cumpleaños. Me conformo con unas bisuterías de Yanbal.

Sunday, September 04, 2016

Me venden como muñeca Barbie



Estoy muy ocupada terminando las vacaciones y acercándome a mi 44 cumpleaños en estos días de vuelta al cole de mis Herederas. Hay muchas cosas que hacer. Por ejemplo, ocuparse de los libros de las niñas y de los regalos que les hacen los libreros. Los de "El Corte Inglés" nos enviaron una Barbie Letizia con su Felipe VI de juguete. Deben pensar que mis Herederas van a jugar con los muñecos con las caras de los Reyes de España. Mis niñas son muy respetuosas con la Monarquía. Colocaron los muñecos en una estantería y les hacen reverencias.


 Supongo que tendrán muñecos de políticos. Pablo Iglesias quedaría muy bien de novio de la Nancy, ahora que la están modernizando tanto que no parece la Nancy que vendían las jugueterías de mi infancia. Todo cambia. El único que no cambia es Rajoy. Marianito sigue con la misma barba y con las mismas costumbres. El otro día vino a ver a mi Felipe VI con el "Marca" debajo del brazo. 


 -Firme aquí -le pidió a mi Rey Felipe VI.

 -¿Cómo voy a firmar un periódico?

 -Perdone usted, Majestad. Pensé que era la nueva Ley electoral. ¿Le dije que vamos a cambiar la Ley para que las terceras elecciones no caigan el día de navidad?

 -Pensé que no tenía apoyos suficientes en el Congreso de los Diputados.

 -Para poner las terceras elecciones el 18 de diciembre me sobran votos. Va a votar a favor hasta Pablo Iglesias.


 Es una gran noticia saber que el día de Navidad no iran a votar nuestros súbditos. Mi doncella Maripuri quería ir a votar con una botella de cava en una mano y una tableta de turrón de chocolate Suchard en la otra. ¿O era turrón de chocolate de marca blanca? No me acuerdo. A Maripuri le gusta mucho el turrón de chocolate con trufas que venden en el Gadis. El año pasado nos trajo una tableta. Estaba rico, pero una Reina de España no puede comer muchos dulces si quiere seguir siendo delgada, como es mi caso.


 En todo caso, en mi Palacio no estamos para muchas fiestas. Doña Sofía anda llorando sin parar porque le dijeron que su Juanito tiene una nueva novia.


 -Es rubia, casada y española.

 -Entonces es usted, suegra.

 -No, nuera. Yo soy griega.


 Le preparo una tila y la dejo llorar. Las penas se van llorando. Lloras un rato y matas la pena. Doña Sofía acabó de llorar a las doce de la noche. Yo ya dormía apoyada en su hombro.


 -Me acuesto, nuera, que mañana tengo que ir a ver a Elena. Casi se mata montando un caballo ahí fuera.


 Yo también me fui a dormir. Mi cuñada Elena no me quitó el sueño. Si cayó del caballo, fue por su culpa. Ya no tiene edad para andar dando saltos con los caballos de carrera. Dicen que cuando pasas de los cincuenta la tensión se te altera si no tomas alguna pastilla y creo que mi cuñada no toma ninguna medicina de esas que hay que tomar por edad anciana.


 Mi Felipe VI estaba mirando los muñecos. No le gusta su muñeco. Le dije que lo aceptara: un Rey de España no debe manifestar su descontento.


 -Estoy indignado, Leta, y no sólo por el novio de la Barbie Letizia sino por mi padre. ¿Sabes que anda con otra?

 -Sí, cariño. No se habla de otra cosa, pero no te preocupes. A esta no le compra joyas sino comida. Nos la podemos permitir.


 No sé si lo dejo tranquilo. Nos acostamos. Mi Felipe VI intenta llamar a su progenitor. No le coge el teléfono. Debe estar cenando con la rubia. Cuando despierto, mi Felipe VI sigue intentando ponerse en contacto con Juan Carlos I. Parece un niño tonto. Su padre ha cenado con la rubia y ahora estarán durmiendo juntos. No creo que hagan otras cosas porque mi suegro está muy mal de salud.


--------------------

http://artigoo.com/afeitar-cara-rapido


artigoo.com
'¿Cómo afeitar la cara rápido? Esta es la pregunta que se hacen muchos hombres por la mañana. La mejor manera de afeitarse rápido es comprando una buena afe' /



Tarot gratis

AMAZON











My Blog List