Moda Letizia

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...
Y NO NECESITARÁS UN PRÍNCIPE

ADPV

Amazon te vende....




Thursday, January 18, 2018

Mi cuesta de enero



 Fui a Fitur con mi Rey de España a ver si sacaba alguna idea emprendedora para llegar a fin de mes. La cuesta de este enero se me está haciendo mucha cuesta. El dinero se me va de las manos entre las rebajas y la lista de la compra del supermercado. En Fitur pocas ideas me dieron. Los empresarios estaban rezando para que los antituristas no les fastidien el negocio.


 -¿Quieren que enviemos policías a los hoteles? -les preguntaba mi Felipe VI a los empresarios.

 -Que no vengan con uniformes, Señor -le pidió un empresario catalán. 

 -¿Cuántos policías necesitan para defender a los turistas extranjeros? -insistía mi marido.

 -De momento ninguno. Mejor hagan algo para que los propietarios de pisos no les alquilen sus viviendas a los turistas. Nos están haciendo mucha competencia.


 Esto me dio una gran idea: podía alquilar algún palacio a los turistas. Se lo dije a mi Felipe VI y mi santo se negó. No quería que los turistas durmieran en las camas que usamos nosotros.


 -Mi cama no la alquilo.

 -Podríamos ponerles camas de Ikea. Estarían más cómodos y nosotros tendríamos nuestras camas bien guardadas en el trastero.


 No lo convencía la idea. Entonces me olvidé de los empresarios de los hoteles y de Fitur y me acordé de Las Campos. ¿Y si hacíamos un reality? Seguro que Telecinco está interesada en llevar nuestra realidad a su pequeña pantalla. Podríamos ganar mucho dinero. Las Campos fueron a Nueva York de compras, a Miami a comprar más zapatos e irán a Japón a seguir disfrutando de la vida. Se lo dije a mi Rey de España cuando llegamos a nuestro palacio.


 -Haremos un reality, Felipe. Díselo a nuestras Herederas.

 -Ni hablar, Leta. Nosotros somos los Reyes de España. Los españoles tienen que pagarnos un sueldo suficiente para vivir sin estrecheces. Y nos lo pagan.


 Me di por vencida. Tengo que seguir ahorrando y estirando el dinero de Hacienda siguiendo los conejos de mi doncella Maripuri. Habrá que apagar la calefacción más horas. Soy una pobre energética más. Nunca hubo una Reina de España que pasara más penalidades en este país. Mucho frío, mucho pollo, mucho fiambre de oferta, mucho arroz, muchos macarrones..., y nada de marisco. 


--------------------

http://dinero-beruby.blogspot.com/ 



Saturday, January 06, 2018

Mi suegro cumplió 80 años



Tuvimos que vestirnos de familia para celebrar los ochenta añazos de mi suegro. Yo hubiera preferido no celebrar nada porque esas comidas en las que me siento con cuñadas, primas que no son primas, sobrinos que me ponen de los nervios y un matrimonio, el de mis suegros, que echa chispas con sólo mirarse, me ponen de los nervios. Temí que discutieran de verdad ante los setenta invitados. 


 -Discutirán en inglés, mi Reina -me animaba mi doncella Maripuri cuando estábamos poniendo los manteles. -. Usted no traduce y no se entera.

 -No quiero que discutan ni haciéndose señas. Yo soy una Reina pacífica y pacifista.

 -Pues entonces los vamos a sentar muy lejos el uno del otro para que no se den patadas y no se oigan.


 Le hice caso a mi doncella Maripuri y coloqué a mis suegros bien lejos el uno del otro.  Mi suegro tenía a su derecha a su hija Elena, la que más se le parece. A su izquierda estaba su nieto Froilán, su sucesor en correrías con las mujeres enamoradizas. Mi suegra tenía a su derecha a mi persona. A la izquierda de doña Sofía se sentaba mi Felipe VI. Fue una buena colocación que nos garantizó la armonía familiar.


 Poco hablamos. Se trataba de reírse, poner buena cara en la foto familiar y desearnos un feliz año. Mi cuñada Elena miró mucho mi vestido pasado de moda.


 -¿Es fondo de armario? -me preguntó.

 -No, es moda de segunda mano.

 -¿Compraste ese vestido en el ropero de Cáritas? -se escandalizó.

 -Lo compré en una tienda de segunda mano.

 -¿Y si es de una difunta?

 -Ahora es mío.


 Mi sobrina Victoria Federica me pidió la dirección de la tienda. Me confesó que ella también compra ropa de segunda mano.


 -Esta túnica que llevo se la compré a una inmigrante rusa que vendía ropa en un puesto del Rastro.

 -Pensé que se la habías pillado a un Rey Mago.

 -No fui a la cabalgata, tía Majestad.

 -Pues deberías ir. Todavía tienes edad para que te tiren caramelos los Reyes Magos.

 -¿Tú ibas a mi edad a las Cabalgatas de Reyes?

 -No, cariño. A tu edad estaba a punto de casarme con mi profesor de literatura española. 


 Mi Felipe VI me pidió discreción con el dedo que indica silencio en sus labios. Callé. Había que hablar del tiempo. 


 -¿Tiene frío, suegra? -le pregunté a doña Sofía.

 -Hoy soy feliz. Mira a quien tengo enfrente: ¡a mi marido!


 Me emocioné.  Mis Herederas corrieron a traerme pañuelos de papel porque mi llanto ya había mojado el pañuelo de seda bordado con mis iniciales que saqué del bolsillo de mi vestido de segunda mano. Nunca una nuera había llorado tanto al ver a su suegra enamorada del padre de sus hijos. Una mujer cornuda lo perdona todo.


-----------------

http://dinero-beruby.blogspot.com/ 



Monday, December 25, 2017

Resaca de cava catalán tras la Nochebuena




 Estoy borracha con tanto cava catalán como bebimos mientras veíamos a mi Felipe VI en la televisión hablando del futuro, de Cataluña, de las mujeres maltratadas y de lo bien que nos irá juntos a todos los españoles, incluido ese señor Puigdemont que anda por Bruselas escondido. Pero no quiero hablar de política sino de comida. 


 Andan diciendo por ahí que sólo comimos un plato. Es cierto: comimos una fabada con panceta de cerdo ibérico y nos chorizos de marca Coren que salen muy baratos en el supermercado Gadis. Doña Sofía no quería comer carne, pero acabó comiendo un buen trozo de tocino porque no había verduras ni ese pescado crudo que a ella le gusta tanto. También se sumó a nuestra mesa mi cuñada Elena con sus dos hijos. No hablaron mucho. Creo que sigue enfadada conmigo porque no invito a los Urdangarines. Este año tuvo la delicadeza de no llamar a Cristina. Elena y Cristina son como siamesas: no pueden vivir una sin la otra. 


 Nuestra cena fue muy amena. Froilán nos puso al tanto de sus proyectos emprendedores.


 -Tengo acciones de un bingo en Madrid.

 -¿Eres ludópata, sobrino? -le preguntó mi Felipe VI.

 -No, tío Majestad, soy un causante de la ludopatía de los jóvenes madrileños.

 -Ten cuidado con la Justicia, sobrino.

 -Pago impuestos. Mi bingo es totalmente legal. Y lo mismo puedo decir de las catorce discotecas donde invierto mis ahorros y de los tres restaurantes para jóvenes y de un coche que pilota un amigo mío que fue taxista en unas carreras de coches a las afueras de Madrid.


 Doña Sofía aplaudía. Está muy orgullosa con el éxito económico de su nieto mayor. Menos orgullosa se siente de su éxito con las mujeres. Teme doña Sofía que el nieto Froilán le salga al abuelo Juan Carlos.


 Don Juan Carlos poco habló. Su presencia en nuestra mesa de Nochebuena se limitó a recibir las reverencias de sus nietos y a pedirnos que abriéramos todas las botellas de cava catalán de nuestro mueble-bar.


 -Los catalanes necesitan vender sus productos.

 -Está bien, suegro, beberemos todo el cava y dejaremos la sidra para fin de año.

 -Para fin de año hay que comprar más cava. Los Freixanet tienen pocas ventas este año.

 -¿Sigue teniendo dinero en La Caixa, suegro?

 -Ahora es Caixa Bank, nuera. Y sí, tengo allí mis ahorros.

 -¿Todos sus ahorros?

 -No hables de dinero, Leta -me reprendió mi Felipe VI-. Hablar de dinero es mala educación.


 El cava se me subió a la cabeza. Ya no sabía si hablaba de dinero o si hablaba de comida. Sólo sé que mis suegros no discutían. Parecían un viejo matrimonio feliz. Grite que se besaran. Fue un error por mi parte porque don Juan Carlo y doña Sofía se apartaron. No tienen arreglo, pensé.


 Antes de ir a dormir, llamé a a mi doncella Maripuri. También estaba piripí por el cava catalán.


 -Este año lo hicieron con más alcohol, mi Reina. No deje que sus Herederas lo beban. Emborracha mucho.

 -Ya lo bebieron, Mariuri.


 Mis Herederas brindaban con las copas de la cristalería italiana de la Reina Victoria Eugenia. Brindaban pero no bebían. Leonor y Sofía mojan los labios sin beber la bebida que puede hacerles perder la cabeza. Son más listas que su madre, esta pobre mujer que hoy no puede con su resaca de Nochebuena.


------------------

http://newyorkchic1.blogspot.com/ 



Sunday, December 17, 2017

Mi gastroenteritis después de mi viaje a África




 Estuve en África dando ánimos a los niños y niñas pobres que hay por allí y he venido hecha polvo. No sé si me hizo daño algo que comí o algo que bebí. Mi estómago no es el mío. Encima el médico que dice que tengo que hacer una dieta para pacientes con gastroenteritis. Es decir, nada de refrescos, nada de carnes que no sean carnes de ave, nada de azúcares y nada de verduras de color verde. Estoy a sopa de arroz con zanahoria. Menos mal que mi Felipe VI se ha apuntado a la sopa de arroz para darme ánimos.


 -Comeremos todos sopa, Leta -decide el Rey de España.

 -¿Los políticos también?

 -Por supuesto. Enviaré una circular al Gobierno, al Jefe de la Oposición, a los Presidentes de las Comunidades Autónomas y a los Embajadores.

 -Espero que llegue la cosecha de arroz para tanta sopa.

 -Si no llega, importaremos arroz chino y traeremos zanahorias de donde las haya.


 En esas estamos. El Presidente del Gobierno me llamó para interesarse por mi gastroenteritis.


 -¿Hasta cuándo estará usted, Majestad, con la dieta de la sopa de arroz?

 -No tiene que comer lo mismo si no lo desea, Presidente.

 -En La Moncloa comeremos sopa de arroz mientras la Reina de España no pueda comer otra cosa por prescripción médica. Somos muy monárquicos.


 Me consuelo mirando las fotos de mi viaje a Senegal. No quedé mal con las camisetas de felpa que me prestó mi doncella Maripuri para la ocasión. Eran calentitas y el blanco se ve muy bien en las fotografías. Me hacían parecer más joven. Mis hijas vienen a verme a mi habitación. Temen que esté enferma de verdad.


 -¿Has vomitado más, mami? -me pregunta mi Leonor.

 -No, cariño. Desde que toda España come sopa de arroz conmigo se me pasaron las ganas de echar los arroces por la boca. Eso no quiere decir que los eche por otro lado, claro, pero seguro que acaban saliendo.

 -No nos asustes, mami -me pide mi Sofía.

 -Estad tranquilas hijas, que esta madre vuestra en la cena de Nochebuena come los turrones de chocolate y los polvorones aunque acabe en Urgencias a las tres de la madrugada.


 Mis hijas no me entienden. Son muy niñas. Ya me entenderán cuando tengan que ir de viaje oficial a África sin vestidos de Felipe Varela y con unas camisetas de felpa prestadas por sus doncellas. Así acabé con esta gastroenteritis. Encima el médico me dijo que no podía tener relaciones sexuales porque la gastroenteritis es contagiosa. Sería un desastre que se la contagiara al Rey de España. Me imagino a mi pobre esposo soltando la vomitona cuando esté en la tele diciendo su discurso de Nochebuena. ¿Qué dirían nuestros súbditos?


-----------------

http://dinero-beruby.blogspot.com/ 



Sunday, December 03, 2017

Ola de frío




Estamos viviendo una ola de frío en toda España. Es horrible tener que andar tan abrigada. Yo pondría calefacción en las calles, pero el Gobierno no quiere. Dice el Presidente Rajoy que no hay dinero.


 -Fabrique dinero, Presidente.

 -No se puede.

 -¿Para qué está la Casa de Moneda y timbre?

 -Usted ve mucha televisión. No crea lo que nos han contado en la Casa de papel de Antena 3.


 Empiezo a creerlo. Yo me iría con la banda del Profesor a la Polinesia después de haber fabricado mi propio dinero en el mayor atraco de la Historia mundial. Me encantó la serie. A mi doncella Maripuri también le gustó mucho. Maripuri era fan de Berlín, el pobre hombre que acabó muriendo para que sus compañeros se pudieran fugar por el túnel con los billetes fabricados. A Maripuri le gustan los hombres fuertes. Yo, en cambio, admiraba al Profesor, un filósofo metido a ladrón por necesidad. 


 Hay que ver mucha televisión para llevar este frío con alegría. Te envuelves en una manta y te pones a mirar series. Ahora estoy muy enganchada a Tiempos de guerra. Me dio mucha pena el pasado miércoles que Magdalena dejara a su amor marroquí. Es un moro muy guapo el tal Larbi.


 Mi Felipe VI no pierde el tiempo con las series de nuestras televisiones. Sigue pensando en Cataluña. Yo pienso más en la lotería de Navidad. Es el día 22 de diciembre y no quiero que me la fastidien con los resultados de las elecciones en Cataluña. La lotería es la ilusión de los pobres. Yo sigo siendo pobre. Pienso como la Reina de los Pobres. Por eso no enciendo mucho la calefacción.


 -Saca todas las mantas de los armarios, Maripuri -le pido a mi doncella-. Le daremos una manta a cada visitante. Guarda la manta más grande para arropar a Rajoy. El radiador lo pondremos fuera para que se calienten los pobres paseantes.

 -Eso es el mundo al revés, mi Reina.

 -Haz lo que te pido, por favor.


 Maripuri acumula mantas bien dobladas en la entrada de mi palacio. La ministra de Defensa acepta su manta sin protestar. Las otras ministras también aceptan ser arropadas con una mantita. Rajoy dice que no le hace falta ninguna manta.


 -Llevo calcetines largos.

 -Parece que los lleva rotos, Presidente.

 -Mi mujer no tiene tiempo para remendarlos.


 Le regalo unos calcetines de mi Felipe VI. Rajoy acepta el regalo. Pero sigue sin querer cubrirse con una manta los fríos. Es un valiente. Casi lo admiro. Pero que nadie entienda mal: esta Reina de España es roja hasta el culo.


---------------

http://newyorkchic1.blogspot.com/ 



Saturday, November 25, 2017

Me visto de fiesta


Estoy guapísima. Lo dice mi Felipe VI y mi santo no miente. Tan guapa me siento que saqué del armario el vestido de la Primera Comunión y lo llevé a que le hicieran un arreglo. Felipe Varela no quiso hacer nada. Decía que el vestido olía a antipolilla.


 -Perfumelo, por favor -le rogué.

 -Yo sólo trabajo con telas nuevas.


 Acabé en el estudio de mi doncella Maripuri rodeada de costureros y cintas métricas. Maripuri quitó tela de un lado para otro y con unos volantitos me dejó el vestido de la Primera Comunión perfecto para ir a una fiesta del Teatro Real. Causé sensación. Las ministras de Rajoy me preguntaban donde lo había comprado.


 -Es un segunda mano salido de mi fondo de armario.

 -¿Cuánto le costó? -me preguntó la Presidenta del Congreso de los Diputados.

 -Tendría que preguntarle a mi madre. Me lo compró para mi Primera Comunión. Yo sólo le pagué a mi doncella Maripuri el arreglo a mi talla actual.

 -¿Es el vestido de su Primera Comunión? ¿Usted hizo la Primera Comunión, Majestad?

 -Fui católica desde el bautizo hasta después de comer el cuerpo de Cristo por primera vez y volvía a ser católica cuando me quise casar por la iglesia con mi Rey de España.


 No le expliqué más. Los políticos del PP no me entienden. Tampoco me entienden los políticos de izquierdas. Yo soy muy moderna. Y mi doncella Maripuri es todavía más moderna que esta Reina servidora de España. Pero no voy a hablar de mi doncella porque Maripuri es muy celosa de su intimidad. Yo sólo hablo de i vida, una vida que conocen todos porque esto de ser Reina de España te hace ser famosa en todo el mundo mundial.


 Con el vestidito de volantes pasé mucho frío. Me veía las piernas azules. Me hubiera dado unos masajes si no estuvieran mirando para mí. Encima no paraban de quitarme fotos. 


 -¿De quién es el vestido? -me preguntó una plumilla.

 -Es mío.

 -Le preguntaba por el diseñador.

 -Escriba en su periódico que el vestido es mío.


 No sé que escribió la plumilla. Peñafiel escribió que tenía unas piernas de escándalo. En eso estamos de acuerdo. Mis piernas son muy bonitas. No tengo nada de grasa; son puro músculo.


 Quitando el escándalo del vestido no tengo nada interesante que contar. Cataluña sigue en su sitio, Puigdemont está en Bruselas, algunos consejeros que ya son ex consejeros están viviendo gratis en la cárcel, la familia de mi esposo vive feliz. A doña Sofía casi no la veo. Como sabe que no quiere que le de chuches a sus nietas, no se acerca a mi Palacio. La última vez que vino por aquí me contó que Froilán tiene otra novia. 


 -Está en la edad de las novias, suegra.

 -Se parece mucho a mi Juanito.

 -Gracias a mis genes, mis hijas se parecen a mí.

 -Leonor es muy Grecia.

 -Se equivoca, suegra. Leonor tiene mi cabeza. Es muy cuadriculada. Y Sofía tiene mi encanto.


 Doña Sofía marchó pronto. No sé si tendrá un nuevo novio músico. Este mes iba a un concierto a Rusia. Espero que no la espíen los rusos. Tenemos muchos espías rusos detrás de los occidentales. Lo estoy comprobando leyendo la prensa de los países de la antigua Unión Soviética: hablan tanto de Cataluña como de mis piernas. Ya saben que presumí de piernas gracias al vestido de volantes.


-----------------

http://inmobiliaria-coruna.blogspot.com/ 






Monday, November 20, 2017

Mi semana de Black Friday



 De regreso de mi viaje a México inicio mi semana de Black Friday a lo grande. Hacienda va a quedar contenta con mis gastos y la Economía de este país también. Hay que consumir para que haya empleo para nuestros sufridos trabajadores y trabajadoras. Entre mi doncella Maripuri y esta Reina servidora de la Patria haremos mucho por el PIB del país.


 -¿Voy haciendo las listas de la compra, mi Reina? -me pregunta mi doncella Maripuri.

 -Ya tendrías que tenerlas hecha, pero no importa, Maripuri. Me gusta improvisar. Iré mirando escaparates y comprando.

 -Tenemos gastos limitados.

 -Esta España nuestra no le limita los gastos a su Reina.

 -No sé qué dirá el ministro de Hacienda, mi Reina. Puede pedirnos cuentas. Se las está pidiendo a Carmena. La alcaldesa de Madrid le tiene que pedir permiso al señor Montoro hasta para comprar papel higiénico para los servicios del Ayuntamiento.


 Mi doncella Maripuri siempre me cuenta cosas que no me interesan. Yo prefiero que me hable de cosas bonitas, como, por ejemplo, de la boda de Ana Boyer, la hija pequeña de Isabel Preysler.  Le pregunto si nos han invitado a la boda.


 -Mejor que no la inviten, mi Reina. Ana se casa con su tenista en una isla lejana. Cuesta mucho el viaje.

 -A mí me llevaría el Ejército del Aire en uno de los aviones del Estado.

 -Sería un derroche.


 Todo es un derroche. Mi Leonor también está muy preocupada por los derroches de esta Reina de España. Dice que no quiere nada del Black Friday.


 -Prefiero ser responsable con el medio ambiente. Por eso estoy aguantando el frío de Madrid en mi habitación de Princesa de Asturias. Este año no enciendo al calefacción ni que nieve.

 -¿Te has vuelto tonta, hija? Pon la estufa de gas butano al menos. Piensa que el butanero quedará agradecido porque vive de vender bombonas de butano a domicilio.

 -La Tierra sufre.

 -No sé qué a pasado en este Palacio mientras estuve trabajando en México como una condenada.

 -No vayas de tiendas, mamá, por favor. Piensa en ahorrar.


 Me siento culpable sin tener ninguna culpa. Me acerco al despacho de mi Felipe VI y no encuentro más alegría. Ha muerto el Fiscal General del Estado en Buenos Aires y no puede con la pena. Lo dejo con sus penas y me voy con mis alegrías a otra parte.


 -¿Nos vamos a El Corte Inglés, mi Reina? -me pregunta mi doncella Maripuri.

 -Ahora mismo. 


 Me voy soñando con nuevos trapitos. Me gusta andar por casa muy guapa. Para casa compro ropa barata, de la que compra todo el mundo, pero muy a la moda. Siempre viene a vernos doña Sofía y me gusta que me vea arregladita. Tiene que sentirse orgullosa de su nuera.


--------------

http://tiendacoruna.blogspot.com/ 



Wednesday, November 15, 2017

México lindo y bonito



 Regresé a México como Reina de España lo cual es un importante ejemplo para los trabajadores de este país y de todos los países del mundo. Una llega a un país vendiendo cigarrillos por los bares y acaba ocupando la jefatura consorte de un país europeo. Pero yo no fui para ser ejemplo de nada sino para apoyar a la Cruz Roja, una organización dedicada a la ayuda de los más necesitados que siempre recibió el apoyo de la Monarquía española. La Reina Victoria Eugenia, la a bisabuela de mi Felipe VI, se desvivía por la Cruz Roja. Todos sus ahorros iban para las enfermeras, hospitales, ambulancias y demás logística de esta maravillosa ONG.


 Me lo pasé de cine en México, lejos de la Cataluña rebelde y demás problemas de mi Reino. Estaba tan feliz que acabé bailando con los mariachis que cantaban como los ángeles. ¡Aquello era vida! Casi me dio pena Puigdemont, ese político que tenemos exiliado en Bruselas. Puigdemont es un hombre que le da pena a todo el mundo, sobre todo a los rusos y a alguna polaca que piensa que no hablamos con él. Pues sí, hablamos hasta aburrirnos, pero él no se baja de la burra de la independencia que separa a los catalanes en dos bandos. En todo caso, no quiero hablar de política. Lo mío, lo dije muchas veces, es reírme y vivir esta vida emborrachándome con las cosas bonitas que hay en la Tierra mundial.


 Mi doncella Maripuri vino conmigo a México. Maripuri no bailó porque decía que representaba a la clase trabajadora de nuestra España.


 -Voy a demostrarles a los mexicanos que los españoles trabajadores somos gente seria.

 -Hablas como Rajoy, Maripuri.

 -Yo no puedo hablar como Rajoy, mi Reina. Soy comunista a mi manera. El Presidente mariano es muy de derechas.

 -No hablemos de política Maripuri -le pedí.

 -Pues hablemos de moda. ¿Qué hace usted vestida de negro? Parece una viuda.

 -No me parece correcto vestirme de rojo.

 -Es correctísimo.


 Maripuri me vino con un vestido rojo demasiado corto. Yo creo que lo compró en una tienda de segunda mano de México ciudad. Le dije que no podía ser.


 -Prefiero ir de negro por si me salpican con el vino, Maripuri.

 -Usted no beba, mi Reina.

 -Beberé agua sólo.


 ¡Y menos mal que había agua! Nos sirvieron una carne picante que casi me mata. Era peor que los pimientos de Padrón picantes. Yo bebía y acababa con las jarras de agua. Los Presidentes de México se reían.


 -¿Más agua, Majestad? -me preguntaba el Presidente de México.

 -Sí, Presidente, mucha más.

 -El tequila apaga mejor la sed.

 -Yo sólo bebo agua mineral.


 Ahora estoy en mi España de vuelta. En esta España nuestra que casi no reparó en mi viaje a México. Miro las fotografías y me horrorizó. ¿Bailé con un cantante? Se lo cuento a mi Felipe VI.


 -Mientras no bailes con Puigdemont no tendré celos.

 -¿Te daría celos un baile agarradito con el señor Puigdemont, Felipito?

 -Muchos celos, Leta. Tendría que mandar el Ejército de Tierra para llevarlo directamente a la cárcel sin juicio previo.

 -No bromees, amor.


 Abrazo a mi Rey de España. Me pone la escena del baile con Puigdemont. Pensándolo un poco, Puigdemont es sexy. Tiene un flequillito muy mono y también tiene acné. Su mujer es muy afortunada con un marido tan mimosín. Pero yo soy fiel a mi Felipe VI. Que quede claro.


------------------

http://dinero-beruby.blogspot.com/ 




Wednesday, November 08, 2017

Me gusta la camiseta azul-lila de la selección


 Me gusta mucho la nueva camiseta de la selección de fútbol. Es una camiseta estridente, con una zona de color azul-lila que enamora. Yo no entro en la polémica. Para mí es azul-lila, y mi doncella Maripuri opina igual que esta Reina de España. Mi Felipe VI no opina. Dice que tiene la cabeza que no da para más con el problema de Puigdemont y sus asociados.


 -Ese hombre anda por Bruselas dando pena, Leta.

 -¿Lleva la camiseta de la selección?

 -No digas tonterías, Leta.

 -Puigdemont debería pasear por la capital de Bélgica con la nueva camiseta de la selección española. Sería una manera de mostrar lealtad a la Constitución española de 1978.

 -No sé quién le pagará el hotel.

 -No le cobran amor. Tú lo has dicho: Puigdemont da pena y no le cobran en el hotel, ni en el restaurante, ni cobran ese avión que le llevó a los alcaldes de las varas para darle ánimos. Es un fugitivo simpático.

 -Mejor sería que no bromearas, Leta. Lo de Cataluña es cosa seria. Creo que está detrás Rusia.


 Me pongo seria. Le preguntó a los dos ancianos Presidentes que vinieron de Israel a visitarnos si saben algo sobre los espías rusos en nuestra Cataluña. No saben nada, me dicen por señas. Insisto. Vuelven a decir por señas que no saben nada o no escuchan. Ya no sé qué me dicen. 


 -No moleste a los abuelitos, mi Reina -me pide mi doncella Maripuri-. Es mejor que mire yo en mi tarot si veo rusos por Cataluña haciendo una frontera de separación con la Patria española.

 -¿Se ve en el tarot?

 -Sí, mi Reina. Dicen los Arcanos Mayores que Cataluña se queda donde está por mucho que los rusos intenten confederarla con Moscú. Ya han fracasado en su intento de llevarse a Puigdemont a Siberia. Le ofrecieron un exilio dorado en su zona más fría, y no hubo manera de que aceptara. Lo único que han conseguido es que el ex Presidente de la Cataluña Constitucional se apuntara a un curso online de ruso. 

 -¿Habla ruso Puigdemont?

 -Empieza a hablar como un niño. Dice mi tarot que se le entiende bien, pero debe mejorar la pronunciación de los verbos irregulares.


 Quedo a cuadros. Yo no sé qué decir. Abro la caja que nos enviaron con camisetas de la selección y voy probando. Tengo que quitar de mi cabeza a ese Puigdemont del exilio. En el fondo me da pena. Es un hombre delicado y no creo que resista bien la cárcel. Se nota que necesita andar, hacer ejercicio y comer muchos nutrientes. En las cárceles españolas se está bien, pero no me gusta que haya políticos entre nuestras rejas. Nos salen caros los políticos en la cárcel. Los consejeros de Puigdemont están a dieta blanda y eso sale carísimo. Me dijo el Ministro de Hacienda que tienen tres cocineros preparando purés para los políticos encarcelados. Me dan tanta pena que les voy a enviar las camisetas de la selección. Seguro que me lo agradecen. Son unas camisetas que le gustan mucho a Pablo Iglesias. ¿Le gustarán también a los políticos presos?



http://newyorkchic1.blogspot.com/ 




Tarot gratis

AMAZON











My Blog List