Moda Letizia

ADPV

VENTURA 24



El gordo 728x90.gif

Friday, January 23, 2015

Bárcenas sale de la cárcel

 Me acaba de decir mi doncella que ese tal señor Bárcenas del PP ha salido de la cárcel. No sé qué pensar. Se lo conté a mi Felipe VI y tampoco sabe que pensar, sólo sabe que en este país estamos luchando contra la corrupción.

 -Es mejor no hablar de política, Leta -me dice mi fiel marido.
 -Entonces hablamos de nuestras hijas. ¿Sabes que Leonor se hizo fan de Yuya?
 -¿Quién es Yuya?
 -Una chica mexicana que tiene muchos seguidores en su canal de Youtube. Hace vídeos de maquillaje. Estoy horrorizada, Felipe.  Si nuestra Leonor se maquillara como Yuya, sería un escándalo. Peñafiel nos pondría a caldo.
 -¿Se maquilla nuestra Leonor, Leta?
 -Pronto empezará. 
 -Que no sea demasiado pronto.
 -Tu hermana Cristina ha vendido su palacete en Barcelona. ¿Lo sabías?
 -Mejor no hablamos de Cristina, Leta.
 -¿Quieres hablar de Urdangarín?
 -Tampoco. Déjame trabajar.

 Mi Felipe VI sigue leyendo la prensa. No quiere hablar de Bárcenas, pero está leyendo todos los reportajes que salen en los periódicos sobre el ex tesorero del PP. Lo dejo y voy a mirar los nuevos vestidos que me mandó mi diseñador favorito.

 -No se vuelva a poner ese vestido negro, mi Reina -me pide Maripuri-. Parecía usted ayer la ama de llaves de Rebeca. Los embajadores salieron asustados de la recepción.
 -Estaban preocupados por los problemas del mundo, Marpuri. No creo que se fijaran en mi vestido.
 -No se puede imaginar lo que la criticaron. A estas horas estarán hablando mal de usted.
 -A estas horas todo el mundo está hablando de Bárcenas.
 -Bárcenas se viste bien. ¿Ha visto como salió de la cárcel? ¡Iba con traje y corbata! No parecía un preso.

  Mi doncella Maripuri debe pensar que los presos en este país nuestro van vestidos con un traje de rayas. Cada uno se vestirá como puede. En cuanto a mi vestido negro tiene razón: no fue nada apropiado. No me gusta como he salido en las fotos. 

Tuesday, January 20, 2015

No quiero tener más hijos

 Estoy muy de acuerdo con el Papa de Roma cuando dice que no debemos tener hijos como conejos. Creo en la maternidad y en la paternidad responsables. Debes tener los hijos que puedes mantener y en los hijos que puedes querer. El cariño repartido no da para mucho. Yo quiero a dos hijas. Si tuviera doce, poco cariño le iba a tocar a cada una.

 Mi doncella Maripuri opina lo mismo. Ella cree que los pobres no deberían tener hijos.

 -Así se acabaría la pobreza, mi Reina. Yo no pienso tener hijos hasta que me toque la Primitiva. Cuando tenga unos cuantos millones de euros, podré formar una familia. Sólo quiero una niña, una o dos. Lo que no quiero es marido. Los hombres siempre dan problemas.
 -No debes ser tan feminista, Maripuri -la aconsejo. Un hombre es muy necesario en una casa. No sé qué sería de mí sin mi Felipe VI. No tendría quien me hiciera el bricolaje del palacio.
 -Las reformas se las hace una empresa de obras a domicilio -me recuerda mi doncella.

 Dejo a Maripuri con sus filosofías y voy a ver si mi Felipe VI trabaja. Así es. Está leyendo todos los periódicos que se publican en el Reino de España.

 -¿Crees que debo recibir a Pablo Iglesias, Leta?
 -Por supuesto. Las encuestas dicen que será el próximo Presidente de España.
 -Le he mandado una tarjeta de felicitación a Susana Díez por su próxima maternidad.
 -Bien hecho. ¿Le has puesto que no hay que tener hijos como conejos?
 -¿Qué dices, Leta?
 -Lo que dice el Papa de Roma. El Papa Francisco dijo que no quería católicos reproduciéndose como conejos.

 Mi Felipe VI no lo quiere creer. Todavía no se ha dado cuenta de que en el Vaticano están cambiando las cosas. El Papa Francisco quiere que tengamos sólo 3 hijos como mucho por lo de las pensiones. Yo ya he cumplido: dos hijas y basta.

Friday, January 16, 2015

Mi pulsera amarilla

 A mi doncella Maripuri no le gusta mi pulsera amarilla. No entiende que hay que defender la conciliación, el horario flexible sobre todo para nosotras, las mujeres amas de casa. Mi doncella quiere cambiar la pulsera por una ley.

 -Dígale a Rajoy que haga una ley para trabajar sólo cuatro horas al día, mi Reina.
 -Rajoy no me haría caso.
 -Pues entonces tendrán que cesarlo.

 Mi doncella Maripuri no sabe cómo funcionan las leyes de este país. Le parece que mi Felipe VI tiene tantos poderes como tenía aquel Franco que le dejó el trono a mi suegro. Mi Rey reina, pero no gobierna.

 Yo sigo con mi pulsera amarilla. Doña Sofía me preguntó si la había comprado en los chinos. Cuando le dije que era por lo de el horario flexible, me pidió una.

 -Yo también quiero contribuir a la causa. Estoy cansada de trabajar.
 -Ahora está jubilada, suegra.
 -Sigo sufriendo, nuera. ¿Sabes lo de la paternidad de Juanito? Le salieron dos hijos, nuera. ¡Dos! La chica belga consiguió ponerle una denuncia. Ahora tendremos que pagar los abogados de Cristina y los abogados de Juanito. No sé de dónde vamos a quitar tanto dinero.
 -De Hacienda.
 -Tienes razón, nuera. No me acordaba ya de Hacienda y mira que paga todo lo que le pedimos que pague. Los del PP son muy generosos con nosotros.

 No sé si los de Podemos serán tan generosos. El otro día quise saludar a Pablo Iglesias y me volvió la cara. Tendré que intentar acercarme a Juan Carlos Monedero. Dicen que come roscón y pasteles en la casa de Carmen Lomana. Seguro que no le hace ascos a un trozo de tarta en La Zarzuela.

 -¿Qué te parece si invitamos a los de Podemos a tomar un té, Maripuri? -le pregunto a mi doncella.
 -Muy mal, mi Reina. Están derechizándose. Prefiero que invite a los de Izquierda Unida.
 -No los conozco.
 -Un motivo más para invitarlos. Así los conocerá en persona. Tienen un economista que sabe mucho de Economía para pobres.

 Tendré que pensarlo. De momento me voy a centrar en enseñarle mi pulsera amarilla a todo el mundo. Es muy chic. Creo que voy a conseguir ponerla de moda.

Tuesday, January 13, 2015

Mi dieta Perricone es muy saludable

 Nuestro reinado va bien. Estamos trabajando un montón tanto yo como Felipe VI desde que llegamos de nuestras vacaciones navideñas en Chichén Itzá.  A mí me preocupa que la gente no tenga un empleo. Por eso siempre digo a donde voy que quiero que haya trabajo para todos. La gente cuando no trabaja se tuerce.

 Mi doncella Maripuri piensa lo mismo. Maripuri siempre dijo que los parados que reciben un subsidio de desempleo deben trabajar, hacer algo a cambio.

 -Los subsidios generan vagos, mi Reina. Hay que coger la escoba y limpiar suelos, fregar los cacharros, lavar la ropa a mano. Yo siempre lavo la ropa a mano y miré lo limpia que me sale la colada.
 -La nuestra no la lavas a mano, Maripuri.
 -La mía sí -insiste-. Me niego a hacer más ricos a los de Gas Natural, a esos catalanes que compraron Fenosa y que nos explotan con sus precios a los pobres.

 Mi doncella es muy apañada. En los supermercados no compra otra cosa que no sean ofertas. Estos días está furiosa porque en el Gadis han cambiado los empaquetados de la bollería industrial. Dice que las magdalenas le salen carísimas. Por eso siempre viene sin desayunar.

 -Prefiero desayunar y comer a la vez a eso de las tres o cuatro de la tarde. Unas has más tarde hago una cena-merienda y listo.
 -Yo intento hacer cinco comidas, Maripuri.
 -Ya lo sé, mi Reina. Dicen maravillas de su dieta Perricone. Pero yo prefiero unas magdalenas de paquete a su verdura verde. Sus hijas herederas están de los nervios con tanta verdura cocida en aceite de oliva. Ayer no querían comer.

 Leonor y Sofía todavía no entienden lo importante que es para una mujer estar delgada. Ya lo entenderán cuando lleguen a la adolescencia. No habrá chico que se fije en ellas si no están delgadas. Entonces comerán frutos del bosque, verduras verdes y no le harán ascos al aceite de oliva.

---------------------

Saturday, January 10, 2015

Miedo en Paris

 Me gustaría ir a París a pasar un fin de semana romántico con mi Felipe VI, pero no me atrevo. En Francia no están para fiestas. Creo que en París están muertos de miedo y no es para menos.  Por tanto me quedaré por casa este fin de semana. En mi Palacio también se lo pasa una bien. Tenemos piscina climatizada, un buen gimnasio, un jardín precioso, una biblioteca llena de libros. También podemos ver películas en un cine casero que nos han montado en una sala de palacio.

 Mi Felipe VI tampoco tiene ganas de viajes. Está preocupado con el tema de su hermana Cristina. Le vuelvo a decir que mi doncella Maripuri quiere que Cristina deje de ser Infanta de España.

 -Tu doncella tiene muchas ocurrencias, Leta.
 -Tal vez tiene razón, Felipe. Si Cristina renunciara a sus derechos al Trono, nadie podría decir que hay corruptos en la Familia del Rey de España.
 -Cristina no pertenece a la Familia Real -me recuerda.

 Llega doña Sofía angustiada. Acaba de llamar su hija Cristina y le ha dicho que está en París con Urdangarín.

 -¿Qué hacen en París?
 -Ni idea, mamá -le contesta mi Felipe VI.
 -A Iñaki le encanta París. No me extraña que hayan ido a pasar unos días de vacaciones en la ciudad del Sena.
 -¿Y quien paga tantos gastos, Leta?
 -Seguro que no le cobran el hotel. Los franceses te dan todo gratis si les dices que eres de la realeza. Por eso tu hermana no quiere dejar de ser Infanta.

 Decido irme de rebajas con mi doncella Maripuri. En mi palacio no hay mucha alegría. Se nos llenan los salones de políticos del Gobierno que están preocupados por los tiros de la capital francesa. Temen que en Madrid acabe ocurriendo lo mismo. Mi doncella, en cambio, no está preocupada por lo de París. Sus preocupaciones se limitan al vil metal. Teme que el dinero no le llegue para comprar unas botas nuevas.

 -Ni siquiera en los chinos encuentro unas botas baratas, mi Reina.
 -En El Corte Inglés están de rebajas, Maripuri. Seguro que tienen tu número.
 -No tendrán un precio que pueda pagar -se lamenta.

 Maripuri regresa a los chinos, revuelve el calzado de oferta, busca su número. Finalmente consigue unas botas más feas que bonitas que puede permitirse. Empiezo a pensar que el miedo de los pobres españoles no son los tiros de París sino no tener dinero para pagarse la compra en el supermercado o comprar unas botas nuevas cuando se te rompen las viejas.

Wednesday, January 07, 2015

Día de Reyes con roscón y Pascua Militar

 No me encontraba nada animada para ira la Pascua Militar. Por eso tiré de fondo de armario para la ocasión. Mi doncella Maripuri quería que me pusiera uno de mis vestidos rojos, pero no estaba para tanto colorido. Preferí un vestido azul noche con bordados en mis costados hasta los pies. Me calcé unos zapatos de tacón del mismo color que el vestido y cogí un bolso de mano también azul. Toda de azul. 

 Me dolía la cabeza. Mi Felipe VI recitaba su discurso como Neruda recitó en su día poesías de amor. Le contestó el ministro y no sé qué general también habló. Yo no me concentraba. La cabeza se me iba para el roscón de Reyes. 

 Por fin acabó aquello y regresamos a nuestro Palacio. Las niñas ya estaban arregladas para ir a comer el roscón a la casa de mi padre.

 -¿Marchamos, mami? -preguntó Sofía.
 -Tengo que tomar una aspirina, cariño. Mi cabeza hoy estalla.
 -Es mejor que no te automediques, mami -me recomendó mi Leonor.

 Le hice caso. Cambié la aspirina que iba a tomar por un par de polvorones que habían quedado de las Navidades. El dulce siempre me puso de buen humor. Cuando subimos al coche estaba eufórica. Mi Felipe VI, en cambio estaba preocupado.

 -Tenemos que regresar pronto, Leta. Quiero llamar esta noche a mi padre. ¿Sabes que anda por California?
 -¿Con Corinna?
 -No lo sé. Los servicios de seguridad no me dieron tanta información. Voy a reñirle. Debe ser un monarca jubilado ejemplar.
 -Creo que el catecismo dice que hay que respetar a los padres, Felipe. 
 -Estoy luchando en contra de la corrupción. No puedo permitir que mi padre lleve una vida de restaurantes caros en EEUU.
 -A don Juan Carlos siempre le gustó comer bien. Nunca cena otra cosa que no sean percebes. Doña Sofía, en cambio, se contenta con una lechuga avinagrada. 

 El roscón estaba delicioso. Mi padre siempre tuvo mucho mano para hacer postres. Nos había hecho otro para llevar para La Zarzuela. Nos vino bien porque mi doncella Maripuri había comprado un roscón barato en el Mercadona.

 -Esto es roscón, Maripuri -le dije-, y no esa cosa barata que has comprado.
 -Mi sueldo no da para más, mi Reina. Ese barbudo del PP sólo me subió tres euros el salario. Es un cutre.

 Otra vez me volvieron los dolores de cabeza. Este país va fatal. Rajoy sólo ha subido las pensiones de los jubilados 1 euro y el salario mínimo 3 euros. No me extraña que mis súbditos piensen en votar a ese chico de Podemos. Yo votaría hasta al Pequeño Nicolás antes que a Rajoy.

Friday, December 26, 2014

El Primer discurso de Nochebuena de Felipe VI gusta a los políticos

 Mi Felipe VI ha estado acertado en su Primer discurso de Nochebuena. Tanto el PP como el PSOE quedaron contentos y los demás partidos políticos no nos importan de momento. Ya nos preocuparemos de lo que piensan los de Podemos cuando consigan esos votos que les prometen las encuestas en las urnas. 

 Yo vi a mi marido muy bien en la tele. Se le veía un Rey seguro de lo que decía. No habló de su hermana Cristina porque no era cuestión de hablar mal de la familia. Además,  doña Sofía se disgustaría mucho si oyera como su hijo Rey ponía a caer de un burro a su hija todavía Infanta de España con derechos sucesorios.

 -Gracias -le dijo a su hijo cuando acabó el discurso.
 -¿Por qué, mamá?
 -Por no hablar de tu hermana Cristina, querido. Sería un escándalo si hubieras dicho que tiene que ir a la cárcel junto con su marido.

 Doña Sofía regresó para el Palacio viejo. Allí la esperaban sus hijas y su yerno Iñaki para comer los turrones en familia. No sé si estaba don Juan Carlos. Mi suegro come mucho fuera. Lo invitan los cocineros de los restaurantes caros y él no sabe decir que no.

 Leonor y Sofía querían ir a la casa de su abuela doña Sofía a comer los polvorones. Les dije que ni hablar. Estaban sus primos Urdangarines y no quería que les hiciesen fotos con mis Herederas.

 -Recordad, hijas mías, que estamos luchando contra la corrupción.
 -¿Robaron algo los primos, mami? -me preguntó Leonor.
 -No hablemos mal de la familia en Nochebuena, cariño.
 -La tía Cristina me prometió una Barby suiza, mami -me dijo Sofía.
 -Olvídate de esa Barby y recuerda que no podéis aceptar regalos de los tíos Urdangarines.

 Me resulta difícil explicarles a mis hijas que somos una familia dividida por la corrupción. Más difícil me resultará contarles algún día que sus tíos Cristina e Iñaki tendrán que ir a la cárcel. Mi doncella Maripuri me dice siempre que no les diga nada a mis Herederas.

 -Es mejor que se enteren por la prensa, mi Reina. 
 -No sé qué será mejor, Maripuri.
 -Hágame caso, mi Reina, y olvide estos días ese problema. Estamos en Navidad.

 Le hago caso y me pongo hasta las cejas de polvorones sin azúcar más duros que las piedras del jardín. Los de la Estepa han hecho este año unos polvorones sin azúcar horribles. Me pasó al turrón de chocolate barato. Me encanta el trufado. Está que me chupo los dedos. Lo mejor de estas fiestas son los dulces y ahora que ha pasado el día del Discurso, puedo saborearlos tranquilamente.

My Blog List

Tarot gratis

ZYNC