Moda Letizia

Bienvenidos a mi Palacio Real

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...
Y NO NECESITARÁS UN PRÍNCIPE

ADPV

Amazon te vende....




Saturday, September 15, 2018

Mis 46 años sin maquillaje



​ Cumplí 46 años sin maquillajes. No fue una idea mía salir a la calle con la cara lavada sin más. Fue cosa del reloj. Quedé dormida y no tuve tiempo para nada más que una ducha de cuerpo entero. Incluso eché mano a una chaqueta-camisa de mi marido el Rey de España. No había tiempo a nada. Leonor y Sofía regresaban al colegio y querían que las llevara al colegio privado al que siguen asistiendo pese a que mi doncella Mariuri insiste año tras año que hay que matricularlas en un colegio público.

 -Todavía hay plazas en Vallecas, mi Reina -me recuerda.
 -Otro año será, Maripuri. Este curso mis Herederas vuelven a ser niñas con uniforme privado.
 -Hay que defender la escuela pública.
 -Le diré al Presidente Sánchez que suelte más pasta para los colegios de pobres.
 -¡Mi Reina! -se escandaliza Maripuri.
 -Perdón, quise decir colegios elitistas del Estado al que asisten las clases desfavorecidas de este país nuestro.

 Mi doncella Maripuri quedó enfadada. Ya se le pasará, pensé. Maripuri es muy sensible. No se da cuenta de que en este país han cambiado las cosas. Si no llevas a tus hijos a un colegio privado no eres nadie. Hasta el señor Sánchez, nuestro Presidente socialista, lleva a sus dos retoñas a un colegio privado concertado. Me lo dijo el otro día.

 -Espero que no quieran que lleve a las niñas a un colegio de Vallecas, Majestad.
 -Seguro que no. Los españoles comprenden que ni siquiera Pablo Iglesias, el más comunista de todos los comunistas actuales, no elija una guardería pública para sus gemelos. ¿Sabe que ha contratado una niñera inglesa?
 -¿De verdad?
 -Muy de verdad. Me llamó Irene Montero, la madre de sus mellizos, para pedirme consejo. Le recomendé una que tenía referencias de la Casa real de Gran Bretaña. 
 -¿Los niños son mellizos o son gemelos?
 -Lo que sean. Tanto tiene. Son dos niños criados en una única barriga.

 El Presidente del Gobierno es muy chismoso. No seguimos hablando porque llegaba mi Felipe VI con ganas de hablar de política. Los dejé solos. Yo tenía que ir a recoger a las niñas al colegio privado al que asisten. Salieron contentas. Tenían tantas cosas que contarme que no les deje contarme nada.

 -Hoy sólo hablamos de mi cumpleaños. Cumplo cuarenta y seis años, niñas. Tenéis que darme 46 besos cada una.
 -¿No serán muchos besos?
 -Los besos nunca son muchos para una madre. Empezad en el coche.

 Acabaron de besarme cuando llegamos a Palacio. Menos mal que no me había maquillado. Fueron casi cien besos que olían a nocilla. No les reñí. Pero olí en los besos un bocadillo de nocilla que seguro que le regalaron las niñas de papás y mamás ricos que comparten aulas con ellas. Mañana les volveré a decir por enésima vez que hay que comer sano. Para algo Maripuri le hace unos bocadillos de tomate y lechuga paga los recreos.

Sunday, September 09, 2018

Leonor triunfa en Covadonga



 ​Mi Leonor aún está un poco verde para ejercer de Princesa de Asturias. Yo creo que esta niña mía hasta que cumpla 18 años no se puede poner a trabajar. Lo siento por la Monarquía y por mi Felipe VI. Mi marido quiere poner a nuestra primogénita a currar inmediatamente para que se olvide que el Rey Emérito hizo negocios con su amiga Corinna y con los árabes de Arabia Saudí, pero no puede ser.

 -¿No ves que la niña sufre, amor? Leonor tiene miedo a los periodistas, a los abucheos, a dar la mano, a que le quiten selfies. Es una niña muy miedosa. 
 -En Covadonga no la abucharon.
 -Pero la abuchearán. España es el país de los envidiosos. Me imagino a los ninis corriendo detrás de nuestra Leonor gritando disparates. Los ninis ni estudian ni trabajan y tienen tiempo para abuchear a nuestra Heredera.
 -Dicen tonterías, Leta.

 Lo dejo por imposible. No hay manera de convencer a los hombres de las realidades que son realidades. Lo que no dejaré es sufrir a mi Leonor. Casi prefiero mandar a mi Sofía a estos eventos dinásticos. Sofía estaba más suelta. Fue ella la que le dijo a Leonor que acariciara un burro que nos acercaron.

 -Es una yegua, mami -me informó Leonor.
 -Un burro, hija.
 -Una yegua -insistió Leonor.

 Fue cuando la vi más suelta. Mi Leonor es muy erudita. Le llama a todos los animales por su definición exacta. La yegua nos la trajimos para La Zarzuela. Anda por el jardín suelta y sin dar problemas. Es una yegua muy doméstica.

 ¿Dará Leonor el discurso de los Premios Princesa de Asturias? No lo creo. Ni siquiera con la ayuda de su hermana Sofía podrá quitarse el miedo que le dan estas exposiciones públicas. Las dos hacen ensayos en su habitación. Ensayan discursos, dar la mano, dar besos y esas cosas que hacemos los de la Casa Real. Tendrán que seguir ensayando. Lo de Covadonga no me ha convencido. Y mi doncella Maripuri piensa lo mismo: esta niña está muy niña para trabajar de Princesa de Asturias.

----------------------



Tuesday, September 04, 2018

Preparando la vuelta al cole



 ​ Regreso de mis vacaciones familiares misteriosas y me encuentro con los precios de los libros y del material escolar por las nubes. Mi Leonor quería una mochila que cuesta 50 euros. Le dije que nada de eso. Hay que ir a los chinos a por mochilas baratas porque Hacienda anda escasa de euros tras la suba de las pensiones de los viejos. ¿Y qué encontré en los chinos? Mochilas por veinte euros.

 -Me cobran mucho por una tela con cremallera -protesté.
 -Es bueno -decía la china y sonreía como una capitalista.
 -No me entiendo con ustedes, amigos chinos. Dejo las mochilas, los bolígrafos y las libretas. Tengo que hablar con mi doncella Maripuri antes de comprar las cosas de la vuelta al cole.

 Maripuri me propuso ponernos a coser. Una mochila no tiene mucha costura, según ella. No opino lo mismo tras pasar una tarde cosiendo cremalleras a las telas que cortó mi doncella. Me pinché cientos de veces y acabé con las tiritas que había en el botiquín del baño. 

 -Sigue tú cosiendo -le dije a Maripuri.
 -Ponga dedal, mi Reina.
 -Voy a la Moncloa a pedir dinero.

 En Moncloa  estaban contando la calderilla. La señora del Presidente había vaciado las huchas de sus hijas y estaban contando los centimitos. ¡Menuda pobreza! No les dije nada ni me dijeron nada. Marché sobre mis altos tacones al chalé de Pablo Iglesias.

 -¿Traes regalos? -me preguntó el político de la coleta.
 -¿Regalos?
 -Han nacido mis gemelos y son prematuros.
 -Pobrecitos.
 -¡No son pobrecitos! -se indignó-. Son los hijos de Pablo Iglesias de Irene Montero.
 -Todo un honor para ellos. Yo sólo venía a preguntarte si has pagado a Hacienda todo lo que tienes que pagar.
 -Pago poco porque gano menos de diez mil euros al mes.

 Allí no había nada que rascar. Marché para mi Palacio. Mi doncella Maripuri había acabado de hacer cosiendo dos mochilas con pantalones vaqueros viejos y unas cremalleras de un euro en los chinos. Es una artista. Multiplica el dinero más que Jesucristo multiplicó los panes para los apóstoles. Espero que a mis herederas les gusten las mochilas. Tendrán que gustarle porque no hay dinero para mochilas compradas en El Corte Inglés.
 

Wednesday, August 08, 2018

Nos tocó la lotería



 ​ Estoy contentísima porque nos ha tocado la lotería. No es mucho dinero, pero tenemos un reintegro para comprar otro décimo de lotería nacional. Me siento afortunada. Los españoles deberían jugar más a los juegos de azar. Siempre tocan premios. No importa que sean premios pequeños, como el nuestro, porque dan mucha ilusión.

 Begoña, la mujer del Presidente Sánchez, también juega mucho a la lotería. Nos lo contó el otro día que estuvo con el Presidente comiendo en Marivent. Ella compra siempre terminación ocho en todo.

 -Si hacemos una primitiva, ponemos el ocho en todas las apuestas. El ocho es un número que nos gusta mucho.
 -Nosotros no tenemos número favorito.

 La conversación con Begoña es muy amena. La mujer de Sánchez cuenta unos chistes muy buenos. Nos reímos sin parar durante toda la comida. No puedo repetir ningún chiste porque eran chistes verdes con Jaimito de protagonista. Nos confesó que se los cuenta a sus hijas para que sepan que los niños no vienen de París.

 -Me preocupa un embarazo preadolescente, Letizia.
 -Yo no pienso en esas cosas. Mis herederas llegarán vírgenes al matrimonio.
 -¿Eres del PP? -se escandalizó Begoña.
 -Tenemos que cumplir la doctrina católica: somos Reyes de España y nos arrodillamos ante el Papa de Roma.

 El Presidente Sánchez iba tomando notas en los márgenes de La Vanguardia. Le ofrecí un folio.
 
 -No hace falta -rechazó-. Prefiero anotar las cosas que quiero cambiar en el periódico. Es lo único que leo.
 -¿Me permite, Presidente?

 Sánchez había anotado que eramos del PP. Le pedí una rectificación.

 -Ponga que soy de Izquierda Unida y que el Rey de España es del Atleti.
 -Usted manda.

 Begoña me dio unos caramelos para las niñas.

 -No tienen gluten ni lactosa. Que chupen un caramelo al levantarse.
 -¿Son caramelos o son medicinas? -pregunté.
 -son pastillas Juanola, muy buenas para la garganta.

 Los despedí en la puerta de mi Palacio de Marivent. Prometieron volver. El Presidente me quería dar unos décimos de Lotería de Navidad. No acepté el regalo. La Reina de España sólo puede aceptar regalos de poco valor como los caramelos Juanola. La lotería la pagamos con el dinero de Hacienda.

Saturday, August 04, 2018

Mallorca nos quiere menos



 ​Estoy acostumbrándome a que me abucheen. Yo sonrío tanto si me aplauden como si me silban porque me pagan por sonreír, igual que a los payasos del circo. Mi suegra es la más afectada por los abucheos. Está acostumbrada sólo a los aplausos. Debería ir acostumbrándose porque llegará el día que nos iremos todos exiliados a París. Ni siquiera nos quieren mucho en Mallorca. Ellos se lo pierden.

 Dice mi doncella Maripuri que estoy pesimista. No le falta razón. Este verano de calores extremas me acaba con la paciencia. Le dije a mi Felipe VI que nos vamos a Rusia. Tengo que pasar el resto de vacaciones de verano en Moscú, una ciudad con clima fresquito y con grandes nostálgicos de la monarquía presoviética.

 -Putin todavía no nos ha enviado el visado, Leta. Hay que esperar unos días.
 -Me voy en patera, Felipe. No aguanto ni un día más en Palma. ¿Sabes que me llamaron el otro día en la calle? ¡Floja!
 -Eso ya te lo habían dicho, Leta.
 -Soy una Reina de España Trabajadora.
 -Debes aceptar las críticas.

 No acepto nada. Yo saldré a la calle con tapones en los oídos. No quiero oír ni un insulto más. Y mis hijas herederas no saldrán de palacio. No me importa que se aburran. Prefiero tener a las niñas aburridas a tenerlas deprimidas porque me las insulten. Encima el presidente Sánchez quiere que vayamos a Cataluña. Antes borracha.

 -Iré solo, Leta -me dice mi marido el Rey cuando me ve preocupada. Sabe que me preocupo por nuestra visita a Cataluña.
 -Tendré que esperarte en el hotel, cielo. Yo no te dejo solo en Cataluña. Podrían matarte, amor, y sería horrible ser la Reina Viuda de España.
 -No dramatices, Leta.

 No, no dramatizo. Me siento con mi doncella Maripuri en la terraza de mi palacio mallorquín y sueño con la felicidad. Yo sólo quiero ser feliz. Quiero que me quieran. Quiero querer. ¿Por qué es tan difícil ser feliz? Sólo necesito que me dejen intentarlo. Por favor, amémonos. Ya lo decía Jesucristo.

---------------------


Monday, July 30, 2018

Somos felices en Mallorca


​ Nunca me sentí más feliz que este año en Mallorca. Mis hijas llegaron de Estados Unidos entrenadas en un campamento de verano que les enseñó lo dura que es la vida. Leonor aprendió a cocinar sola. Maripuri puede dejar de preparar los desayunos ahora que la Princesa de Asturias cocina como una chef americana. ¿Y que decir de mi Sofía? Quedé a cuadros cuando la vi hacer su cama.

 -¿Qué haces, hija?
 -Estoy haciendo mi cama, mami. Dile a tu doncella que no venga por mi habitación a limpiar nada. Yo me ocupo.

 Mi doncella Maripuri está feliz al ver los avances de las Herederas del Trono de España. Siempre intentó, sin éxito, que la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía aprendieran a hacer las tareas domésticas. Los del campamento americano triunfaron donde Maripuri fracasó. Por eso ahora quiere que mandemos al Rey Felipe Vi de campamento americano.

 -Su Majestad, el Rey Felipe, debe aprender a encender el microondas. Usted, mi Reina, no puede seguir siendo su esclava.
 -Seguiré siendo su esposa.
 -Le pido que no sea la Reina esclava -insistió Maripuri.

 Esclava del Señor, pensé. Es lo que dicen que es la Virgen María. Pero no estoy para penar en cosas importantes. Es verano y hay que disfrutar de Mallorca. No quiero ni pensar en esas cuñadas mías que vienen de vacaciones con sus hijos y mucho menos quiero pensar en mis suegros. Además, tuve la gran suerte de que don Juan Carlos no viene a Mallorca.

 -¿Cómo está el abuelo? -me preguntó mi Leonor.
 -Está muy contento con su nueva enfermera. No viene, cariño. Mientras no la aburra no aparece por Mallorca.
 -¿Es Corinna la enfermera?
 -Corinna es cosa del pasado. Ya te dije que tiene una enfermera nueva.

 Mis hijas comprenden mejor a su abuelo emérito que yo. Los niños lo entienden todo porque ven la vida como un juego. Doña Sofía, en cambio, no entiende nada de enfermeras. Es mejor. Pero, como os decía, somos felices en Mallorca. Marcharemos pronto a nuestras vacaciones en un lugar que no decimos. Eso sí. Mallorca está muy bien para las fotos. Para la privacidad hay sitios mejores.

Friday, July 20, 2018

Mi verano en Madrid



 Somos de los pocos españoles que trabajamos en el caluroso mes de julio. Estos días estuvimos por los madriles dando ánimos a la gente que como nosotros curra mientras otros compatriotas se doran con el sol de las playas. Mi doncella Maripuri también trabaja. Está pendiente de todos mis pasos y de los que se me acercan para que nadie grabe mis palabras. Me horroriza salir en un vídeo como la pobre Corinna. 

 -Tú y yo hablaremos por señas, Felipe -le digo a mi marido el Rey de España.
 -Yo sólo sé hablar inglés, francés, español, catalán, ... y para de contar. El lenguaje gestual no es lo mío.
 -¿No sabes tirar un beso con la mano? 
 -Pues no.
 -Lo saben hacer hasta los bebés. Es lo primero que se les enseña.
 -A mí no me enseñaron eso, Leta. Sólo me enseñaban a decir ¡Viva España! Fueron mis dos primeras palabras. Primero dije España y después Viva y la tercera palabra fue ¡Viva España!

 Le doy unas clases de lenguaje gestual. A mí no me graba nadie las conversaciones. Mi doncella Maripuri no está de acuerdo con el idioma de mis manos. Es peor que una conversación a gritos para ella.

 -No puede poner puños para reñirle al Rey de España, mi Reina. 
 -Pongo cachetes.
 -No, mi Reina. Usted sólo le puede tirar besitos al Rey de España. Besitos para todo el mundo, mi Reina; hágame caso por el bien de la Monarquía.

 Le hago caso. Sólo lanzo besitos, pero de forma distinta. Cuando estoy contenta tiro besitos largos con la mano y cuando estoy enfadada tiro besitos cortos. Mis hijas Herederas también ensayan. Están igual de preocupadas que esta Reina servidora por las grabaciones que nos hacen.

 -¿Ira la tía Corinna a la cárcel, mami? -me pregunta mi Leonor.
 -Espero que no, hija. Hacienda ya tuvo mucho gasto acondicionando la casita de la cárcel de mujeres para el tío Iñaki. No podemos permitirnos tanto gasto en este país nuestro.
 -Yo creo que debe ir a la cárcel de Mónaco, mami -interviene mi sofía con sus sabias ideas.
 -En Mónaco no hay cárcel, cariño. 
 -¿No hay ladrones en Mónaco?
 -Habrá, pero no van a la cárcel porque no hay cárcel.
 -Deberíamos ser Reyes de Mónaco.

 Mi cabeza da vueltas. Sofía y Leonor quieren cambiar de país. Intento convencerlas de que hay que querer a España, pero no se me convencen. Dicen que Mónaco es el mejor país donde puede vivir un Borbón. Las dejo hablar. Voy a probar mis nuevos vestidos blancos de lunares. Son de las rebajas. Los compré en http://dinero-beruby.blogspot.com/  Ya les recomendé a todas las ministras la web. Es una web de rebajas todo el año. Aclaro que no me dan comisiones por la recomendación. Me limito a ayudar a los pobres.

Thursday, July 12, 2018

No hablo de mi suegro y de Corinna


​ Todas las amigas me preguntan por la relación de mi suegro con Corinna. Quieren saber si se querían o si eran unos amigos del ladroneo a Hacienda. De mi suegro no hablo, les dije, y las dejé con sus cafés en una cafetería de Madrid donde hacía más calor que dentro de una sauna. Regreso a casa sola, con mis escoltas, y veo a mi marido triste. Me da pena. Intento abrazarlo sin que me contagie su pena porque una pena contagiada no te la quitan las tilas que me prepara mi doncella Maripuri.

 -No pongas el telediario, Leta -me pide mi Felipe VI-. Prefiero el fútbol del Mundial.
 -¿No te aburre tanto balompié, mi amor? Tu cuñado Iñaki está aburrido del fútbol. Me lo dijo tu hermana. Ahora mira series en la tele mientras espera a que pasen todos esos años de encierro que le puso el juez como castigo.
 -De Urdangarín no me digas ni palabra, Leta. Lo odio.
 -¿Hablamos de tu padre?
 -No, por favor.

 Yo creo que deberíamos hablar, pero no digo nada. Habrá tiempo para hablar de si va o no va a la cárcel y si los jueces le mandan a Corinna para hacerle compañía en la prisión de mujeres. Supongo que irá para la prisión de mujeres. Hacienda no se puede permitir más gastos construyendo un segundo chalé para el Rey emérito al lado del que está ocupando el yerno... ¡Ay, Dios! Estoy pensando como mi doncella Maripuri. Me recuerdo a mi misma que soy la Reina de España. No, de mi suegro y de Corinna no hablo. Lo de ellos no es una cosa mía ni de la Corona de España.

 Lo mío es ser feliz. Abrazo a mis hijas, juego con ellas, les prometo a Leonor que será Reina de España cuando yo me canse de reinar y empiece a ser Reina emérita. Mi Leonor me pregunta si puede haber tres reinas en un país.

 -En España puede haber 17 Reinas y dos Reinas más si ponemos una Reina en Ceuta y otra Reina en Melilla.
 -Eso no es así en el ajedrez, mami -protesta mi Sofía.
 -España es más que un tablero de ajedrez, hija.
 -¿Sabes lo de Corinna? -me pregunta Leonor.
 -Silencio, niña, de eso no hablamos.
 -Corinna es la amiga del abuelo Juan Carlos y se llevó un montón de dinero del abuelo para Mónaco y ahora la van a meter en una cárcel de nuestro Reino.

 Tiro la toalla. Las niñas lo saben. Yo no quería hablar de mi suegro y de Corinna para que mis Herederas crecieran felices y ya se han enterado de que el abuelo es un hombre con muchas amigas y que la abuela, la pobre doña Sofía, es la Reina Sufridora de España. No se puede esconder nada. Los trapos sucios que escondían los armarios de La Zarzuela han salido a los periódicos. ¡Lo bien que estarían lavándose en la lavadora de mi cocina con detergente antimanchas!

---------------------


Saturday, June 30, 2018

Llueve en verano



 ​Al mal tiempo buena cara. Llovía a mares y tuvieron que prestarme un paraguas. Según mi doncella Maripuri, me prestaron el paraguas porque soy la Reina de España. A los demás no les dejan el paraguas por mucho que llueva y por mucho que se mojen.

 -¿Les tengo que devolver el paraguas? -les pregunté a una pareja de ancianos que decidieron mojarse para que su paraguas tapara mi peinado de coleta alta.
 -No, Señora -contestó la anciana-. compraré otro con mi pensión de quinientos euros.
 -Gracias.
 -Gracias a usted por aceptar nuestro paraguas. Es de los chinos -me confesó el anciano.

 Sería de los chinos, pero no me rompió. Lo dejé en el paragüero para otra ocasión. Creo que será pronto cuando me vuelva a ver toda España con este paraguas azul ilusión porque llueve a mares estos días. Son las tormentas de verano. Mi Felipe quiere irse a Mallorca lo antes posible.

 -¿Y si llueve en Mallorca?
 -Los del tiempo dicen que hace buen tiempo. 
 -No te fíes de ellos. Dicen muchas mentiras.

 No hay manera de convencerlo. Se pone a hacer las maletas como si no hubiera criadas en casa. Perdón, quería decir señoras de la limpieza. Una de ellas es mi doncella Maripuri, una mujer que tanto limpia, como ordena, como te cose los bajos del pantalón o te escribe una poesía. Del tarot no hablo  porque lo del tarot es mucho. Mi doncella Maripuri les lee las cartas del tarot a todos los políticos que se pasan por Palacio. Desde que saben que acertó cuando dijo que Pedro Sánchez sería nuestro Presidente del Gobierno todos quieren conocer su futuro a través de las cartas de mi doncella.

 También quiso conocer su futuro mi cuñada Cristina. Quería saber si su marido saldrá pronto de la cárcel de mujeres por buen comportamiento.

  -Tendrá su primer permiso dentro de dos años.
 -Entonces me voy a verlo. No aguanto dos años sin darle un beso.

 Allá se fue a la cárcel. Mi Felipe VI tuvo que tomar una tila cuando supo que su hermana, la infanta Cristina, iba camino de Brieva. Llamó al Ministro de las Cárceles y le pidió por lo que más quisiera que su hermana no quedara encerrada en la prisión de mujeres.

 -Es mujer, pero es inocente. Recuérdelo, Ministro.
 -Descuide Majestad.
 -Abranle las puertas para entrar y dejenlas abiertas hasta que se marche. No vaya a ser que la puerta de salida se estropee y mi hermana quede dentro.

 Mi marido se preocupa mucho por su hermana. Me asegura que no le está dando dinero de Hacienda. Cristina trabaja mucho y anda sobrada de euros. Tiene tantos euros que hasta hace fiestas en Ginebra. Nosotros no fuimos a la que organizó por las buenas notas de su hijo Pablo. Mi suegra tampoco fue. Doña Sofía anda un poco enfadada con el mundo mundial y, cuando está enfadada, no quiere fiestas. Ya se le pasará el enfado.

 Espero que también pase pronto este tiempo lluvioso y venga el solete. Quiero estrenar mis nuevos bikinis en alta mar. Al final, volveremos a Mallorca. por mí no iba, pero mi Felipe quiere volver a sus veranos de la infancia. No le importa que esta Reina y las Herederas de la Corona de España prefieran unas vacaciones en el norte. Tengo morriña de mi Asturias patria querida.

--------------------


Wednesday, June 20, 2018

Tomando café con Melania Trump


​ Fui a tomar café con Melania Trump mientras nuestros maridos hablaban del mundo. Mi conversación con Melania fue más importante. Melania se interesó por la suerte de mi cuñado Iñaki en la cárcel. Le dije que estaba muy bien.

 -Lo metieron en una casita dentro de una prisión de mujeres. Está cómodo. Hasta Cristina está contenta con el trato que recibe su marido. La casita es preciosa según me contaron. Será perfecta para sus encuentros íntimos.
 -¿Follarán en la cárcel?

 Se me atragantó el café. Mis toses fueron oídas en el despacho oval por nuestros maridos. Trump vino a mirar qué pasaba.

 -Nada, presidente. Es el café. Nos lo sirvieron muy caliente.
 -¡Traigan café frío para la Reina de España! -gritó.

 Tomé el café frío por no hacerle un feo. Melania siguió preguntando por mi cuñado. Le llamaba mucho la atención de que hubiera un príncipe en chirona.

 -Iñaki no es príncipe. Ni siquiera es miembro de la Familia Real.
 -¿Se divorció de la Infanta Cristina?
 -Siguen casados, pero es un cónyuge, no tiene sangre real.
 -Creo que tú tampoco tienes sangre azul.
 -Yo soy la Reina de España.
 -Yo soy la Primera Dama de América.

 Aquello iba mal. Le empecé a hablar de decoración. Melania insistía con la cárcel, con Iñaki y con todos los Urdangarines. Me pareció una maleducada. La dejé hablar. 

 -En Estados Unidos tenemos cárceles muy seguras -decía-. Don Iñaki estaría mucho más seguro en Guantánamo.
 -En la cárcel de mujeres está seguro. Ninguna ha ido a verlo aún.
 -¿Pueden ir a verlo?
 -Supongo que sí. Sólo tienen que subirse a la pared que lo separa de su patio y echarle una mirada. Pero, como te he dicho, de momento, respetan su intimidad. Hasta le dejan usar el gimnasio unas horas. Iñaki es muy deportista.

 Melania es maleducada, pero amable. Mi doncella Maripuri quedó impresionada. Le pareció una buena persona. Melania quiso conocer su futuro cuando supo que mi doncella lee las cartas del tarot gratis.

 -Su futuro es maravilloso, señora Primera Dama -le aseguró mi doncella-. El Presidente Trump nunca la va a dejar por ninguna de sus amantes. 
 -Respiro tranquila, entonces. Sería horrible que me abandonara. Es un hombre muy rico.

 El hombre muy rico seguía hablando con mi Felipe VI. Nos dio la noche y todavía tenían conversación. Melania roncaba apoyada en mi hombro, mi doncella Maripuri recitaba poemas de la escritora anónima y yo rezaba. No soy católica, pero tenía que rezar unos padrenuestros para aguantar tanta espera. El mundo estaba malo de arreglar. Mi Felipe VI salió a las tres de la madrugada del despacho oval con grandes ojeras. No me extraña. Había escuchado muchos disparates.

-----------------


Wednesday, June 13, 2018

Iñaki va a la cárcel



 Maripuri, mi doncella, está muy preocupada por los Urdangarines. Teme que Iñaki lleve mal su estancia en la cárcel. Yo creo que no será para tanto. Iñaki es un deportista que compitió en las Olimpiadas con gran éxito. Un deportista en la cárcel no me preocupa mucho. Lo único que me preocupa es la imagen de la Corona. Por eso le estoy diciendo a mi Felipe VI que nada de tener compasión de su hermana.

 -Recuerda que eres el Rey de España, amor, y debes parecer honrado no sólo serlo. Si te ven con Cristina, pensarán que eres corrupto.
 -Mi hermana no fue condenada, Leta.
 -No la condenaron porque le coló lo de hacerse pasar por tonta -le recuerdo.
 -Me dan pena mis sobrinos.
 -A mí no me dan ninguna pena. Doña Sofía les está pagando sus estudios. No es tan generosa con nuestras hijas.
 -Esos niños necesitan ayuda, Leta.

 Tengo que dejarlo por imposible. Este hombre se me vuelve hermano y no piensa en España. Por eso me voy a trabajar sola. Mi doncella Maripuri me elige una falda usada y una blusa no muy cara. Sabe que quiero dar una imagen de Reina de España trabajadora.

 -¿Van a venir a vivir con nosotros los primos Urdangarines y la tía Cristina? -me pregunta mi Leonor cuando estoy abriendo la puerta de mi coche.
 -Claro que no, hija. Tienen su casa en Suiza.
 -¿Se sabe la cárcel a la que va el tío Iñaki?
 -No hagas esas preguntas, cariño. No hablemos de cosas feas.

 Acabo casi de los nervios. Lo de Iñaki es horrible para todos nosotros. Espero que salga pronto otro escándalo que lo quite de las portadas de los periódicos. No es nada bueno para el futuro de la Monarquía un cuñado del Rey en la cárcel por corrupto.

-------------------


Friday, June 08, 2018

Nos gusta el Nuevo Gobierno de España



 Mi doncella Maripuri está emocionada con el Nuevo Gobierno de España. No esperaba que Pedro Sánchez eligiera tan bien a sus ministros. Hay un astronauta, un escritor al que no le gusta el deporte, una vicepresidenta que habla de ministras y ministros, un señor Borrell que está en contra de la independencia de Cataluña y un juez Marlaska famoso por su orientación sexual y por su contundencia con los malos. No se puede pedir más. Como dice mi doncella Maripuri, el Nuevo Gobierno de España nos representa a todos.

 Pablo Iglesias, en cambio, no piensa lo mismo. Vino lloroso a desayunar a mi palacio. Yo le ofrecí mis pañuelos bordados para secar tanta lágrima como echaba.

 -Ya serás presidente algún día, querido Pablo.
 -Tenía que ser yo el vicepresidente.
 -Tocaba una mujer en la vicepresidencia.
 -Pues entonces que fuera mi Irene, la mujer que amo y la madre de mis mellizos nonatos.

 No había manera de consolarlo. Insultaba a don Pedro Sánchez, lo llamaba desagradecido, facha y todas esas cosas que se piensan, pero que no se deben decir. Mi doncella Maripuri le tiró las cartas del tarot para calmarlo con alguna buena noticia para su futuro.

 -Tendrás 16 semanas de baja paternal.
 -Quiero ministerios de Podemos, ministros anticapitalistas -insistía el chico de la coleta.

 Le pagué un taxi para ese chalé que tiene en la Sierra. Quería ir andando y el pobre no estaba para hacer senderismo hasta su casa con la pena que llevaba encima.

 Debe ser el único decepcionado. En mi Palacio estamos todos contentos con el Gobierno de las caras guapas. Doña Sofía le envió una carta a la nueva ministra de Economía pidiendo un aumento de sueldo. Es muy gastona y el sueldo de Reina emérita no le llega hasta fin de mes. A partir del día 15 está comiendo sopa de sobre porque el dinero ya se le acabó. Mi Felipe VI no dice nada, pero sé que le gusta el Nuevo Gobierno. En esta casa somos rojillos, aunque no decimos nada.
 
 En fin... mi España va bien. Estamos ilusionados con el Gobierno de las Estrellas. Seguro que lo hacen bien. El tarot de mi doncella Maripuri no augura ninguna crisis económica. hacienda va a recaudar mucho dinero porque los españoles y españolas estamos ilusionados y saldremos a comprar, tendrán que producir más productos, contratar a más empleados, se pagarán más cotizaciones a la Seguridad Social, habrá más dinero para pensiones... Esto es la felicidad. 

-------------------


Friday, June 01, 2018

El nuevo Presidente del Gobierno


 No sé cómo pasó, pero tenemos un nuevo Presidente del Gobierno. Mi doncella Maripuri dice que pasó lo que pasó porque el señor Rajoy fue a un restaurante a comer y le gustó tanto la comida que empezó a repetir platos y se olvidó de la moción de censura, del Gobierno y de los españoles. Yo no me lo puedo creer. Siempre pensé que ese señor barbudo de Galicia era un hombre responsable. Mi Felipe VI también está que no se lo cree. Según me comentó esta mañana mientras desayunábamos sano, Rajoy volvió al restaurante.

 -Se quedará a trabajar allí, amor. Don Mariano sabe mucho de vinos y seguro que lo contratan como sumiller.
 -Está comiendo otra vez. Es un desastre.
 -No lo culpes, cariño. El señor Rajoy ya tiene sus años. Son cosas de la edad. Se le dio por comer y no podemos hacer nada.

 Mi doncella Maripuri piensa lo mismo. Por eso está preparando los mejores manteles de hilo para la cena que le vamos a dar al nuevo Presidente del Gobierno.

 -¿Crees que al señor Sánchez le gustará la sopa de verduritas, Maripuri?
 -¡Le encanta! La prepararé con muchos grelos para que se acuerde de su predecesor en el cargo, mi Reina. Y también serviré esas magdalenas de supermercado que tanto gustan a los políticos del PSOE.
 -No creo que les dé por la bollería industrial, Maripuri. Tú me haces un bizcocho con sacarina y pones también unas fresas con nata.

 Mis Herederas también se interesan por el futuro de España. Leonor está indignada. Dice que Mariano Rajoy no merece ser español porque se va a comer y se olvida de los españoles. Sofía quiere enviarle un médico porque comer tanto no es bueno para la salud.

 -¿Sigue en el restaurante, mami? -me pregunta.
 -Sí, cariño, allí sigue. Tendré que llamarlo para decirle que Hacienda no le pagará más facturas desde hoy mismo.

 Misión imposible. Rajoy está ocupado comiendo en ese restaurante que va a hacer famoso con tanta presencia suya en sus mesas. No contesta mis llamadas insistentes. Lo dejo con sus comidas. Ahora toca ayudar al señor Sánchez, un hombre de izquierdas, socialista, amigo de sus amigos, cercano a Pablo Iglesias, enamorado de la Móncloa, y enamorado también de su esposa. Tendremos un gran Presidente del Gobierno. Ya me estoy emocionando con el gran futuro de un Gobierno breve pero intenso.

--------------------


Tarot gratis

AMAZON











My Blog List