Moda Letizia

ADPV

JUEGA AQUÍ CON VENTURA 24




El gordo 728x90.gif



Saturday, July 25, 2015

En Cataluña no nos quieren


 En Cataluña no nos quieren. A mí no me importa demasiado, pero mi Felipe VI está preocupado porque nos quitan las fotos de los Ayuntamientos catalanes. Dice que le gusta verse en los salones de Plenos cuando visita las ciudades españolas. 

 -Te seguirás viendo en el ¡Hola!, Felipe.
 -Nosotros no somos los Reyes del papel cuché, Leta. Somos los Reyes de España.
 -No hay nada más importante que salir en las portadas del ¡Hola!, amor -insisto-. Lo comprenderás cuando dejemos de salir. Será porque habrá llegado la República.

 Mi doncella Maripuri opina lo mismo. El ¡Hola! es muy importante. Las amas de casa siguen apoyando a los personajes que la famosa revista saca en portada. Por eso no se amotinan contra Isabel Preysler por mucho que vaya por su cuarto hombre importante en esta España nuestra en la que casi ninguna mujer pasa de dos maridos. Hablando de la viuda de Boyer, mi doncella Maripuri quiere que vaya a su boda con Vargas Llosa.

 -Yo de usted iría, mi Reina. Seguro que es una boda divertida. Enrique cantará el bailamos o como se llame esa canción que tanto suena y bailarán todos. A lo mejor aparecen los hijos del Premio Nobel y montan una. Todo es posible. Usted lleve una buena escolta de Guardias Civiles por si pasa algo feo.
 -No creo que sea para tanto, Maripuri, pero no iré a esa boda. Tengo mucho trabajo de Reina de España. El otro día estuve en Milán hablando de las comidas para esos de la FAO. ¿Sabes que hay gente que nunca ha probado la tortilla de patatas?
 -Hay gente que casi no come. Es por el hambre que hay en el mundo, mi Reina. Menos mal que en Grecia ya tienen dinero en los bancos. Es dinero que les mandó Rajoy, deuda que nunca pagarán, que pagaremos nosotros con más IVA después de las elecciones generales.

 Me empieza a doler la cabeza. Mi doncella sólo sabe hablar de política. Yo quiero ser feliz. Por eso no puedo hablar de política. Que no me cuenten ni eso de que los catalanes quitan las fotografías oficiales de mi Felipe VI. Ya sabía que en Cataluña no nos quieren. Pero ya os querrán cuando Ada Colau los lleve a la ruina ruinosa en Barcelona.

Wednesday, July 15, 2015

Así serán mis vacaciones de verano

 La gente piensa que pasamos todo el verano en Mallorca. Nada más lejos de la realidad. Ni siquiera doña Sofía está tres meses en Marivente. Lo nuestro es viajar por el extranjero sin gastar mucho dinero. Solemos elegir paquetes de todo incluido para ahorrarle dinero a Hacienda. Estos días estoy mirando unas ofertas en hoteles de todo incluido en primera línea de playa muy interesantes en Portugal. A mis herederas les gusta mucho la playa. Le digo a mi Felipe VI que iremos al país vecino con las niñas.

 -¿A Portugal otra vez, Leta? Yo prefiero ir a Grecia.
 -¿Y vivir sólo con 60 euros al día? ¡Ni hablar! con esos 60 euros que dejan quitar de los cajeros en Grecia no tendríamos para pagar ni los desayunos de las niñas. Los zumos de naranja son carísimos en todas partes, Felipe.
 -Mi madre los llevaba de casa cuando veraneábamos en Mallorca.
 -No le doy a mis hijas zumos congelados ni loca. La Princesa de Asturias y la Infanta Sofía deben alimentarse con productos naturales recién sacados de la Naturaleza.

 Mi doncella Maripuri opina lo mismo respecto a la alimentación de mis Herederas, pero dice que las vacaciones deben ser en Galicia.

 -Allí hace fresquito, mi Reina. La Princesa de Asturias y la Infanta Sofía podrían nadar en las frías aguas del Atlántico.
 -No creo que pudieran, Maripuri. Mis hijas están acostumbradas a nadar en la piscina de la Zarzuela con el agua calentita. 
 -Deben ser valientes.
 -La valentía se la dejamos a los ejércitos. 
 -Recuerde que la Princesa Leonor será en su día capitana de los Ejércitos españoles.

 Tiemblo con sólo imaginarme a mi Primera Hija vestida de militar. Espero que no sea necesario. Tendré que irle diciendo a mi Felipe VI que debemos apoyar al Pacifismo, pero eso lo haré después de las vacaciones, allá por septiembre, cuando mi esposo esté preocupado por las elecciones generales que se avecinan por mucho que el Presidente Rajoy quiera estar viviendo en La Moncloa aunque sea de okupa.

Wednesday, July 08, 2015

Recibiendo a mis invitados

Cuando me casé con mi Felipe VI, pensé que mis invitados iban a ser gente como la madre Teresa de Calcuta, pero no. Mis invitados son los Presidentes de los países extranjeros, sobre todo los iberoamericanos, por eso de que la madre patria le tiene que abrir las puertas de la Unión Europea. No entiendo por qué le interesa tanto la UE. Como le dije a la Primera Dama de Perú, es mejro estar lo más lejos posible de la señora Merkel.

 -Nosotros queremos hacer negocios con la Unión Europea, no con la señora Merkel -me contestó.
 -La señora Merkel es la que manda. Dígaselo a los griegos. Los tiene sin dinero en los bancos.
 -Mi marido nunca le permitiría a Alemania hacer un corralito en Perú. Antes le declararíamos la guerra a Berlín.

 Me fui directa a los postres olvidando la sopa de mariscos. Mi Felipe VI me dio una patada por debajo de la mesa. No sabía lo horrorizada que estaba pensando en una guerra entre Perú y Alemania. Necesitaba devorar una tarta de chocolate entera para calmar mis nervios. Ollanta Humala hablaba de Grecia también. Casi tuve que tapar los oídos. Aquellos no sabían lo mal que lo estamos pasando los países del Sur en esta Unión Europea que dirige la señora Merkel.

 Opté por pensar en otra cosa. Me fue fácil mirando para la señora Cifuentes, esa Presidenta de la Comunidad de Madrid del PP que apoya Albert Rivera. Se la veía feliz. Me preguntó si me gustaba la tarta.

 -Me encanta. La hizo mi doncella Maripuri.
 -Pensé que era de Lucio.
 -No. Aquí servimos comida casera.
 -En mi casa traemos la comida hecha de Lucio y otros restaurantes madrileños. Yo soy una mujer trabajadora.
 -Yo soy una mujer florero.
 -¡Leta!
 
 Mi Felipín se había escandalizado por la gran verdad que había dicho. ¿No es cierto? Soy la mujer florero de Felipe VI o, lo que es lo mismo, la Reina de España. Trabajar trabajan Cristina Cifuentes y esa aldaldesa Carmena que no vino a la cena. Creo que cenaba con Pablo Iglesias. Tampoco estuvo Rajoy. No sé si estaba de viaje en Alemania o no le dio la gana de venir. No me extrañaría que no viniera porque no le dio la gana. A Rajoy sólo le interesan los derechones y el Presidente Humala no es de derechas, según me contó.

 -Yo defiendo al Pueblo, Majestad.
 -Así debe ser, Presidente.
 -Llevo a mi Pueblo en el corazón.
 
 Me emocioné. Estos invitados míos son un poco como la madre Teresa de Calcuta. A poco que te descuides, te hablan de los pobres de su país y de lo mucho que hacen por ellos.

Thursday, July 02, 2015

Disfrutando México

 México es un país maravilloso. Estoy disfrutándolo tanto que no tengo ni tiempo para escribir todo lo que estoy viviendo en el país azteca. En México no hay corralito como en Grecia, ni Unión Europea, ni Podemos, ni ese Ciudadanos de Albert Rivera. Creo que son de derechas porque viven de cine. La Gaviota, es decir, la Primera Dama es encantadora. Me quería regalar un collar de oro macizo. Le dije que no podía aceptarlo.

 -En España tenemos una ley que nos impide aceptar regalos caros.
 -¿Quiere algo de los chinos? También tenemos.
 -No, gracias. La bisutería de los chinos la compra mi doncella Maripuri.
 -Es bonita. Yo la mezclo con las joyas de Suárez.
 -¿Compras las joyas que patrocina Isabel Preysler? -le pregunté asombrada.
 -Compro joyas caras.

 Los Presidentes de México viven mucho mejor que los Reyes de España. Todo era lujo en sus palacios. Casi me arrepentí de haberme casado con Felipe VI. Hubiera ganado más casándome con un Presidente de México. Tienen mucho dinero. La Gaviota me habló de sus vacaciones en Marruecos, Suiza, los Emiratos Árabes y en la Pampa Argentina. Yo no había estado en destinos tan caros. Casi quedé traumatizada. Menos mal que estaba mi doncella Maripuri para recordarme que las cosas que me hacen feliz no cuestan dinero.

 -A usted le gusta pasear por las calles de Madrid, mi Reina, y eso es gratis.
 -De momento, Maripuri. No me extrañaría que los políticos empezaran a cobrar por callejear para pagar los gastos de los adoquines. 
 -Tiene razón, mi Reina, pero a usted no le cobrarán ni los de Podemos. Tal vez lo haga Albert Rivera, ese chico catalán que quiere cobrarnos más IVA por el pan.

 No quiero pensar en mi España. En México no hay crisis económica y tengo que disfrutarlo. Pero los problemas no nos dejan. Mi Felipe VI se pone furioso porque le han dicho sus asesores que su cuñado Urdangarín pidió dinero a los amigos para comrparle un regalo a la Infanta Cristina por su 50 cumpleaños.

 -Pide dinero como un pobre -me dice.
 -Es pobre, Felipe. Te recuerdo que nuestro cuñado Iñaki es uno de los desempleados españoles que no cobran ninguna prestación económica.
 -¿Me estás sugiriendo que le dé dinero, Leta?
 -No, amor. Sólo te digo que Iñaki no trabaja. Lo mantiene tu hermana.

 Regresamos de México sin regalos. Nunca habíamos sido tan honrados. Por no llevar no llevo ni un recuerdo para mis herederas. Leonor y Sofía están esperando unas muñecas, pero no habrá nada. Tendré que explicarles que somos los Reyes de España más honrados de la Historia.

Thursday, June 25, 2015

Soy la nuera perfecta

 No me extraña que doña Sofía esté contenta conmigo porque soy la nuera perfecta. Hablo de mi suegra como no lo hace ninguna nuera en este país nuestro. Yo nunca podría criticar a la abuela de mis hijas. Me parece una señora total. Como dice mi Felipe VI, doña Sofía es la esposa más sufridora de esta España nuestra.

 -Mamá siempre se preocupó por nosotros, Leta -me dice-. El día que tuve sarampión no se apartó de mi lado. El médico temía que se lo contagiara.
 -Espero que Leonor y Sofía no tengan nunca esa enfermedad.
 -No creo, Leta. La vacuna creo que les funcionó.
 -Gracias a mí, Felipe. Te recuerdo que tú querías seguir las recomendaciones de los que no vacunan a sus hijos.
 -Yo sólo te dije que había padres que no vacunan a los niños.
 -Menos mal que tu madre te convenció de que había que vacunar a las herederas del Heredero.

 Mi doncella Maripuri me dice que deje de pensar en mi suegra. Una suegra siempre es una suegra.

 -Doña Sofía está del lado de sus hijas. Defenderá a la infanta Cristina en el juicio con uñas y dientes.
 -¿Va a ir al juicio?
 -Sí, mi Reina. Ira a aplaudir las declaraciones de Iñaki y a Cristina.

 El mundo me da vueltas. Espero que mi doncella no tenga razón. Este Reino mío no podría aguantar a la Reina Madre aplaudiendo a dos presuntos corruptos, y menos ahora que están mandando los de Ciudadanos y los de Podemos. Son partidos que apuestan por la honradez.

 Vuelvo a pensar en el ejemplo de mi suegra. Un intenta seguirlo, pero no siempre lo consigue. Intento vestirme sin dar la nota, como hace doña Sofía, y no me veo guapa. El vestido de flores que llevé el otro día cuando le di el premio de Unicef a mi suegra es un Hugo Boss que parece comprado en un baratillo del Carrefour. Cuando no me viste Felipe Varela no me veo bien vestida. Espero que Pablo Iglesias, cuando sea Presidente del Gobierno, no le ponga peros a mis gastos en ropa. Empiezo a pensar que soy la nuera perfecta porque soy muy distinta a mi suegra. Yo no soy una esposa sufridora sino una esposa enamorada. Si fuera iguala doña Sofía, sería la nuera imperfecta.

Saturday, June 13, 2015

Felipe VI desduca a su hermana Cristina

 Me vine a Roma para alejarme de los malos rollos que hay en mi Palacio con el desducamiento que le ha hecho mi Felipe VI a su hermana Cristina. Don Juan Carlos no para de telefonear a su hijo diciéndole que lo que él le dio a Cristina no se le quita. Mi suegro debe creer que es como esa Santa Rita de lo que se da no se quita. Mi Felipe VI le dice a su padre que el Rey de España reinante es él y hace lo mejor para la Institución.

 Tampoco está nada contenta Doña Sofía. La pobre llora porque le da pena que Iñaki no sea duque.

 -Mi yerno no es mala persona -me dijo cuando salía con mis maletas camino de Roma.
 -Lo van a juzgar por ladrón este mismo año -le recordé.
 -Es un buen padre de familia. A sus hijos nunca les faltó de nada.
 -Eso es cierto, suegra. La última vez que los ví iban vestidos con ropa deportiva de marcas caras.

 No sé de dónde estarán sacando los Urdangarines el dinero. Ya le dije a mi Felpe VI que debería investigar a su hermana. Es capaz de estar vaciando alguna cuenta bancaria de don Juan Carlos en Suiza sin que nadie se dé cuenta. Cristina siempre fue muy lista.

 En Roma también se habla de Cristina. Todos me preguntan por ella. Hasta el Papa Francisco me llamó a la Embajada para saber si mi cuñada quería confesarse.

 -No creo que quiera, Santidad. A Cristina la confesarán los jueces ante de finales de año.
 -La Justicia de Dios es muy importante.
 -De momento, tiene bastante con la Justicia de España.

 Mi doncella Maripuri me dice que no hable con el Papa Fracisco porque mi Reino es un Reino laico. Yo hablo con todo el mundo. Me gusta hablar con personas que tienen opiniones distintas a las mías. Con la única persona que no quiero hablar estos días es con mi cuñada Cristina. Está furiosa. Ya le dije que tiene dos trabajos: el de enfadarse y el de desenfadarse.  En la España de mi Felipe VI la corrupción se persigue sea quien sea el corrupto o la corrupta.

Sunday, June 07, 2015

De Reina Roja en París a Reina Blanca en España

 Nuestra visita a París fue un éxito. Mi Felipe VI dio un discurso que los dejó tontos. Aplaudían los diputados franceses como nunca le aplaudieron los políticos españoles. En París me he sentido más Reina de España que nunca. Todos me aplaudían. Creo que he dejado bien alta la marca España. Ese año vamos a vender un montón de jamones de pata negra, un montón de botellas de aceite de oliva, un montón de botellas de cava, un montón de frutas y verduras... Los franceses querrán comer lo mismo que esta Reina Letizia que han visto para estar tan delgados y guapos como mi Felipe VI y yo.

 Pero lo bueno se acaba. Estamos ora vez en Madrid y nos tocó ir a una cosa de militares. Me vestí de blanco. Pasé de ser la Reina Roja en París a ser la Reina blanca en España. Creo que les gustó mi atuendo a los militares porque me miraban dispuestos a morir por mí si hacía falta. Son muy valientes, sobre todo los generales más viejos, esos que sienten el amor por la patria como yo siento el amor por mis hijas.

 Hablando de mis herederas, estaban deseando verme. A Leonor no le hacía mucha gracia que estuviera en París. Temía que los franceses hicieran otra vez la Revolución Francesa y me cortaran la cabeza igual que a su María Antonieta.

 -Nunca lo harían, hija -la tranquilicé-. Yo no soy hija de Reyes.
 -Ay, mami, entonces soy yo la que no puedo ir a Francia. Soy hija de Reyes y me cortarían la cabeza si les da por ahí.
 -No digas tonterías, Leonor. Los franceses son gente civilizada. 

 Mi hija Sofía, en cambio, no estaba preocupada por revoluciones francesas sino por los regalos. Me preguntó si le había traído algo de París.

 -Nada, cariño. Estaba todo por las nubes.
 -¿No me trajiste una Barby?
 -Ya tienes una colección, hija.

 Aún así, fui a un bazar chino a comprarle otra Barby. Hay que darle a los niños todo lo que piden para que no se traumaticen. Es lo que dice mi doncella Maripuri. Un niño al que le faltan las cosas que pide es un niño infeliz.

 -¿Sabe cuántos niños no desayunan en España. mi Reina?
 -Creo que desayunan todos, Maripuri.
 -Los hijos de los parados de larga duración no tienen Cola  Cao, ni yogures, ni cereales, ni fruta fresca, ni verduras, ni carnes buenas, ni ropa nueva cuando la necesitan, ni...
 -¡Calla, por favor!

 Mi doncella no calla. Pasa a enumerar las carencias de los ancianos españoles. ¿Será cierto que no compran todas las medicinas que necesitan? Llamo a Rajoy. El Presidente del PP dice que él no sabe nada.
 
 -Sólo sé que vamos a perder muchos ayuntamientos y varias Comunidades Autónomas. Nadie quiere pactar con nosotros.
 -No me extraña.
 -¿Cómo dice, Majestad?
 -Digo que yo tampoco pactaría con Esperanza Aguirre y demás tropa.

 Rajoy corta la comunicación. Es muy educado. Cuando me pongo en plan Reina Roja siempre se le corta el teléfono y le echa la culpa a Telefónica. Me pongo a leer los periódicos. Eso de que los del PP no consiguen pactar con nadie es una buena noticia. No necesitamos cabrones que hacen más pobres a los pobres.
 

TRABAJA AQUÍ (PAGAMOS BUENAS COMISIONES)

My Blog List

Tarot gratis

ZYNC