Moda Letizia

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...
Y NO NECESITARÁS UN PRÍNCIPE

ADPV

Amazon te vende....




Friday, December 26, 2014

El Primer discurso de Nochebuena de Felipe VI gusta a los políticos

 Mi Felipe VI ha estado acertado en su Primer discurso de Nochebuena. Tanto el PP como el PSOE quedaron contentos y los demás partidos políticos no nos importan de momento. Ya nos preocuparemos de lo que piensan los de Podemos cuando consigan esos votos que les prometen las encuestas en las urnas. 

 Yo vi a mi marido muy bien en la tele. Se le veía un Rey seguro de lo que decía. No habló de su hermana Cristina porque no era cuestión de hablar mal de la familia. Además,  doña Sofía se disgustaría mucho si oyera como su hijo Rey ponía a caer de un burro a su hija todavía Infanta de España con derechos sucesorios.

 -Gracias -le dijo a su hijo cuando acabó el discurso.
 -¿Por qué, mamá?
 -Por no hablar de tu hermana Cristina, querido. Sería un escándalo si hubieras dicho que tiene que ir a la cárcel junto con su marido.

 Doña Sofía regresó para el Palacio viejo. Allí la esperaban sus hijas y su yerno Iñaki para comer los turrones en familia. No sé si estaba don Juan Carlos. Mi suegro come mucho fuera. Lo invitan los cocineros de los restaurantes caros y él no sabe decir que no.

 Leonor y Sofía querían ir a la casa de su abuela doña Sofía a comer los polvorones. Les dije que ni hablar. Estaban sus primos Urdangarines y no quería que les hiciesen fotos con mis Herederas.

 -Recordad, hijas mías, que estamos luchando contra la corrupción.
 -¿Robaron algo los primos, mami? -me preguntó Leonor.
 -No hablemos mal de la familia en Nochebuena, cariño.
 -La tía Cristina me prometió una Barby suiza, mami -me dijo Sofía.
 -Olvídate de esa Barby y recuerda que no podéis aceptar regalos de los tíos Urdangarines.

 Me resulta difícil explicarles a mis hijas que somos una familia dividida por la corrupción. Más difícil me resultará contarles algún día que sus tíos Cristina e Iñaki tendrán que ir a la cárcel. Mi doncella Maripuri me dice siempre que no les diga nada a mis Herederas.

 -Es mejor que se enteren por la prensa, mi Reina. 
 -No sé qué será mejor, Maripuri.
 -Hágame caso, mi Reina, y olvide estos días ese problema. Estamos en Navidad.

 Le hago caso y me pongo hasta las cejas de polvorones sin azúcar más duros que las piedras del jardín. Los de la Estepa han hecho este año unos polvorones sin azúcar horribles. Me pasó al turrón de chocolate barato. Me encanta el trufado. Está que me chupo los dedos. Lo mejor de estas fiestas son los dulces y ahora que ha pasado el día del Discurso, puedo saborearlos tranquilamente.

Friday, December 19, 2014

Nuestro primer 'christmas' como Reyes de España

 Finalmente hemos elegido como fotografía para nuestra primera felicitación navideña la foto del Día de la Coronación. Mi Felipe VI quería una postal navideña más religiosa. Yo me negué. No quería que nuestros súbditos ateos se sintieran descontentos.

 -Tus padres darán la postal religiosa, Felipe. Así contentaremos a todos.
 -Tienes razón, Leta. Como siempre.

 No se habló más. Lo importante es centrarse en el primer discurso de Nochebuena de mi Rey Felipe VI. Todos los días se lo hago ensayar. Tiene que verse seguro de lo que dice, creer todo lo que le he escrito en el papel que va a leer.

 -Debes hablar mucho del paro, Felipe. Los parados son votantes seguros de los de Podemos. Tienen que sentir por ti tanta simpatía como sienten por Pablo Iglesias.
 -¿Les prometo la renta de inserción básica?
 -No sería mala idea, cariño. La Monarquía debe apoyar a los pobres.

 Mi Felipe VI sabe lo que quiere su Pueblo. A esa renta e inserción básica se van a apuntar hasta los corruptos. En este país nuestro siempre se llevó lo de vivir sin trabajar. Pero se equivocan si piensan que voy a darles dinero por pobres. Los pondré a trabajar. Si quieren cobrar esos 246 euros, tendrán que limpiar aceras o fregotear en algún otro sitio. El dinero no cae de los árboles.

 Volviendo a lo de la postal, tuve que controlar que no se la envíasen al pequeño Nicolás. En este país nuestro cualquiera es espía del CNI. La seguridad es horrorosa. No me extrañaría nada ver un día a Paquirrín currando para el servicio secreto español.

Saturday, December 13, 2014

Preparando el discurso de Navidad de Felipe VI

 El discurso de Nochebuena de mi Felipe VI me está dando mucho trabajo. Como es el primero que da como Rey reinante tenemos que trabajarlo más. Lo escribimos, lo reescribimos, mi Felipe VI lo recita como la tabla de multiplicar y no me acaba de convencer. Le falta un punto. Por eso lo tengo encerrado en el despacho mejorando la entonación de las palabras acentuadas.

 Mientras tanto me dedico a hacer compras online. No puedo ir al Mercadona y me tengo que arreglar comparando por Internet turrones y dulces. Los polvorones están carísimos. Le tendré que decir a las niñas que son malos para la salud para que coman menos y así lleguen para todos. Mi doncella Maripuri me propuso comprar chocolate en vez de turrón.

 -He visto en el Gadis unas tabletas de chocolate relleno con trufa que parecen turrón de chocolate. Les sacamos el envoltorio y lo servimos en bandejas de plata en trocitos. Darán el pego, mi Reina.
 -Eso espero, Maripuri. ¿Y qué te parece si unto las magdalenas de marca blanca con nocilla? Parecerán pastelillos de chocolate.
 -Perfecto, mi Reina. Yo haré una tarta con un bizcocho de esos que venden a dos euros en el Gadis. Le pondré un relleno de natillas de marca blanca y lo cubriré por fuera de nocilla.
 -Esa tarta tuya no es nada sana, Maripuri.
 -Hay que echarle imaginación a la pobreza, mi Reina. La tarta de chocolate la serviremos en Nochebuena. Vienen los Urdangarines muertos de hambre de Suiza. La Nochebuena del año pasado acabaron ellos solos con todos los polvorones.
 -¿Vienen los Urdangarines, Maripuri?
 -Sí, mi Reina. Doña Sofía quiere reunir a toda la Familia.

 Se lo voy a contar a mi Felipe VI. Mi Rey dice que le da lo mismo. Nosotros cenaremos con las niñas en un salón aparte.

 -No me sentaré con Iñaki.
 -Entonces yo tampoco me sentaré con Cristina, Felipe.
 -Haz lo que quieras, Leta, pero recuerda que tenemos que apartarnos de los corruptos. Mira las invitaciones otra vez. No quiero que le manden invitación al Pequeño Nicolás.

 Vuelvo a mirar las invitaciones. Sólo nos falta que el Pequeño Nicolás cuelgue en su Facebook una foto con la familia de Felipe VI en Navidad. Mi Rey sigue trabajando en el discurso de Nochebuena. Me parece que le está saliendo algo largo. Dice que va a durar una hora entera.

Tuesday, December 09, 2014

Machismo en las Jefaturas de Estado

 Aquí me tienes todo un fin de semana en mi Palacio encerrada como cualquier esposa al uso mientras mi Felipe VI estuvo en México con otros Jefes de Estado. El machismo impera en las Jefaturas de Estado. El Presidente de México no quiso tenernos a las Primeras Damas cerca. Según mi doncella Maripuri fue porque tenían un batallón de Corinnas para divertirlos.

 -Los hombres son así, mi Reina. Pregúntele a su suegra. Doña Sofía sabe mucho de cuernos.
 -Felipe VI no se atreverá a serme infiel, Maripuri.
 -Es un hombre como todos, mi Reina. Los hombres son como los perros.
 -¡Maripuri!

 Empiezo a dudar. Le hago mil llamadas a mi Felipe VI. Nunca le perdonaría que me fuese infiel con una mexicana. Doña Sofía me dice lo mismo que mi doncella Maripuri.

 -Tienen otras, nuera. En México hay mujeres muy guapas.
 -¿Cómo va lo de su hija Cristina, Majestad?
 -Bastante mal. Quieren meter a su marido veinte años en una cárcel del Reino.
 -Saldrá viejo.
 -¡Y tan viejo! Iñaki saldrá cuando tenga nietos. Un horror. Cristina está furiosa. Yo le dije que se tomará el problema con paciencia. No debe olvidar que es una Infanta de España y que los españoles están acostumbrados a verla sonriente. Hay que reír hasta cuando tienes ganas de llorar.

 Eso es lo que más admiro de doña Sofía: su eterna sonrisa. Mi suegra es capaz de ver a don Juan Carlos besándose con Corinna y sonreír como si nada pasase.

 Mi Felipe VI regresó a casa sin manchas de carmín en la ropa. Creo que me ha sido fiel. Habría señoritas de compañía en esa Cumbre Iberoamericana, pero no lo tocaron. Felipe sabe que nunca aceptaría una cornamenta.

Thursday, December 04, 2014

El Retrato de La familia de Juan Carlos I

 Tiene razón mi doncella Maripuri cuando dice que España es el país de la corrupción y de los jetas. En Alemania no le hubiera permitido a ningún pintor que estuviera veinte años pintando la familia de un Jefe del Estado. Seguro que la señora Merkel lo echaba del país, igual que quiere echar a los parados extranjeros cuando llevan seis meses en el paro. El pintor dichoso se forró como se forran muchos espabilados.

 Doña Sofía está encantada con el cuadro. Se ve guapa y ve a don Juan Carlos como el hombre de sus sueños.

 -Estuvimos juntos en la presentación del cuadro, nuera -me dijo.
 -¿No andaba por allí Corina, suegra?
 -No la vi. Juanito nunca me haría tal feo. Creo que todavía me quiere algo. ¿Viste las fotos?
 -Sólo vi las del cuadro y me pareció horrible. No queiro que ese pintor me inmortalice en un lienzo. La Familia de Felipe VI ese hombre no la pinta.
 -Es muy mayor ya, nuera. No creo que Dios le dé otros veinte años para pintar un cuadro.

 Nosotros andamos por Alemania de viaje oficial. Nos recibieron los alemanes con los brazos abiertos. La señora Merkel no ofreció nada más bajar del avión un desayuno de magdalenas con chocolate caliente. 

 -Coma, Majestad -me dijo-. Está usted muy delgada.
 -Usted, en cambio, está perfecta, señora Merkel. 
 -Me sobran unos kilos, pero no me importa. Los modistos alemanes me hacen una ropa que no me aprieta nada.

 La señora Merkel es como una abuelita. Sonríe como el Papa Benedicto, con esa sonrisa de ratoncito que me pone de los nervios. Después del chocolate tuve que pedir una tila porque iba a morderla. Mi Felipe VI empezó a decirle que en España estamos haciendo muchos sacrificios económicos.

 -Ya no tenemos Seguridad Social Universal -le contó a la alemana.
 -Una buena medida, Majestad, pero deben ahorrar más. ¿Cuándo piensan eliminar los viajes del Imserso? También podrían implantar un copago en los colegios públicos y cobrar un canon a los peatones que gastan las aceras con sus zapatos baratos.

 Cuando llegué al hotel tuve que acosarme. Mi cabeza estallaba. Mi Felipe VI, en cambio, miraba las fotos que le había mandado su madre del retrato dichoso. 

 -No quitaron a Cristina, Leta. Le había dicho al pintor que no quería que mi hermana saliera en el retrato.
 -Tanto me da, Felipe. 
 -A mí no me da lo mismo. Estoy luchando en contra de la corrupción.

 Yo estaba luchando con mi dolor de cabeza. Mi doncella Maripuri me tuvo que preparar otras cinco tilas en el hornillo del salón de la suite. Hoy estoy mucho mejor. Volveré a poner mi abrigo rojo corto  y saldré a trabajar en esta Alemania que no me gusta nada.

Monday, November 24, 2014

Defendiendo a la familia

 La familia es fundamental para cualquier persona. Me doy cuenta cuando miro a mis Herederas y las veo tan guapas y listas. Mi Leonor quiere empezar a dar discursos como mi Felipe VI. Le dije que le diera tiempo al tiempo, pero mi pitufa se quiere poner a trabajar.

 -Hay que estudiar, hija.
 -Puedo estudiar y trabajar, mami. Un futura Reina de España debe dar ejemplo en este país con tanto paro que tenemos.

 Mi Felipe VI me propone salir de paseo por Madrid con las niñas. Me parece una buena idea. Los españoles deben darse cuenta de que somos una familia normal, sobre todo ahora que la Infanta Cristina vuelve a estar en las páginas de corrupción de la prensa. Visto a las niñas de domingo y salimos con los escoltas discretos.

 -¿Podemos entrar en las pastelerías, mami? -me pregunta mi Sofía.
 -Podemos, hija, pero recuerda que hay que pagar los bollos suizos. Tenemos que dar ejemplo de honradez.
 -Mi paga semanal no me llegará para pagar todos los pasteles que quiero comer -se lamenta.
 -Pues tendrás que quedar a deber algo, hermana -le dice Leonor.
 -¡Ni se os ocurra! Aquí se paga todo.

 Mi Felipe VI saca la chequera con el escudo de la Casa Real y va pagando las compras de las niñas. No aceptamos regalos. Lo tenemos que decir en todas las tiendas. Una señora insiste. Quiere regalarnos caramelos de menta sin azúcar.

 -No puede ser, señora. La Ley Anticorrupción nos prohíbe aceptar regalos.
 -Su cuñada Cristina aceptó dinero ilegal.

 Salimos de la tienda de chuches sin despedirnos. Aquella debía ser una republicana. Maripuri, mi doncella, nos estaba esperando en la acera. Quería marchar lo antes posible.

 -¿Qué pasa, Maripuri?
 -Sale el pequeño Nicolás en Telecinco y no quiero perdérmelo.

 Mi Felipe VI tampoco quería perderse la exclusiva del pequeño timador de nuestro Reino. 

 -Fue un joven muy educado cuando me estrechó la mano, Leta, y a ti te hizo una reverencia muy bonita.
 -Yo no diría tan bonita, Felipe. Me dejó un olor a nocilla en la mano horrible. Me sentí como cuando nuestras hijas me dan un beso después de comer chocolate sin permiso.

 Lo que no conozco es la familia del pequeño Nicolás. Leí que vivía con su abuela. Ella debe ser la culpable de que haya salido así de listo. Seguro que lo empecé a adular y el niño se le salió de madre. Ese crío se debe creer el hombre fantástico.

--------------------

 

Thursday, November 20, 2014

Ha fallecido la Duquesa de Alba

 Me acaba de llamar mi Felipe VI para decirme que ha fallecido doña Cayetana. Casi me puse de los nervios porque decía que había muerto la más Grande de España y yo pensaba que se refería a doña Sofía.

 -Te estoy hablando de Cayetana de Alba, Leta.
 -Era muy mayor, cielo. La gente vieja suele morir con sólo un frío que cogen.
 -Pues no sé cómo cogió esa neumonía, Leta. En su palacio de Sevilla tenía la calefacción puesta hasta en verano.
 -¡Menudo derroche!
 -Cayetana siempre pagó bien la electricidad. Creo que se era Iberdrola la eléctrica que le llevaba la luz a sus palacios.

 Me despedí de mi Rey. No aguantaba más datos sobre la buena vida que lleva la nobleza en nuestro país. Tiene razón Pablo Iglesias cuando habla de la casta, pero en la casta también habría que incluir a los nobles y burgueses, sobre todo a los catalanes. Es lo que piensa mi doncella Maripuri.

 -Hay muchos ricos, mi Reina -me dijo cuando la informé sobre el triste final de la Duquesa de Alba-. Cayetana de Alba deja seis hijos millonarios, un montón de nietos que no necesitarán trabajar nunca y ese viudo que ganó más dinero casándose con ella que si le tocase una euromillón.
 -Tendrán que pagar impuestos por tanta herencia, Maripuri. En España todos somos iguales ante Hacienda.
 -Los ricos son distintos, mi Reina. Pagan menos impuestos que los proletarios de Vallecas.

 Casi me deprimo. Empiezo a elegir modelito para mis actos oficiales en Italia. Mi Felipe VI ya está en España, pero yo sigo trabajando como una burra en el país de Berlusconi. Hoy tengo que dar un discurso de esos que me pagan bien. Voy a tener que vestirme con un traje más flojo que el que llevé ayer. Me costaba respirar. Felipe Varela me aprieta tanto las costuras que me siento como una Reina de otro siglo. En fin... hay que sufrir para presumir. Si por mí fuese me vestiría con un chándal, pero sería un escándalo. Los españoles me quieren ver bien vestida.

---------------

Friday, November 14, 2014

Yo soy la Reina Delgada

  Me dijo Matilde de Bélgica que yo soy la Reina Delgada. No le falta razón. En toda las fotos que me quitan presumo de huesos. La grasa no está presente en mi cuerpo gracias a una dieta de fruta que tomo desde mi adolescencia. Sólo como fruta como alimento principal.

 Mi doncella Maripuri está haciendo lo mismo. La fruta es cara, pero te sale barata porque no la hay que cocinar. Es una comida que va de la frutería a tu estómago, lavando previamente cada pieza. No vaya a ser que nos intoxiquemos con los pesticidas que le echan a los árboles. Mi cuñada Cristina muchas veces la comía sin lavar en Mallorca para ahorrar agua en nuestro Palacio de Marivent. La pobre siempre fue algo tacaña. Así esta imputada no sé por qué. Supongo que por seguir casada con su Iñaki. Ningún juez se atrevería a molestar a una madre de familia divorciada.

 Volviendo a mis viajes por Bélgica y los países vecinos esán siendo muy relajantes. Todos me aplauden. Me siento feliz con tantos piropos de los súbditos europeos. Mi doncella Maripuri cree que debería pedir unas ayudas a los de Bruselas.

 -Le están dando más dinero a Polonia que a nosotros. Piense en los campesinos españoles, mi Reina.
 -Estoy pensando si me aguantarán las costuras del vestido, Maripuri. Felipe Varela cada vez me pone los hilos de peor calidad. Parece que compra las bobinas en los chinos.
 -No se vista ese abrigo blanco. En el 20 minutos dijeron que era igualito a un albornoz.
 -Fue un albornoz de Felipe VI antes de ser Rey de España. Yo reciclo mucha ropa, Maripuri. 
 -Pues no lo haga que la critican.

 Me critican por todo. Espero que no se fijen mucho en mis huesos. Estos días he adelgazado un poquito más. Estoy en la talla 32, pero nada de anorexias. Lo mío es una delgadez muy sana.

Saturday, November 08, 2014

Seguimos trabajando por España

  No quiero ni oír hablar de lo de Cristina. Nosotros tenemos nuestra vida y los Urdangarines sus problemas. Lo nuestro es seguir trabajando en la marca España. Ayer mismo fui a Portugal. Mi Felipe VI estuvo toda la mañana con sus audiencias en Palacio. Mis herederas estuvieron estudiando para estar a la altura de lo que los españoles esperan de ellas. Somos una familia normal con algún familiar corrupto. Como todas las familias, creo yo. En este país nuestro todos tenemos familiares en el paro y familiares algo corruptos. Lo dice mi doncella Maripuri.

 -¿Quién no roba en El Corte Inglés, mi Reina? Todos. Ves las cosas tan bonita y se te van las manos.
 -No me digas que has llevado algo sin pagar, Maripuri.
 -Me gusta más llevar cosas gratis de los Zara. Cuando estoy en una tienda de Amancio Ortega empiezo a pensar que su dueño es el hombre más rico de España y se me van las ganas de pasar por caja. Yo voy del probador a la calle con un pantalón nuevo debajo del pantalón viejo.

 Me escandalizo. Mi doncella me sigue contando todas las maneras de vivir gratis que se le ocurren. Desde marchar con la ropa sin pagar de las tiendas hasta no pasar por caja la compra de la carnicería del supermercado.

 -La carne está muy cara, mi Reina. Una se las tiene que ingeniar para comer un buen solomillo de cuando en cuando.
 -No le cuentes estos disparates a mis hijas -le pido.
 -La Princesa Leonor y la Infanta Sofía no necesitan conocimientos de picaresca, mi Reina. A ustedes les sobra el dinero.

 Yo no diría tanto. El dinero pronto se gasta. Empiezan a venir facturas y una se queda más escasa de cash que Carmen Lomana. Encima estamos casi en Navidad. Me han mandado un montón de catálogos con todo tipo de productos navideños. Iba a comprar unos polvorones, pero me contuve. No es cuestión de empezar a comer dulces y a engordar. Estoy a dieta. Estos días sólo como verduras hervidas con pescados a la plancha. Mi esfuerzo está siendo compensado. Con tanta dieta he conseguido enfundar un traje de chaqueta rojo que me vendió rebajado Felipe Varela. Era un saldo con una talla menos que la mía.

 Tengo, pues, muchas cosas en que pensar. Lo de mi cuñada Cristina no me quita el sueño. Ella y su Urdangarín son mayorcitos para defenderse en el juicio ese al que dicen que tendrán que ir.

Friday, October 31, 2014

Leonor cumple 9 años

 Nuestra Leonor está de cumpleaños. Se ha levantado con un año más y se siente importante. No quería ir al colegio, pero le dije que tenía que ir. Una Princesa de Asturias tiene que dar ejemplo.

 -Me tirarán de las orejas, mami.
 -No lo permitas, hija. Recuerda que llevas los pendientes de las Infanta de las Meninas. Podían robártelos en los tirones.
 -Tendré que llevar más escolta. 
 -Ni hablar, cariño. Debes aprender a defenderte del acoso escolar tú sola. La Guardia Civil sólo te defenderá de los secuestradores, no de tus compañeros de clase.
 -Es difícil ser Princesa -se lamentó mi Leonor.

 ¡Dímelo a mí! Ser Princesa es ser la esclava del deber. Ser Reina es convertirte en la esclava de las obligaciones del Estado Español. No he tenido tiempo libre para hacer la tarta de cumpleaños de mi hija. Tuve que permitir que mi doncella Maripuri llamara a la Nevera Roja para lo del catering. 

 -Traerán una tarta de chocolate.
 -La prefería vegetal, una tarta vegetal, Maripuri.
 -Doña Leonor tiene que ser una niña más, mi Reina.
 -No dirás lo mismo cuando veas a la niña gorda en el ¡Hola! con tantos chuches que le das a mis espaldas, Maripuri.
 -Hoy es su cumpleaños. ¿Ha visto los zapatos que le han mandado los de Zapatinnes.com? Están personalizados con el escudo de España.
 -No podemos aceptar regalos, Maripuri, ya te lo dije. Recuerda que estamos luchando contra la corrupción.
 -Toys R Us envía dos muñecas preciosas. Le di una a la Infanta Sofía para que no tenga celos de su hermana.
 -¿Y quién eres tú para aceptar regalos, Maripuri? A Felipe VI le va a dar un ataque cuando vea todos estos paquetes aceptados. ¡Dios! ¿Qué hay aquí? ¿Joyas de Tous? Eres un desastre, Maripuri. ¿No sabes que nuestras Herederas no pueden llevar un osito de Tous colgado al cuello en estos tiempos de referéndum en Cataluña?

 Maripuri se nos está volviendo corrupta y eso que no es del PP. Este país nuestro no tiene arreglo. Vamos acabar siendo todos ladrones, también los comunistas como mi doncella. Me deprimo.

 -¿Lloras, Leta? -me pregunta mi Felipe.
 -Es la emoción de ser madre de una hija de 9 años -miento.
 -Esta noche saca tu mejor vestido, Leta, y ponte una tiara. Quiero dar una fiesta en el Palacio Real por el cumpleaños de la niña.
 -Eso es muy caro, Felipe. Recuerda que los brotes verdes  del Presidente Rajoy todavía no han florecido para los pobres.
 -Sólo comeremos pizza, Leta. Nos traerán las pizzas que tiene de oferta los de Telepizza.

 Me animó. El cumpleaños de mi Leonor será igualito a los míos. Nosotros también comíamos pizza barata y cantábamos el cumpleaños feliz después de soplar las velitas de las tartas de chocolate. La vida no cambia.

Saturday, October 25, 2014

Los últimos Premios Príncipe de Asturias

 Estoy cansadísima del fiestorro de ayer. Celebramos por todo lo alto los últimos Premios Príncipe de Asturias, con mucha sidra y esas cosas. Por eso estoy con la cabeza dándome vueltas esta mañana.

 Los premiados no tenían mucho renombre. Dicen los de Podemos que eran casposos. Yo los miré de cerca y no les vía ninguno de ellos caspa sobre los hombros de las chaquetas. Debe ser que usan un buen champú. Eran unos viejecitos muy simpáticos. El único que conocía era al dibujante de Mafalda. Quino nos hizo reír alguna vez, pero poca cosa. No es tan divertido como pensaba.

 Llevé un vestido azul y negro que me quedaba ajustado como un guante. Mi doncella Maripuri temía que se me fueran a abrir las costuras.

 -Felipe Varela cose todo con una Singer 8280 que hace unos remates maravillosos, Maripuri -la tranquilicé-. Paso de llevar ese costurero que me quieres meter en mi bolsito de mano. ¿No ves que no cabe?
 -Llevará usted una aguja y un carrete de hilo, mi Reina. Si se le descose el vestido, se lo coserá una de sus guardaespaldas.
 -¿Una guardia civil cosiendo mi vestido, Maripuri? -me escandalicé.
 -Todas las mujeres sabemos coser, mi Reina.

 Tuve que ir con el hilo y la dichosa aguja en el bolso. Cuando salí me encontré con mi madre y me dijo que ella también llevaba hilo y aguja por si se me abrían las costuras del vestido. Quien no pensó en tal cosa fue doña Sofía. Sólo pensaba que para el año empiezan los Premios Princesa de Asturias.

 -Espero que no vengan los de Podemos a asustar a nuestra Leonor.
 -Yo espero que no me la asusten los del PP, suegra. El otro día cuando las niñas vieron a Rajoy escaparon a esconderse debajo de las camas. Pensaban que era el hombre lobo. Tuve que decirles que era el Presidente del Gobierno de nuestro Reino de España.
 -Le tienen miedo porque tu doncella les dice cosas horribles de Mariano.

 Eso es cierto. Mi doncella Maripuri es la persona más antiPP que conozco. Deja a los chicos de Podemos y a las del Club de las Ahorradoras cortos en su lucha contra la derecha.

 Mi lucha, en cambio, por lo menos esta mañana, es contra la resaca de los dos culetines de sidra que me bebí. Sabía a gloria, pero me ha dejado un poco piripi. No me acuerdo ni de donde he metido el dichoso vestido de ayer. ¿Lo habré tirado a la basura?...

Friday, October 24, 2014

Concierto en Oviedo

 Creo que fui guapa al concierto que nos dieron en Oviedo unas gentes que tocaban instrumentos. Mi doncella Maripuri quería que fuera de blanco, pero yo me decanté por un sencillo vestido negro más de verano que de invierno. Pasé un frío horroroso. La calefacción del teatro no es gran cosa, sobre todo en el palco real donde nos colocaron a nosotros. Yo hubiera preferido sentarme entre el público. Entre la multitud siempre estás más calentita.

 Hoy dicen que habrá manifestaciones y malos rollos durante la entrega de los últimos Premios Príncipe de Asturias. La ente no sabe vivir. En vez de ser felices, se amargan la vida con tonterías. Estoy muy liada buscando modelito en las cuarenta maletas que traje llenas de trapitos. No sé qué ponerme. Maripuri dice que debo llevar un vestido flojo para que no se me note el chaleco antibalas que voy a vestirme por debajo. 

 -Usted vaya bien protegida, mi Reina. Puede aparecer el pequeño Nicolás con una pistola.
 -Ese Francisco Nicolás es un chico muy majo, Maripuri. Me hizo la reverencia más bonita que me hizo jamás ningún hombre cuando me coroné como Reina. ¿Sabías que me dijo que era sobrino de la Duquesa de Alba? Sobrino político, es decir, hijo de un hermano del marido de la duquesa.
 -A otros les dijo que era del CNI.
 -Un chico listo. Espero que no lo metan en a cárcel. En esta España nuestra siguen sin potenciarse los buenos talentos.
 -En la cárcel hay muchos talentos, mi Reina. ¿Sabía que va a entrar Isabel Pantoja? 

 Este país es un desastre, pienso. Todos roban. No me extrañaría nada que le encontrasen una fortuna escondida también a Pablo Iglesias. Somos un país de pícaros empezando por los catalanes que quieren independizarse y acabando por los andaluces de los ERES y sin olvidar a toda la tropa del PP.

 Mejor no pienso en presuntos ladrones. Esta tarde tengo que volver a triunfar en Oviedo. No llevaré ningún vestido negro. Como dice mi doncella Maripuri, hay que vestirse de manera alegre para sentirse feliz. 

Monday, October 13, 2014

Nuestro primer Día de la Hispanidad como Reyes

 Lo pasamos bien en el desfile militar de nuestro primer Día de la Hispanidad como Reyes de España. Las Herederas del Heredero fueron las que más disfrutaron con los soldados y los aviones. Mi Sofía pensaba que era un desfile de soldaditos de plomo. Tuve que explicarle que son personas vestidas con uniformes militares. Leonor quedó encantada con los aviones. Quería que subiéramos en un caza. Le dije que no era posible.

 -Estropearíamos los vestidos, hija, y nos han costado una pasta. Además, yo tengo que conservar mi traje limpio para el besamanos en nuestro Palacio Real.
 -Maripuri te lo puede lavar, mami.
 -No, cariño. Tardaría en quitarle las manchas. 

 Mi doncella Maripuri lava todo a mano. Como es comunista intenta no darle beneficios a las eléctricas. Si todos los españoles y españolas hicieran como mi doncella, Iberdrola y su competencia podrían echar el cierre. Regresaríamos todos a la Edad Media.

 Hubo muchos vivas al Rey de España. Yo creo que nuestros súbditos ya han olvidado nuestros pecados. De mi cuñada Cristina no se acuerdan ni los periódicos. Iñaki parece que ha sido un mal sueño. Ahora se habla de las tarjetas de Caja Madrid y del ébola. Una noticia borra las noticias anteriores. También se han olvidado de los viejos Reyes Juan Carlos y Sofía. Mi doncella Maripuri pensaba que mi suegro y su Corinna serían protagonistas de muchas portadas del ¡Hola! No fue el caso.

 El desfile, como decía, fue un éxito. Hasta la cabra de la Legión desfiló con estilo.

 -¿Esa cabra es de verdad, mamá? me preguntó mi Leonor.
 -Sí, cariño. 
 -¿Y le han dado el desayuno en Madrid?
 -Creo que le llevaron al cuartel hierba del Parque del Retiro. No se ve hambrienta.

 Las niñas hicieron muchas preguntas. Otros años habían visto el desfile por la tele y no es lo mismo. Cuando ves tantos soldados dándole vivas a tu padre, te sientes parte de la Familiar Real. 

Saturday, October 11, 2014

La estatua de cera de Leonor

 Me gusta la estatua de cera que le hicieron a mi Leonor. Se la ve muy Princesa de Asturias. Mi doncella Maripuri dice que le han puesto años. Es normal. En este país nuestro estamos en crisis y no van a hacerle a la niña una estatua de cero cada año. Hicieron una estatua que le valera hasta los quince años. Así se ahorra.

 Lo que no me gusta es lo que dicen en las redes sociales. Dicen que no se parece la estatua a mi niña. Tonterías. Como decía Picasso, ya terminarán pareciéndose. Las niñas crecen una barbaridad en los palacios.

 También crece nuestra preocupación por el ébola. Es un desastre. España hace un gesto humanitario trayendo a curarse a los dos misioneros y se nos contagia medio Madrid. El Presidente Rajoy fue al hospital antes de venir a despachar con mi Felipe VI. Casi no lo dejo entrar en mi Palacio.

 -¿Se ha lavado bien, Presidente?
 -Sí, Majestad. Uso un gel de Deliplús que me da muy buenos resultados.
 -No sabía que era usted cliente del Mercadona.
 -Sí, Majestad. También compro en Ikea.
 -Entonces usted no tiene tarjeta de Caja Madrid.
 -¿De Bankia? No, Señora.

 Al Presidente se le borró la risa. Entró en el despacho de mi Felipe VI antes de que le pudiera preguntar por los gastos de Rodrigo Rato. Ese hombre me preocupa desde que supimos que gasta más de tres mil quinientos euros al día en bebidas alcohólicas. Mi doncella Maripuri dice que debería ir a las charlas de los Alcohólicos Anónimos.

 -Podrían ayudarle a dejar el vicio del vino, mi Reina.
 -Más bien necesitaría que le ayudaran a dejar el vicio de los gastos lujosos, Maripuri.
 -Eso también, mi Reina.

 Esta España nuestra no tiene arreglo: el ébola, las tarjetas para robar los richachones de todos los colores, la Cataluña de Artur Mas... Y la gente pierde el tiempo criticando la estatua de cera de mi Leonor.

Friday, October 03, 2014

Nuestros sellos como Reyes de España

 Vamos poniéndonos al día. El próximo 12 de octubre saldrán a los Estancos nuestros primeros sellos. No se venderá muchos porque la gente ahora se envía e-mails, no anda con las cartitas, excepto los bancos. Lo siguiente supongo que serán nuestras bonitas caras en las monedas de un euro y dos euros.

  Mi doncella Maripuri cree que deberíamos estar más presentes en la marca España. Por ejemplo, dice Maripuri, quedaríamos bien en las botellas de vino.

 -Un vino de crianza ganaría mucho con su imagen en la etiqueta, mi Reina. Carlos III todavía tiene un vino.
 -Creo que es un coñac, Maripuri.
 -Algo así. Lo de los sellos está pasado de moda. 

 Pues serán los sellos. Por mi doncella Maripuri nos pondríamos en vallas publicitarias de las fronteras dándoles la bienvenida a los turistas. Aunque, como están las cosas en este país nuestro, más bien tendríamos que darles la despedida a los españoles que emigran a Alemania para ganarse la vida. 

 Otros que están a ver si marchan o quedan son los catalanes de Artur Mas. Yo creo que se quedarán porque si se van los demás españoles les dejarían de comprar los cavas y demás productos. Nosotros ya les enviamos los nuevos sellos. Creo que les llegaron porque el President de la Generalitat nos mandó las papeletas del referéndum ilegal del 9 de noviembre en la valija diplomática de los sellos. 

 En todo caso, yo intentó no meterme en política. Soy la Reina de España. Mi Felipe VI hace lo mismo. Reina y cobra. Más cobran los directivos de Caja Madrid. Me contó mi hija Leonor que tienen tarjetas de crédito que pagan todo.

 -Anita, mi compañera de pupitre, tiene un padre con tarjeta golfa, mami. Me lo dijo ella.
 -¿Está en la cárcel el padre de tu amiga?
 -Aún no.

 Respiro aliviada. Sólo me faltaba que mi Princesa de Asturias se codeara con las hijas de los banqueros corruptos. Siempre les digo a mis Herederas que prefiero verlas con los nietos de Isabel Preysler antes de verlas con los nietos de Ana Patricia Botín. La Beautiful People de los ochenta siempre fue más honrada.

Tuesday, September 23, 2014

Viajamos a Nueva York

 Hubiera preferido un viaje a Nueva York más divertido, no este viaje en el que me tienen visitando colegios por el extrarradio de la Gran Manzana. Encima los de protocolo me hacen vestir unos trajes de chaqueta horribles. Son trajes de chaqueta de señora mayor. Mi doncella Maripuri cree que son unos trajes de doña Sofía que me han puesto a medida para ahorrar en trapitos.

 -Es mejor que vaya en camisón, mi Reina  -me dijo cuando vio el traje de chaqueta color burdeos. 
 -Sería un escándalo, Maripuri. 
 -Más escándalo son las notas de su sobrino Froilán. ¿Sabía usted que tiene que tripitir segundo de la ESO?
 -A Froilán no le gusta estudiar.
 -No se porta como nieto de Reyes y sobrino de Reyes.
 -Será militar. Se le dan bien las armas.
 -Yo no diría lo mismo, mi Reina. Le recuerdo que su sobrino Froilán ya se pegó un tiro en un pie. Es mejor no darle las pistolas del Ejército.

 Mi doncella Maripuri se preocupa mucho por los estudios. Todavía no se ha dado cuenta de que poco se consigue en la vida estudiando. Yo llegué a Reina de España casándome con el futuro Rey. En EEUU, en cambio, deben saber que eso de estudiar no da resultado. En todos los colegios que visité en Nueva York los niños estaban jugando.

 -Los juguetes parecen nuevos -le comenté a una profesora.
 -Lo son, Majestad. Estos juguetes son un donativo de Antonio Banderas.
 -¿Antonio Banderas les da donativos?
 -Es muy generoso. 
 -¿También les compró esa pizarra táctil?
 -La pizarra nos la regaló Penélope Cruz. ¿Y ve aquellos ordenadores? Los pagó Javier Bardem.

 Anoté en mi moleskine los donativos. Cuando vea a los españoles generosos con los niños pobres de Nueva York les pediré la misma generosidad para los niños pobres de España.

 Mi Rey Felipe VI ocupa su tiempo reuniéndose con hombres encorbatados que no conozco. Tienen unos nombres imposibles de memorizar. Yo les sonrío a todos y ellos me sonríen. Supongo que mi Felipe VI les estará vendiendo la marca España.

 -¿Compraron algo, Felipe? -le pregunté en el hotel.
 -¿Los empresarios de Nueva York? Sí, Leta. Nos compran varias toneladas de queso manchego. Lo van a vender en las calles de Nueva York como si fueran salchichas picantes.
 -¿En puestos ambulantes? -me escandalizo.
 -Sí, cariño. Es un buen negocio para las queserías de Castilla.

 Una cutrez, pienso. Cuando me imagino a los vendedores negros con una tabla de quesos manchegos en la mano repartiendo trozos a los paseantes de la Quinta Avenida me vienen ganas de llorar. Nunca fuimos tan pobres. Estamos pasando de la alta cocina de los restaurantes a la cocina de la alta venta ambulante.

Wednesday, September 17, 2014

Resaca de mi 42 cumpleaños

 Estoy que no me tengo en pie. El cava casi acaba conmigo. No sé ni como pude acompañar a mi Felipe VI a inaugurar el curso escolar en Galicia. Me sentía mareada por la única copa de cava que tomé en el brindis de mi 42 cumpleaños. El año que viene pienso brindar con Coca Cola. Nada de bebidas alcohólicas.

 Mi doncella Maripuri dice que lo que tengo es la crisis de los cuarenta. Tonterías. Me siento muy bien con mis 42 años. Por nada del mundo quisiera volver a mi infancia. Estudié mucho. Hoy no podría estudiar tanto porque mi cabeza no está para memorizar los ríos más grandes de España y demás cosas inútiles que nos hicieron aprender.

 -Tú juega, cariño -le dije a una niña de Galicia-. De mayor ya pensarás que quieres ser.
 -Quiero ser presentadora de televisión como las hijas de las famosas.
 -¿Periodista?
 -No, majestad. Yo trabajaré en la tele sin haber estudiado ninguna carrera. Las hija de Rocío Carrasco y de Isabel Pantoja ganan mucho más dinero que las periodistas de los telediarios.

 Los niños de Galicia son muy espabilados. Los que no corren vuelan. Había un niño que quería ser Presidente del Gobierno.

 -¿Cuándo va a dimitir Rajoy? -me preguntó.
 -Esta pregunta es para usted -le dije al Presidente de la Xunta.

 El señor Feijoo sonrió y no dijo nada. Siguió sonriendo cuando uno de los niños le dio una patada.

 -Es el hijo de un rojo -me susurró.
 -No me hable de política, Presidente. Yo soy la Reina de España.

 Fui a saludar a las madres mareada como estaba por la dichosa copa de cava de mi cumpleaños.

 -Se la ve joven -me dijo una.
 -Gracias, señora.
 -¿Cuánto le costaron los arreglos que se hizo usted en la cara? -me preguntó otra madre.
 -Me los regalaron.
 -Suerte la suya, Majestad. A nosotras no nos regalan ni los libros de los niños. Ahí tiene a mi Pepiño con los libros viejos. Son del hijo de unos vecinos.

 Me dio pena el niño. Anoté su dirección para enviarle los libros que le regalará Dimas Jimeno, el nuevo Presidente de El Corte Inglés. Dicen que es un hombre generoso. A mí me llamó antes de que lo nombraran Presidente de los Grandes Almacenes más famosos de mi Reino para ofrecerme todos sus productos regalados. Mi doncella Maripuri me dijo que no aceptara el regalo.

 -Es de la Falange, mi Reina. Usted apártese de esa gente.
 -Un regalo siempre se acepta, Maripuri, y más en tiempos de vacas flacas.
 -Yo no quiero nada de un derechón.

 Los niños de Galicia no serán tan altivos como mi doncella. Seguro que aceptan encantados los libros gratis que le he conseguido en el nuevo Corte Inglés de Dimas Jimeno.

Thursday, September 11, 2014

Ana Patricia Botín es la nueva presidenta del Banco Santander

 En mi Reino están cambiando las cosas para mejor. Las mujeres avanzamos hacía las altas esferas. Se lo dije a mi Felipe VI cuando supe que Ana Patricia Botín consiguió la Presidencia del Banco Santander antes de enterrar a su padre.
 
 -Las mujeres triunfamos, Felipe. Sólo necesitamos tener un padre banquero para ser banqueras.
 -Los hombre necesitamos lo mismo, Leta. Mi padre fue Rey y yo soy Rey. ¿Firmaste el telegrama de pésame para los Botín?
 -Sí, cariño. ¿No crees que les debemos enviar otro telegrama felicitando a Ana Patricia Botín?
 
 Mi Felipe VI me miró escandalizado. En cambio, mi doncella Maripuri piensa lo mismo que yo: hay que felicitar a la única mujer presidenta de un banco que tenemos en este país nuestro.
 
 -Seguro que las asociaciones de feministas están celebrando con cava enfriado en una nevera del Carrefour el éxito de la hija de Botín. Siempre se alegran cuando triunfan las mujeres.
 -¿Tú crees, Maripuri?
 -Sí, mi Reina. Yo conozco feministas que son fans de la duquesa de Alba. De viejas quisieran ser como doña Cayetana. Quieren tener dinero para jugarlo en las peñas de Ventura 24.
 -¿Cayetana de Alba juega sus euros en Ventura 24, Maripuri?
 -Eso dice Peñafiel.
 
 Quedo horrorizada. Espero que Ana Patricia Botín no gaste los ahorros de los españoles que tienen cuentas bancarias en el Santander en bonolotos y primitivas. Sería un escándalo. Yo tengo allí los ahorros de la Princesa de Asturias y de la Infanta Sofía y no me gustaría que acabaran dilapidos como acabaron los ahorros de los viejetes que engañaron con las preferentes los bancos y cajas de ahorros de nuestra España.
 
 

Thursday, September 04, 2014

La vuelta al cole de nuestras Herederas

 Estoy preparando la vuelta al cole de nuestras Herederas. Libros nuevos, estuches nuevos, carteras nuevas, ropa nueva... Es un gasto horrible. No sé cómo se arreglan las familias que no tienen trabajo. Dice mi doncella Maripuri que pagan los libros de los niños con la pensión de los abuelos.
 
 -Con las pensiones de los jubilados en este país comen los hijos, los nietos, pagan facturas y están pagando la vuelta al cole de los críos. Un desastre, mi Reina. Somos pobres.
 -Le diré al Presidente Rajoy que suba las pensiones.
 -Mejor no le diga nada, mi Reina. Ese mal hombre es capaz de dejar a los viejos sin pensiones. Es un capitalista.
 -No creo que se atreva, Maripuri. Rajoy nunca le quitará la pensión de jubilado a don Juan Carlos.
 -Pero sí se las quitará a los demás viejos, mi Reina.
 
 Me deprimo. Sólo imaginar un país de viejos pidiendo para comer por las calles me pone en crisis existencial. ¿Tan malos son los del PP? Mi doncella Maripuri dice que sí. Le cuento a mi Rey Felipe VI lo de las pensiones.
 
 -Habrá que hacer más recortes, Leta, pero después de las elecciones. Una vez que Rajoy vuelva a ganar por mayoría absoluta volveremos a los recortes.
 -Obligalo a dimitir que para eso eres el Rey de España.
 -Tengo que respetar la Constitución.
 -Tienes que defender a los españoles pobres.
 -No discutamos, Leta.
 
 Me deprimo todavía más. Mi doncella Maripuri tiene que prepararme rápidamente una tila porque estoy al borde de un ataque de nervios. Me horroriza la pobreza. Yo quiero ser la Reina de un país próspero. Mi hija Leonor me recuerda que todavía no hemos forrado los libros.
 
 -Tendrás que llevarlos sin forrar, hija. En este país nuestro hay mucha pobreza.
 -Los forraré con papel higiénico, mami.
 -Ni se te ocurra.
 -En mi colegio todos los niños llevan los libros forrados con plástico del bueno.
 
 No hay manera de ahorrar. Mi niña Sofía se une a las protestas de su hermana. Ella también quiere llevar los libros forrados. Encima no le gusta la cartera nueva que le he comprado.
 
 -Es muy pequeña -dice-. No me caben los diccionarios.
 -Los tendrás que llevar en una bolsa del Mercadona, hija. Mamá tiene que ahorrar para cuando Rajoy le quite las pensiones a los jubilados.
 -¿Nos va a quitar a nosotras las pagas, mami? -pregunta mi Sofía alarmada-. Yo necesito dinero para comprar bollycaos en los recreos.
 
 Cedo y voy al Corte Inglés a comprar una cartera nueva para mi Sofía y forro para los libros de mis dos herederas. Cuando regreso a casa encuentro a mi Felipín sin afeitar. Está ahorrando, pienso. Me miro las piernas. ¿Y si no me depilo? Sería otra forma de ahorrar.
 
 

Friday, August 29, 2014

Mis pantalones rotos

 No me importa ponerme los pantalones viejos. Hay muchas españolas que tienen que poner vaqueros más rotos que mis vaqueros blancos por falta de líquidez para ir de tiendas. Mi doncella Maripuri puso el grito en el cielo cuando me vio venir del cine vestida de pordiosera, según ella.
 
 -Una Reina de España no puede ir así vestida, mi Reina. La criticarán todas las Reinas del mundo mundial. Rania de Jordania nunca saldría de su palacio con los pantalones rotos.
 -Yo soy una Reina del Pueblo, Maripuri. Puedo vestirme como me venga en gana.
 
 Mi cuñada Cristina opina lo mismo que mi doncella Maripuri. Puso el grito en el cielo de Suiza. Decía que mis pantalones eran de mercadillo.
 
 -Los compré en Zara -le dije por teléfono-. Estaban de rebajas.
 -Parece que estaban para tirar, cuñada.
 -Combinan de maravilla con mi camiseta exclamación interrogante.
 -No sabes nada de moda.
 
 La siguiente en llamarme fue Elena. Había hablado con su Marichalar y me quería dar consejos sobre trapitos. Le dije que tengo criterio propio.
 
 -Prefiero la moda de barrio, querida Elena. La ropa francesa no va conmigo. Además tengo que promocionar las marcas españolas que para eso soy la Reina Letizia de España.
 -No sabes lo que es el buen gusto, cuñada. ¿Qué tal está Lucy?
 -Me pareció una película muy divertida. La tal Lucy se volvía poderosa por unas drogas y no veas lo que hacía.
 
 Elena preguntó por preguntar. A ella no le gusta el cine. Lo suyo son los caballos. Yo los detesto. Si no hubieran inventado los coches, esta Reina de España iría andando como los peregrinos del Camino de Santiago. Hablando del Camino, estos días pasados estuvo Angela Merkel por Santiago. Venía a traerle un regalo al Presidente Rajoy; unos altos cargos en Bruselas para sus Ministros. La canciller alemana siempre premia a sus fieles seguidores. Rajoy está en la manada que sigue sus políticas económicas.
 
 Pero no nos pongamos tristes. Hay que ser positivos. Si no eres feliz, debes ir a un coach. Te deja nueva. Yo hice unas sesiones de coaching este verano. No cuento más porque lo del coaching pertenece a mi intimidad. 
 
http://dinero-beruby.blogspot.com/

Friday, August 15, 2014

Más vacaciones

 Nuestras vacaciones siguen sin novedad. Marcharemos de Palma e iremos a perdernos a un destino desconocido, sin periodistas, sin suegras, sin cuñadas, sin sobrinos. Dice mi Rey que este año será un lío porque tenemos que llevar más escoltas. No será para tanto. Los escoltas vienen muy contentos porque se comen mariscadas todos los días.
 
 Estamos de vacaciones, pero nos informamos sobre la corrupción. Lo de Pujol nos horroriza. Ese hombre es el más rico de España. Yo pensaba que el español más rico era Amancio Ortega. Parece que es Pujol. Mi doncella Maripuri piensa que debería repartir sus millones de euros con los pobres.
 
 -Los pobres de Barcelona recibirían de muy buena gana unos cuantos cientos de euros. Bueno, bastante más. Podría tocar un millón de pesetas por pobre. Con ese dinero tendrían suficiente para abrir un puesto en un mercado de abastos y ganarse la vida.
 -Pujol no es comunista.
 -El Estado debe obligarle a repartir ese dinero de Suiza, mi Reina.
 -España no es un país comunista, Maripuri. Debemos respetar la Constitución.
 -Pujol no ha respetado nunca la Constitución, mi Reina. Si quiere yo le voy a pedir ese dinero.
 
 Era lo que nos faltaba. La doncella de la Reina Letizia llamando a la casa de los Pujol para requisarles los millones de esa herencia del abuelo muerto. Saldríamos en todos los periódicos. Le dije a Maripuri que se olvidara de los Pujol.
 
 -¿Hablamos de Bárcenas?
 -No, Maripuri. Estamos de vacaciones.
 -Podemos hablar de Urdangarín.
 -Ni se te ocurra. El Rey Felipe VI no considera a su cuñado de la Familia.
 -Pues le hablaré de la crisis.
 
 Maripuri habla por los codos de las pobrezas de España. Me horrorizo. Mi doncella parece que conoce a todos los parados. Me cuenta los horrores de las familias que tienen a todos sus miembros en paro. Imagino sus despensas vacías y la tristeza me quita el hambre. Llamo a Pablo Iglesias.
 
 -Pablo, ¿estás dispuesto a encabezar una revolución contra la derecha de Rajoy en esta España nuestra?
 -¿Con quién hablo?
 
 Corté la comunicación. El director de la Tuerka podría decir en su televisión que la Reina Letizia era seguidora del Sí, podemos. Sería un escándalo. La Reina de España no puede opinar de política. Mejor volvía a centrarme en mis vacaciones de verano.

Tuesday, August 12, 2014

Diario de la Reina Letizia en Mallorca


 Estas vacaciones estoy descubriendo la noche mallorquina. No me extraña que los ingleses y alemanes vengan a las Baleares. Aquí te lo pasas genial. Vas a los bares de copas y todo es gratis. A mi doncella Maripuri tampoco le cobran.
 
 -Yo digo que soy su doncella, mi Reina. El otro día fui a comer a un restaurante de 100 euros el menú del día y no me cobraron. Cuando le dije al chef que era su doncella, el buen hombre rompió la factura. Me dijo que era monárquico.
 -Pagan los extranjeros, Maripuri. Nosotros tenemos todo gratis. En Mallorca se vive mejor que en Madrid.
 
 Lo malo es que hay que regresar a Madrid. Me quedaría en Palma. Tiene razón mi Rey Felipe VI cuando dice que estamos en un trozo de cielo. Yo me siento en el paraíso. Todos me quieren.
 
 Hablando de cosas gratis, Felipe Varela tampoco me está cobrando los vestidos. Me mandó un vestido blanco precioso para la recepción a las autoridades. Mi suegra quiere uno igual.
 
 -¿Cuánto te costó? -me preguntó.
 -Nada. Es un vestido gratuito.
 -No sabía que había ropa gratis en España.
 -Igualito que en Cuba. Con eso de que viene Pablo Iglesias para quedarse, los empresarios sólo le cobran a los turistas. Creo que están ensayando el comunismo.
 
 Lo que no regalan todavía son móviles. Estoy buscando un móvil libre barato con conexión a Internet en http://adf.ly/ostxj, pero todos me parecen caros. Encima son de segunda mano. Vete a saber si funcionan. No me atrevo a comprar un móvil sin garantía.

 
 

Monday, August 11, 2014

Viviendo la noche mallorquina

 Estas vacaciones estoy descubriendo la noche mallorquina. No me extraña que los ingleses y alemanes vengan a las Baleares. Aquí te lo pasas genial. Vas a los bares de copas y todo es gratis. A mi doncella Maripuri tampoco le cobran.
 
 -Yo digo que soy su doncella, mi Reina. El otro día fui a comer a un restaurante de 100 euros el menú del día y no me cobraron. Cuando le dije al chef que era su doncella, el buen hombre rompió la factura. Me dijo que era monárquico.
 -Pagan los extranjeros, Maripuri. Nosotros tenemos todo gratis. En Mallorca se vive mejor que en Madrid.
 
 Lo malo es que hay que regresar a Madrid. Me quedaría en Palma. Tiene razón mi Rey Felipe VI cuando dice que estamos en un trozo de cielo. Yo me siento en el paraíso. Todos me quieren.
 
 Hablando de cosas gratis, Felipe Varela tampoco me está cobrando los vestidos. Me mandó un vestido blanco precioso para la recepción a las autoridades. Mi suegra quiere uno igual.
 
 -¿Cuánto te costó? -me preguntó.
 -Nada. Es un vestido gratuito.
 -No sabía que había ropa gratis en España.
 -Igualito que en Cuba. Con eso de que viene Pablo Iglesias para quedarse, los empresarios sólo le cobran a los turistas. Creo que están ensayando el comunismo.
 
 Lo que no regalan todavía son móviles. Estoy buscando un móvil libre barato con conexión a Internet en http://adf.ly/ostxj, pero todos me parecen caros. Encima son de segunda mano. Vete a saber si funcionan. No me atrevo a comprar un móvil sin garantía.

 
 

Wednesday, August 06, 2014

Primeras vacaciones en Mallorca como Reyes de España

 Estamos en Mallorca trabajando. Ayer hicimos un posado para los fotográfos. Seguro que no nos dejan descansar, pero no importa. En Palma yo nunca descanso. Entre actos oficiales y actos familiares paso una semana larga de los nervios. Más de los nervios estoy este año con Cristina cerca. Intento alejarme de mi cuñada para que no nos quiten fotos juntas. Yo no puedo dejarme fotografiar con una imputada.
 
 Mi doncella Maripuri me avisa cuando se acerca.
 
 -Huya, mi Reina. Ahí viene su cuñada con sus cuatro churumbeles.
 -Dales el desayuno, Maripuri. Cristina vino sin dinero y esos niños tienen cara de no comer mucho.
 -Tiene razón, mi Reina. Comen toda la fruta de los árboles. Les va hasta la fruta verde.
 
 Doña Sofía se suma al desayuno. No se separa de su hija Cristina. Elena está preocupada porque Froilán se echó novia.
 
 -Es la hija del jardinero -dice enfadada-. Mi hijo parece haber olvidado que es nieto y sobrino de reyes.
 -Parece buena chica -comento.
 -Tiene pendientes hasta en la lengua. Un desastre.
 -Una chica rockera.
 -No, es rappera y seguidora de Pablo Iglesias. Hay que echar al jardinero, cuñada.
 -Ni lo sueñes. Felipe VI está en contra del paro.
 -Eso lo dices tú. En nuestros palacios siempre echamos al personal cuando no nos interesaron.
 
 Me doy cuenta de que mi Felipe VI tiene que cambiar muchas cosas en la Familia Real. No quiero ser una Reina como la Reina Católica. En esta Familia Real tiene que haber más democracia. Se lo digo siempre a mis hijas.
 
 -Sí, mamá -contesta Leonor, y se repeina para el posado.
 
 Leonor arrastra a su hermana hasta los fotógrafos. Debe pensar que hablar con la prensa es lo más democrático que podemos hacer por este país nuestro.

Sunday, July 27, 2014

Oliendo a botafumeiro

 Fuimos a Santiago de Compostela a lo de la Ofrenda al Apóstol y todavía no me he sacado de encima el olor a botafumeiro. Es como un olor a humo de barbacoa que no te quita de encima ningún perfume por fuerte que sea. Mi heredera Leonor dice que huelo a chamusquina. Yo intentó ponerla al día de las costumbres religiosas de nuestro país.
 
 -Huelo a botafumeiro, hija. A botafumeiro de la Catedral de Santiago de Compostela.
 -No me gusta como hueles, mami.
 -Ya oleré mejor el año que viene. Le diré al arzobispo que eche en el botafumeiro Chanel nº5 para que la Reina de España salga de la Catedral oliendo como Marilyn Monroe.
 
 El botafumeiro me dio algo de miedo. ¿Qué pasaría si se soltaba? Mi doncella Maripuri me había contado que en alguna ocasión había salido volando por una cristalera de la Catedral. ¿Y si aterrizaba sobre mi persona? Intenté sonreír, pero tenía ganas de gritar. Mi Felipe VI me sujetaba la mano porque sabe que soy miedosa y temía que huyera de la misa por un ataque de pánico.
 
 No ocurrió tal cosa. Aguanté como la valiente Reina de España que soy. A la salida estreché las manos de mis súbditos. ¡Cómo me quieren! Creo que soy la Reina de España más amada por la ciudadanía española. Ya he superado a Doña Sofía.
 
 Ahora estamos pensando en las vacaciones. Mi Felipe VI quiere ir a Mallorca como todos los veranos. Yo creo que deberíamos ir a Marbella. Allí están los ricos de verdad. Mi doncella Maripuri piensa lo mismo.
 
 -Nunca estuve en un buen hotel de Marbella, mi Reina. ¿Y usted?
 -Cuando era periodista me alojé en una pensión muy mona a precio tirado. Hacían una tortilla española que te chupas los dedos.
 -Ahora podríamos alojarnos en un palacio -me sugiere Maripuri.
 
 Estoy pensándolo. No sería mala idea. Tengo que llamar a Patrimonio Nacional para preguntar si tenemos por allí un palacio. Otra opción sería ir a Granada. Me gustaría dormir un mes entero en La Alhambra. Debe ser una pasada. Podríamos llevar unos colchones que tenemos en el trastero y dormir en el patio de los leones al aire libre con las niñas.
 

Thursday, July 24, 2014

Como una Reina en París

 Disfruto siendo la Reina de España. Todos se tiran a mis pies, sobre todo en países republicanos como Francia. Sólo estuvimos 6 horas en la capital francesa, pero noté en las caras de los franceses que echaban de menos a María Antonieta. Nosotros marchamos pronto porque mi doncella Maripuri temía que me cortaran la cabella en la guillotina igual que a la mujer del rey Luis XVI.
 
 -Deje a su Felipe VI y venga, mi Reina. España la necesita -me apuraba.
 -Tranquila, Maripuri.
 -No se fíe de los franceses, mi Reina. En el siglo XVIII pasaron de monárquicos a republicanos en una sola noche. La pobre María Antonieta acabó sus días de lujos en Versalles con la cabeza fuera del cuello. Un desastre. Yo estoy en contra de la pena de muerte.
 -Yo también, Maripuri.
 -Pues huya, mi Reina. En España no cortamos cabezas.
 
 Me fastidió el viaje. Intentaba reír y me venían ganas de llorar por María Antonieta. Ni que fuera una descendiente suya. Mi Rey pensaba que estaba emocionada por nuestro primer viaje a Francia como Reyes de España. No me atreví a decirle que mis lágrimas eran por los monarcas decapitados.
 
 El Presidente de Francia es un señor muy simpático. No tiene Primera Dama. Daba pena verlo solo. Le pregunté si se volvería a casar pronto.
 
 -No creo -me dijo-. Las mujeres siempre me dejan.
 -Alguna habrá dispuesta a amarlo para toda la vida.
 
 Sonrió. Debe tener alguna señora en mente. No me extraña. Cualquier francesa un poco lista estaría dispuesta a convertirse en la Primera Dama de Francia. Seguro que hay alguna tirándole los tejos en privado.
 
 Mi Rey Felipe aprovechó nuestra corta estancia en París para practicar su francés. Dejó a todo el mundo con la boca abierta. Los franceses pensaban que nuestro Rey sólo hablaba castellano de Castilla.  Se equivocaron. Mi Felipe XVI es un hombre muy culto.

Wednesday, July 16, 2014

Nuestro primer viaje a Marruecos

 Marruecos es un país bonito, al menos lo que nos enseñaron. Supongo que nos enseñaron sólo lo mejor del país vecino como hace todo el mundo cuando lleva los invitados a la casa. Nunca les enseñas a las visitas el cuarto trastero. Mi doncella Maripuri quedó encantada con los palacios. Pensaba que íbamos a dormir en una tienda de campaña.
 
 -Yo en el harén no me meto, mi Reina -decía cuando íbamos hacia el palacio donde nos alojaron.
 -En Marruecos no hay harén, Maripuri.
 -Todos los países tienen harén, es decir, queridas para el Rey.
 -¡Maripuri!
 -¿Ha visto las joyas de Corinna? Se las compró don Juan Carlos fijo. Dicen en un libro que se titula "Yo abdico" que su suegro se casará pronto con Corinna. ¿Irá usted a la boda, mi Reina?
 
 De momento no tenemos ese problema. La nueva Monarquía no necesita escándalos. No creo que nuestros súbditos comprendan que la soledad del Rey Juan Carlos se soluciona con un matrimonio con la Princesa Corinna. Los españoles quieren mucho a mi suegra. No se tomarían bien que Doña Sofía fuera una Reina abandonada.
 
 Mi Rey Felipe VI no piensa en esas cosas. Está muy concentrado en reinar para todos los españoles. Corinna y sus joyas no le quitan el sueño. Hoy está muy contento porque nuestro viaje a Marruecos ha sido un éxito. Salimos en todos los periódicos ejerciendo de Reyes de España.

Wednesday, July 09, 2014

Con Felipe VI en Portugal

 Viajamos a Portugal. Me sentí como la nueva Reina Católica cuando el Presidente de la República me besó la mano. Me dijo que era muy amigo de mi suegro. Su esposa también dijo tener una gran amistad con Doña Sofía.
 
 -¿Cómo están? -me preguntó.
 -Están jubilados. Doña Sofía escucha música clásica y don Juan Carlos caza lo que puede.
 -¿No se aburren?
 -Creo que no.
 -Dígales que pueden venirse a vivir a Estoril. Los condes de Barcelona fueron muy felices en Estoril.
 
 Le prometí que se lo diría. Es bueno tener un país extranjero dispuesto a darte asilo. Yo nunca me exiliaría a Portugal si viniera la III República, pero mis suegros seguro que pensarían en Estoril para refugiarse de los de Podemos. Portugal es un país muy tranquilo. Le hicieron un montón de recortes los de la Unión Europea y no hubo ninguna revolución.
 
 Nuestro viaje a Portugal fue un ir y volver. Espero que cuando vayamos a Francia estemos más días. Estoy loca por ir de compras a París. Mi doncella Maripuri también vendrá. La necesito para que me ayude con las compras. Yo dudo mucho a la hora de comprar. En cambio Maripuri siempre tiene las ideas claras.
 
 -Le traigo unos fulares maravillosos, mi Reina.
 -Parecen caros.
 -Son de los chinos.
 -Entonces están bien, Maripuri. Rajoy anda mal de dinero. ¿Sabes que tuvo que coger dinero de e las pensiones para pagar las extras de verano? Un desastre. Estos del PP salen de la crisis pero no nos sacan de la pobreza.
 -También le compré vestidos a la Princesa de Asturias y a la Infanta Sofía.
 -¿En los chinos?
 -Los bazares chinos tienen de todo. La ropa de niños es buenísima. Toque, mi Reina, mire que calidad la del tejido. Esto no echa bolas ni pierde su color con los lavados.
 
 Quedo a cuadros. Mi doncella Maripuri es una experta. Vendrá conmigo a París cuando vayamos a Francia de viaje oficial. Disfrutaremos mucho por los bazares chinos de la capital francesa.

Thursday, July 03, 2014

Sin mantilla en el Vaticano

 Me están criticando porque no llevé mantilla en nuestra visita al Papa Francisco en el Vaticano. Deberían comprenderme. Yo no estoy en contra de la mantilla española, pero no soy capaz de tenerla quieta sobre mi cabeza. ¿Y si se me caía a los pies del Papa Francisco cuando le hiciera la reverencia? ... Mi doncella Maripuri me dijo que no la llevara.
 
 -Necesita ensayar un poco más, mi Reina.
 -¿Y si me la pongo como una pañoleta, Maripuri?
 -Parecería usted una vieja. Mejor lleve la melena suelta y nada de mantillas. El Rey Felipe VI tampoco llevará capa española y no lo criticarán.
 
 Creo que Peñafiel puso el grito en el cielo. Es un envidioso. Se muere de envidia porque una chica humilde como yo ha llegado a Reina de España. Peñafiel hubiera preferido una reina estirada descendiente de familia real. Así suelen ser las preferencias de la gente de clase alta: muy insolidarias con los pobres.
 
 Nuestro encuentro con el Papa Francisco fue cordial El nuevo Papa sigue regalando rosarios. El que me dio a mí no es ni de oro ni de nada. Una baratija de los chinos. Me dijo mi doncella Maripuri, ella siempre tan bien informada, que los rosarios que regalan en el Vaticano se fabrican en China.
 
 -Creo que se los pagan bien, mi Reina. El Vaticano tiene mucho dinero para pagar a los proveedores. Están mejor de money que nosotros. Allí no tienen que recurrir a la hucha de las pensiones para poder pagar las extras de junio y Navidad. El Vaticano es como una mina de oro sin fondo.
 
 Maripuri tiene razón. Nunca había visto más lujo que en los aposentos papales. El Papa de Roma es el anciano que mejor vive. Me contó que tiene un jacuzzi que lo deja nuevo cuando se mete a remojo dentro. Yo sólo me puedo dar mis baños relajantes en una bañera muy discreta.

Tarot gratis

AMAZON











My Blog List