Moda Letizia

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...
Y NO NECESITARÁS UN PRÍNCIPE

ADPV

Amazon te vende....




Thursday, May 05, 2016

Mis hijas en el fútbol

 Seguimos de noches de fútbol. Mi Felipe VI está buscando monárquicos y no se le ocurrió mejor sitio para encontrar fans que en los campos de fútbol del Reino. Ayer llevó a la pequeña Sofía a aplaudir al Atlético de Madrid. Yo quería que llevara a las dos niñas, pero dijo que con una tenía suficiente. Es de los padres que lleva a las niñas al fútbol de una en una para que nos e le peleen. No creo que fuera para tanto. A mis hijas les gustan los futbolistas, no el fútbol.  Lo mismo me pasaba a mí a su edad.

 Cuando eres niña sólo piensas en forrar las carpetas con fotos de chicos guapos y famosos. No es que los futbolistas sean muy guapos en general, pero son millonarios. Sólo por sus millones vale la pena forrar la libreta de matemáticas con sus imágenes. Mi doncella Maripuri opina lo mismo. 

 -Yo me casaría con  Cristiano Ronaldo, mi Reina, aunque no me gusta. Es un hombre que te quita de pobre. No tendría que mirar los precios en el supermercado.
 -Tampoco en las tiendas de ropa, Maripuri. Ese hombre está forrado.
 -Usted no deje a Felipe VI, mi Reina. No haga como hizo Mar Flores. ¿Sabe que anda liada con un colombiano rico? Me lo contaron los espías del Reino.
 -Pensé que nuestros espías se dedicaban a otro tipo de espionaje.
 -No, mi Reina. A los espías les gustan mucho las famosas.

 Mi cabeza da vueltas. El país sin Gobierno y los espías espiando a Mar Flores. Tendría que decirle a mi Felipe VI que hiciera algo, pero mejor no lo molesto. Parece que sólo le preocupa el éxito de los equipos de fútbol españoles. Es como todos los hombres españoles: mucho fútbol y poca cabeza.

 Mi Felipe VI pasa tanto de la política que tengo que atender yo las llamadas de Pablo Iglesias. Llama todos los días. El otro día me dijo que Pedro Sánchez sería su vicepresidente.

 -No hagas las cuentas de la vieja, querido Pablo -le aconsejé-. No suelen dar resultado.
 -Yo ganaré las elecciones.
 -Estoy hablando en serio.
 -Yo también, Pablito, querido.

 Colgó enfadado. Me recuerda a Jaime Peñafiel: siempre se enfadan, pero siempre vuelven a llamar. Peñafiel no está llamando mucho últimamente. Creo que trabaja a destajo. Es un capitalista. Cobra pensión de la Seguridad social y sueldo de "El Mundo".
 
 Mi pequeña Sofía no regresó muy contenta del fútbol. Se encerró en su cuarto y se puso a leer el cuento de Caperucita.

 -¿Qué haces, hija? Ese cuento lo sabes de memoria.
 -Soy fan del lobo.
 -Hija, a ti el fútbol te afecta a las entendederas.
 -Estoy cuerda, mamá. 
 -Espero que no acabes como Juana la Loca.
 -Todavía no encontré a mi Felipe el Hermoso.
 -¡Sofía!
 -Ni creo que lo encuentre entre tanto futbolista. Todos querían darme besos y a mí no me gusta que me besen. Prefiero dar la mano.

 Mi Sofía me está saliendo rarita. Dice mi suegra que se parece a mi cuñada Cristina. Yo la veo más parecida a ella. Es como doña Sofía en gustos. Hasta le gusta la música clásica. Quiere que se la pongamos para dormir.

10 comments:

mark said...

Nosotros hombres no tenemos sólo mujeres ,cervezas y fútbol en la cabeza en nuestra defiensa .
Yo y mi primo somos fanáticos del fútbol porque rappresenta la nación mejor que los políticos y te hace parte de algo:l equipo,los maravillosos himnos groseros que insultan los adversarios las peleas y los puños después del partido si ve un partido en Italia esto es parte de ti,él tuyo desahogo favorito.
También en el extranjero canto mis himnos y soy listo para luchar por los blancos negros del Udinese o por el Atlético de Madrid.
Esto es el fútbol el vuestro aburre porque no puedes usar los coros,no están los fanáticos.
En Italia tenemos los verdaderos partidos y el verdadero fútbol sin censuras .
Participación del público .
Si su hijas no son fans del fútbol no podrían hablar de nada con los futbolistas o los italianos.
Pero a las mujeres no le gusta casi para nada el fútbol y esto es verdad,pero utilizar un hombre por el dinero es horrible! Todos como usted tenemos el derecho de ser amados y no ser utilizados, si no fuera así los hombres que tratan las mujeres como objetos tendrían razón ...pero yo no lo hago,yo respeto las mujeres y soy recambiado.
Muchas mujeres son infieles por cosas menos graves y yo digo si estamos cambiando así porqué los hombres son los últimos a saber de esto.
Quiero disfrutar yo también de esta nueva forma de actuar sin culpas...me digan las mujeres cuando puedo empezar y no me digas nunca porque yo no soy tonto.
Ahora en Italia es casi permiso todo:la iglesia no tiene más voz en nada,la fidelidad no es más obligatoria en ningún contexto, la pareja de hecho esta en lugar del matrimonio y adelante con el resto.
Sus hijas si estarían major de edad en Italia podrían siendo extranjeras hacer todo lo que desearían hacer...también hijos fuera de qualchier vínculo si dicen claramente al padre que no quieren verlo más...la descendencia sería asegurada sin compromisos de por vida o daños de imagen y sin engañar ningún hombre.
Somos el país de los juegos y ninguno es engañado en la mayoría de los casos sólo uno sobre tres sería engañado por ser demasiado conservador.

Mª Ángeles Cantalapiedra said...

eres la caña, majestad, contigo siempre me rio, buen finde

Reina Letizia said...

Súbditos míos:

Me alegra saber que pongo una sonrisa en vuestras caras. Me gusta hacer feliz a la gente. Soy como el fútbol para los hombres, querido Mark. Una diversión para salir de preocupaciones.

Besos de Reina

Diario de una Miss Culta said...

Me gusta viajar. El fútbol no va conmigo. ¿Qué te parecen mis viajes? Los cuento en mi blog.

Bssss

TORO SALVAJE said...

Majestad siga así de inteligente y lúcida.

A sus pies.

Anonymous said...

QUE HERMOSA ESTA LA INFANTA SOFIA

club de desempleados said...

Nosotros también vamos mucho al fútbol. Nos colamos porque no tenemos pasta.

Reina Letizia said...

Súbditos míos:

Me alegra saber que os tengo a mis pies. Por favor, limpiadme bien los zapatos. Los quiero brillantes.

Besos de Reina

Escritora anónima said...

Yo no limpio zapatos, majestad. Ni siquiera los suyos. A mí me tiene sentada a su lado, no a sus pies.

Bsssss

mark said...

Tienes razón escritora anónima !
Yo soy italiano, estoy subordinado a la República italiana y al dinero...yo no limpio los pies o los zapatos de ninguno,yo soy libre,la mi prensa es libre y no tenemos miedo de nada.
Luchamo desde siglos por la nuestra libertad,determinación y por NO ser sumisos desde los extranjeros.
Yo no limpio nada y no me submito a ninguno claro! L Italia llevo la civilta en Europa, con la Francia también el derecho y ningun extranjero tiene el derecho de darme órdenes.
La Constitución de Italia empieza así: l Italia es una república democrática, fundada por el trabajo de los italianos.
Y un otro artículo dice : es ciudadano italiano el hombre o la mujer que tiene ascendientes,padres italianos por sangre...la nacionalidad italiana por sangre es perpetua y no es consentido renunciar a ella en ninguna circunstancia.
Esto me confiere libertades y tutelas también desde una suya venganza. El rey es una figura puramente representativa como el mío presidente de la República: mismos poderes pero el presidente tiene un precio menor.
Usted sólo puede hacer de mujer florero y nada más porque el Parlamento habla y usted debe obedecer sin discutir.
No puede ni podrá darme órdenes!
Si usted viene en Italia sin el Regio título no es ninguno porque desde el 1946 los títulos nobiliarios italianos y extranjero no tienen rendidas y valor...en palabras simples usted sin el título de reina sería sólo una normalisima mujer sin nada solo el empleo de periodista que es pagado sólo si el servicio o el artículo es bueno o vende...y no creo que usted sería tan capaz y paciente.
Y debería pagar las impuestas y en Italia son muy caras gracias al Parlamento europeo.

Tarot gratis

AMAZON











My Blog List