Moda Letizia

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...
Y NO NECESITARÁS UN PRÍNCIPE

ADPV

Amazon te vende....




Monday, February 11, 2013

Para ti, mamá, por haber sido como fuiste

 Hoy tendría que escribir un post de princesas, doncellas que se llaman Maripuri, cocineras, un contable que se me murió un día y hablar para reirnos todos de un Urdangarín que le ha salido a los suegros duque rana, pero no puedo. Ni siquiera puedo escribir y los estoy haciendo en este teclado de ciber barato que he encontrado al lado de un supermercado.
 
 Hoy tendría que arrancarle a alguien una sonrisa y no puedo ni poner mi risa. Pero la vida dicen que sigue y yo tengo que seguir por ella.
 
 Mamá murió. Me lo dijeron el lunes cuando la madrugada marcaba las cuatro.
 
 Me recuerdo diciendo que voy a buscarla, corriendo por casa sin hacer ruido, arreglándome, llamando a unos familiares con los que no tenía contacto, intentando no despertar a mi padre.
 
 Me recuerdo en el taxi sin poder contener las lágrimas.
 
 Me recuerdo saliendo del taxi delante de la residencia de la Xunta en la que estaba pasando un mes.
 
 Me recuerdo diciéndole a papá que no entrara, que me esperara y papá preguntando si ... mamá había muerto.
 
 Me recuerdo enfrentándome al médico, diciéndole sin lágrimas que él había matado a mi madre.
 
 
 Usted ha matado a mi madre.
 
 
 Mamá...
 
 Y yo te llevé allí, a aquella maldita residencia de Oleiros para que te mataran sin saberlo.
 Y yo iba todos los días a verte y no me daba cuenta de que te estaban matando.
 
 Aquella mano hinchada...
 
 No era nada decía el cabrón del médico que te mató. ¡Vaya si era! Estabas muriendo y yo no estaba allí para sacudirte como el día que casi mueres en casa, como aquel día en el que papá gritaba que ya estabas muerta, que los médicos te habían matado, como aquel día en el que despertaste otra vez en mis brazos y corrimos contigo a Urgencias.
 
 Yo no estaba allí para apartarte la Muerte a puñetazos, para poner inyecciones de Clexane, para acercarte a los labios un cucharilla de agua, para detener tu tos, para pasar mis manos por tu cara, para decirte lo que nunca me atrevía a decirte: que te he querido con toda mi alma.
 
 Te fuiste con una fotocopia de mi título de Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales en tus manos muertas de dolor.
 
 Te fuiste con una flor blanca y un libro de relatos con un puñado de poesías manuscritas metidas en la página donde estaba uno de mis relatos sobre tu caja.
 
 Te fuiste dejándonos solos.
 
 Te fuiste porque llegaron los cabrones del PP con sus recortes y te pegaron el tiro que nos pegan a los pobres: la muerte por falta de recursos para sanidad.
 
 Te fuiste...
 
 Y no puedo perdonar tu muerte porque a ti te mataron los médicos del PP, esa derecha que nos pisa a los pobres y que yo tanto odio.
 
 Mamá...
 
 Me duele el alma.


4 comments:

calmA said...

Querida Letizia, me ha alegrado tanto como sorprendido tu comentario en mi blog, después de tanto tiempo, pero sé, que siempre has estado ahí, y que yo sigo ahí, en tu lista de amistades, de la gente del cariño, porque siempre te sentí cercana, y te aseguro que sé muy bien cuando el cariño es verdadero, y hoy me lo has demostrado, hoy has venido a por mimos, donde sabes los ibas a encontrar, de corazón, hoy llego aquí después de años, y me encuentro con esta dolorosa noticia de la muerte de tu madre; querida niña, sé que no hay consuelo cuando se muere un padre o una madre, sé, cuando además de dolor, sientes ira, conozco la sensación Leti; a mi padre también lo mataron hace 17 años, y me hacía tanta falta... y fue en la clínica Quirón; como a un perro lo dejaron morir, le habían perforado todo el intestino, se moría de dolor, y el hijo puta del médico decía que eran gases, y nosotros unos quejicas, por protestar. Entró por una simples piedrecitas en la vesícula, pero no de urgencias, programado con meses, y por laparoscopia; dos días y a casa, nos dijeron... -fueron tres y al cementerio-.
Ya sé, ya sé que no hay consuelo querida, pero sepas que te entiendo; entiendo muy bien por lo que estás pasando, te dejo todo mi cariño, mi apoyo y mi amistad, si necesitas de mi, ahí estoy siempre; sé fuerte, apoya a tu padre, ahora es el que necesita más cuidados, mi madre enloqueció, luego lo duro, fue sacarla a ella a la vida. Mucho ánimo mi niña, tu madre, debió de ser una gran mujer, siempre estará en ti, búscala en tu interior y en una estrella, yo los tengo los dos bailando en una de ellas. Un abrazo grande y el cariño.

TORO SALVAJE said...

Con los recortes en sanidad nos están clavando el ataúd.

Besos.

calmA said...

Espero que los días te traten suave.
Estoy, te recuerdo.

Besos

Princesa Letizia said...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Me encuentro algo mejor porque toca seguir, aunque sólo sea por mi padre. Gracias, Calma, toro salvaje y gracias a todos.

Besos de la no princesa

Tarot gratis

AMAZON











My Blog List