Moda Letizia

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...

EL DINERO TE HARÁ FELIZ...
Y NO NECESITARÁS UN PRÍNCIPE

ADPV

Amazon te vende....




Wednesday, December 13, 2006

Una canción para mi

 Letizia segundo embarazo Juan XXIII
 
 Mi Felipín no oyó cantar esta noche. Le pregunté a Maripuri y tampoco había oído nada. Al resto del servicio no le pregunté porque son enchufados de doña Sofía. Si la Reina se entera de que tenemos fantasmas nos envía a la duquesa de Alba para que nos dé clases de cómo vivir con nuestros antepasados fantasmagóricos. Cayetana Alba es una experta en ese tipo de convivencias. Tiene fantasmas en todos sus palacios empezando por el de Liria y terminando en su casita de Sevilla.
 
 A mi me gusta nuestro antepasado aunque sea fantasma. Estoy enamorada de don Juan de Austria. Esta noche cantó una canción desesperada y me llamó mi Reina. Humm... ¡qué bien suena! Mi Felipín dice "la Princesa y yo". ¡Y lo que le costó! Quería decir "mi esposa y yo" como si fuéramos un matrimonio de Vicálvaro.



LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com

2 comments:

Anonymous said...

A La Orilla De La Chimenea


by N/A
Puedo ponerme cursi y decir que tus labios
me saben igual que los labios que beso en mis sueños,
puedo ponerme triste y decir que me basta
con ser tu enemigo, tu todo, tu esclavo, tu fiebre tu dueño
y si quieres también puedo ser tu estación y tu tren,
tu mal y tu bien, tu pan y tu vino, tu pecado tu Dios tu asesino,
o tal vez esa sombra que se tumba a tu lado en la alfombra
a la orilla de la chimenea a esperar que suba la marea.

Puedo ponerme humilde y decir que no soy el mejor
que me falta algo para atarte a mi cama,
puedo ponerme digno y decir toma mi dirección
cuando te hartes de amores principescos, de un rato me llamas
y si quieres también puedo ser tu trapecio y tu red,
tu adiós y tu ven, tu manta y tu frío, tu resaca, tu lunes, tu hastío,
o tal vez esa sombra que se tumba a tu lado en la alfombra
a la orilla de la chimenea a esperar que suba la marea.
O tal vez ese viento que te arranca del aburrimiento
y te deja abrazada a una duda, en mitad de la calle y desnuda.
O tal vez esa sombra que se tumba a tu lado en la alfombra
a la orilla de la chimenea a esperar... (acaso otra señal)


De Juan Sánchez para mi reina (que no princesa).

Anonymous said...

Tiempos de tecnología
donde hasta los sueños
no cejan en su empeño
y donjuanelfantasma
tiene correo
de yahoo

De Juan Sánchez para mi Reina (que no princesa).

Tarot gratis

AMAZON











My Blog List